¡Síguenos!

Copa América

El entrenador de La Masía que puede eliminar a Messi

Cuando Messi llegó, Félix ya estaba allí. La Pulga arribó a Barcelona en 2001 y para entonces Félix Sánchez Bas ya llevaba varios años entrenando en las categorías inferiores del FC Barcelona. En La Masía estuvo hasta 2005 cuando emprendió un viaje hacia lo desconocido camino de Qatar. Entonces eran pocos los que conocían la Academia Aspire y el embrión de lo que allí se estaba gestando. Félix estuvo casi desde la primera piedra y ahora casi 15 años después y tras pasar por todos los niveles de la pirámide futbolística disfruta de la oportunidad de su vida. Como seleccionador de Qatar ya ha llevado al pequeño emirato a reinar en Asia en un éxito sin precedentes. Camino de su Mundial, el del 2022, se tomaban esta Copa América como una preparación y una prueba de nivel. El siguiente reto es mayúsculo: dejar a la Argentina de Messi en la cuneta.

Fue Josep Colomer quien le convenció para irse a la aventura. En la Academia Aspire el talento español siempre había estado muy codiciado y muy bien valorado. Antes que Colomer y Bas, otros abrieron camino, como Iván Bravo, Director general de la Academia Aspire y Roberto Olabe, responsable de la sección de fútbol durante casi una década. En Qatar todo estaba por hacer y el reto de crear una estructura, perfeccionar y profesionalizar el fútbol del pequeño emirato del Golfo Pérsico fue un caramelo para Sánchez Bas: “El objetivo era mejorar el nivel del fútbol en país, crear una estructura y la paciencia que han tenido ha sido clave, porque está claro que cuando empiezas un proceso así las cosas no surgen y no se empieza a ganar el primer día”, reconocía el entrenador catalán tras conseguir la primera Copa de Asía para Qatar el pasado mes de febrero.

 


Una odisea en el desierto


Muy atrás queda ahora ese 2007 en el que Félix tomó las riendas de la selección sub-16 y se encontró con que solo había 220 fichas de jugadores federados en todo el país que hubieran nacido en el año seleccionable. Pero había más condicionamientos: “Por el tipo de sociedad que hay en Qatar hay que grabarles a fuego la competitividad y el espíritu de sacrificio. Son chicos acostumbrados a tener de todo”, reconocía Sánchez Bas en una entrevista en 2015. “Tienen más talento que hábito”, sentenciaba Roberto Olabe. Y es que los obstáculos se multiplicaban hasta límites insospechados producto también de otras circunstancias, de otras costumbres, de otra sociedad. Los chicos no estaban acostumbrados a jugar bajo la lluvia (porque en su país apenas llueve), tampoco a la presión de un estadio lleno, pues en Qatar hasta el día de hoy están semivacíos.

Ese trabajo iniciado por Félix Sánchez Bas tuvo continuidad en el tiempo. El entrenador también fue ascendiendo con ellos mientras las jóvenes promesas cataríes cumplían años. El objetivo era replicar e inculcar a los futbolistas una manera de entender el fútbol y un estilo de juego como el de La Masía azulgrana, aunque el míster puntualiza: “Decir que jugamos como el Barcelona sería mentir. Tenemos nuestra manera de jugar. Evidentemente, nos gusta ser dominadores del juego, pero también entendemos que en muchos partidos no podemos serlo porque el rival es el que es. Hay que dominar todas las facetas del juego y estar preparados para afrontar distintos tipos de partidos o distintas fases en un mismo partido”. Antes de alcanzar la selección absoluta Sánchez Bas dirigió a las selecciones sub-19, sub-20 y sub-23. Él también ha ido creciendo como técnico a la par que sus futbolistas, para los que no es un simple entrenador, es casi un segundo padre.

Su primer gran éxito llegó precisamente con la selección Sub-19 que además de estar entrenada por Félix Sánchez Bas contaba con la inestimable ayuda de los consejos e incluso entrenamientos específicos para los delanteros de Raúl González Blanco. “Estaba presente en las reuniones de metodología, de estructuración de las categorías inferiores y de formación. Pero luego saltaba al campo y hacía ejercicios específicos con los delanteros para que aprovechen todos los recursos de los que disponen”, rememoraba el técnico catalán en 2015. Tanto se involucró Raúl con aquel equipo que incluso viajó a Myanmar, donde se disputó la Copa Asía Sub-19, como parte del cuerpo técnico de la selección. Era la primera vez en su historia que Qatar levantaba un trofeo. La siempre curiosa mirada de Raúl estaba en primera fila.

Tras su marcha el testigo lo cogieron primero Xavi Hernández y luego Gabi. “Son un referente para los jugadores de la selección de Qatar. Cuando llegan aquí demuestran lo que es ser un jugador profesional, implicado y querer estar listo para competir. Eso influye de manera muy positiva en nuestros jugadores”. Así hablaba Bas tras conquistar ya con la selección Absoluta la Copa de Asia. Jugadores del nivel de Xavi y Gabi son referentes para los más jóvenes y un ejemplo de cómo hay que comportarse y entrenarse para llegar a ser un gran futbolista. Los éxitos han llegado incluso antes de lo esperado. Y es que tanto la pasada Copa de Asia como la actual Copa América —también están invitados para la próxima edición— estaban concebidos como torneos de preparación, aprendizaje y mejora de las diferentes situaciones deportivas y extra deportivas que iban a encontrarse en su Mundial.

 


La Argentina de Messi


La novedad y el exotismo que puede representar Qatar en esta Copa América pronto quedó en anécdota. Solo hizo falta que el balón echara a rodar para advertir que los pupilos de Sánchez Bas habían llegado hasta Brasil con ganas de reivindicarse, con hambre por competir. Así lo demostraron en su debut ante Paraguay, donde tras un inicio titubeante y con varios de sus pesos pesados más nerviosos e imprecisos de lo habitual tuvieron el coraje de remontar un 2-0 a los guaranís. Lo hicieron en el imponente Maracaná, en el que su estrella Almoez Ali, ya dejó destellos de su clase, más allá del gol que marcó. En el siguiente envite ante Colombia, Qatar mejoró en concentración defensiva y durante casi todo el partido pareció un muro infranqueable para los cafeteros. Solo una genialidad de James y el idilio con el gol que vive Duvan Zapata esta temporada consiguió tumbarlos.

Menos sorprendente de lo que podría parecer a tenor de lo visto en la última Copa de Asia. Allí el combinado dirigido por Félix Sánchez Bas ya se impuso a Líbano, Corea del Norte y Arabia Saudí (la más experimentada y con más calidad de las cuatro) en la primera fase. En octavos superó a Irak y la machada se produjo en cuartos ante Corea del Sur, que era la gran favorita para conquistar el trofeo. En semifinales pasaron por encima de Emiratos Árabes (4-0) y se plantaron en la final con un balance de 6 victorias, 16 goles a favor y ninguno en contra. En la final se impusieron a otro de los grandes favoritos al título, Japón, por 1-3. En ese campeonato ya destacó por encima del resto Ali Almoez, quien se convirtió en el pichichi del torneo con 7 goles a sus 22 años. Su compañero Akram Afif lideró el ranking de asistencias con cinco.

Tanto uno como otro tienen pasado español. Ali jugó en la Cultural Leonesa (con quien Aspire tiene un contrato de cesión de jugadores) y Akram lo hizo en el Sporting de Gijón y en el Villarreal. Al igual que el resto de los convocados por Sánchez Bas, los encargados de detener a Messi, la pareja de centrales, sobresalen por su juventud y su contundencia defensiva. Tarek Salman (21 años) y Al-Rawi (21 años) fueron otra de las claves de la pasada Copa Asia, aunque nunca se han enfrentado a un reto como el de esta noche: la Argentina de Leo Messi o Messi con Argentina. Quizá asuste menos que si lo vieran vestido de azulgrana, pero el 10 albiceleste es más líder que nunca de su selección y más consciente que nunca también del ridículo histórico que supondría una derrota e incluso un empate con Qatar. Bas, por si acaso, repasa sus apuntes y recuerda los días en que en La Masía le empezaron a hablar de un tal Lionel Andrés Messi. Esta noche lo tendrá en frente.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Copa América

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies