¡Síguenos!

Opinión

Enhorabuena Barça, pero la gloria no está en la Liga

Para un gran club, la Liga es un complemento, una colección de alegrías cotidianas que funciona mejor como homenaje a los aficionados que como acopio de gloria.

Si yo digo que las ligas no se disfrutan como antes, ustedes me responderán que eso ocurre (me ocurre) porque no las gana el Madrid, y ya se sabe lo que pasa con los osos cavernarios. No cambiaré de opinión, pese a todo. Cuando el Real Madrid perdió la Liga de 1981 a manos de la Real Sociedad y a pies de Zamora pensé que había llegado al nivel máximo de las desdichas humanas. Ninguna Liga me alegró tanto como me dolió perder aquella, lo que significa varias cosas al mismo tiempo: ya era un niño con tendencia a la melancolía, el torneo era importante, era costumbre que lo ganara el Madrid y la Copa de Europa nos quedaba bastante lejos.

Todo ha cambiado desde entonces, a excepción de mi melancolía. Desde que la Copa de Europa es una competición al alcance, el valor de la Liga ha disminuido de forma considerable. Esto lo niegan con vehemencia los campeones y Zidane, pero no se engañen; lo hacen para consolarse o para estimular a los jugadores, igual que se les dice a los niños que si comen verduras se harán más fuertes.

La Liga, analizada desde la perspectiva de los favoritos, es un torneo que se disputan cada temporada dos equipos, tres a lo máximo, mientras la Champions es un campeonato más incierto y competido, engrandecido a partir de los cruces. Proclamar las excelencias de la regularidad, tal y como hace Guardiola, es otro cuento para niños. Para un gran club, la Liga es un complemento, una colección de alegrías cotidianas que funciona mejor como homenaje a los aficionados que como acopio de gloria.

Dicho esto, la 26ª Liga del Barcelona tiene valores añadidos. En primer lugar, le sitúa a siete títulos de los 33 del Real Madrid; cuando debutó Messi en 2004, el Barça estaba a trece campeonatos (29-16). Atrapar al Madrid en ese apartado implicaría un vuelco deportivo y psicológico, casi inasumible para los aficionados de mi generación y anteriores. La grandeza del Real Madrid no solo se construye a partir de sus conquistas europeas, sino también desde su dominio histórico en la Liga.

Que el Barça haya ganado ocho de once últimas Ligas es un mérito inmenso que debe ser reconocido y resaltado. Señala la importancia de apostar por un estilo, apunte que debería hacer el Madrid/Florentino en su libreta de notas. Desde que llegó a Cruyff al banquillo, el Barcelona ha ganado 16 títulos, por los diez había sumado hasta entonces en toda su historia.

La avalancha también define a Messi como futbolista. Nunca existió un jugador tan constante en la excelencia, tan interesado por cada partido y por cada jugada, sin importar el rival. Nunca hubo uno mejor, aunque todavía haya japoneses en islas del Pacífico que siguen proclamando a Maradona. Su gol al Levante le deja a dos de los 600, cifra que alcanzó minutos antes Cristiano. La diferencia es que Messi nunca ha marcado goles para engordar estadísticas personales, sino en favor de su equipo. Se observa mejor al repasar las asistencias: 231.

Lo dicho, enhorabuena a los premiados. Nunca sobran los motivos para disfrutar. Pero el tesoro espera en el Metropolitano. Allí el Barcelona tendrá la ocasión de desmentir lo que dicta la historia más reciente. Que las dinastías ligueras no tuvieron extensión en Europa. La gloria está allí. Lo de ahora es una excusa para hacer un picnic nocturno y dura poco más que un chicle de menta. Y ya no hay chicles como los de antes.

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

1 Comment

1 Comment

  1. Francisco

    28/04/2019 at 21:20

    Por eso gana el Rayo al Madrid, porque la liga ni fu ni fa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Opinión

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies