¡Síguenos!
Ancelotti y Zidane, dos de los últimos inquilinos del banquillo madridista. / Foto: DPA/Cordon Press

Real Madrid

Entrenador del Madrid: profesión de riesgo

Pese a ser el tercer club europeo con más títulos desde el año 2000, el conjunto madridista acumula ya 16 técnicos diferentes en el siglo XXI

Uno de los sobrenombres más bonitos del mundo del fútbol es el del Internazionale de Milán. Al conjunto nerazzurro se le conoce como La Beneamata, La Bienamada, aunque, según dictan los datos, no es un club al que se le declare fácilmente amor eterno. Sobre todo si tu profesión es la de entrenador: en lo que va del siglo XXI, hasta 17 técnicos han ocupado el banquillo interista, que ha vivido en ese mismo espacio de tiempo 18 cambios de inquilino (Roberto Mancini y el interino Stefano Vecchi repitieron la experiencia). No en vano, la inestabilidad deportiva del Inter es inherente a su idiosincrasia. Sin ir más lejos, la mejor época de su historia la alcanzó con un entrenador, Helenio Herrera, que ya había sido despedido por su presidente Angelo Moratti después de dos temporadas en el cargo. Pero El Mago nunca dejó de ser el técnico de los milaneses. Le salvó que Italia fracasara en el Mundial de Chile 1962 (eliminada en la fase de grupos), que Edmondo Fabbri se convirtiera en seleccionador transalpino tras renunciar a su acuerdo verbal con el Inter y que Moratti se quedara sin margen de reacción para buscar una nueva opción para su banquillo tras el fiasco de Fabbri. Después de aquella sucesión de casualidades, el Inter de Helenio Herrera ganó tres Ligas italianas y dos Copas de Europa consecutivas (y también dos Copas Intercontinentales). Se dice que el Internazionale suele ser un club simpático en el fútbol europeo por su azar: cuando las cosas no pueden ir mejor siempre acaba derrotado, pero sus grandes éxitos nacen desde toda clase de imprevistos intrincados. Lo que sucedió con Helenio Herrera es el paradigma.

El Real Madrid, en cambio, tiene poco azar en su idiosincrasia: desde que se inventaron las competiciones europeas no se conoce mayor dominador continental que el club madridista. Sin embargo, en el siglo XXI, la entidad blanca es la alumna aventajada del Internazionale: tras la destitución de Julen Lopetegui y la llegada de Santiago Solari como interino en el banquillo de Chamartín, el Madrid acumula ya 16 entrenadores desde el año 2000. De ellos, 13 técnicos corresponden a las dos épocas de Florentino Pérez como presidente del Real Madrid. El número es lo suficientemente alto como para tenerlo en cuenta, aunque el presidente madridista todavía se encuentra relativamente lejos del gran devorador de entrenadores de la historia del balompié nacional, Jesús Gil: el máximo mandatario del Atlético de Madrid tuvo 26 entrenadores diferentes y 39 cambios de técnico en los 16 años que estuvo al cargo del conjunto rojiblanco. Por cierto, el Atleti está igualado con los madridistas en el segundo puesto de cambios en el banquillo en el siglo XXI entre los grandes equipos europeos (al igual que los blancos, también lleva 16, contando con las dos etapas de Gregorio Manzano y con la interinidad de Santi Denia). Diego Pablo Simeone ha sido el único capaz de acabar con esa dinámica de relevos en el banquillo rojiblanco y, al mismo tiempo, de situar a los colchoneros en la élite europea: siete de los nueve títulos del Atleti desde el año 2000 han llegado con el argentino al mando.

Mientras, entre los entrenadores que han sido cesados o que han decidido abandonar el puesto de técnico del primer equipo del Real Madrid se encuentran los nombres de Vicente del Bosque, José Mourinho, Carlo Ancelotti y Zinedine Zidane. Ninguno de ellos aparece en estas líneas por casualidad. El español es el cuarto entrenador más laureado de la historia del club blanco, el portugués el octavo (igualado con Luis Carniglia y Miljan Miljanic), el francés el segundo y el italiano el sexto (igualado con José Villalonga). Por lo tanto, el carrusel de técnicos madridistas tampoco debe explicarse desde una perspectiva de ausencia de títulos aunque su nivel de exigencia sea inhumano: el Real Madrid ha logrado 26 títulos en el siglo XXI. En la lista de los grandes clubes europeos, únicamente dos entidades superan al Madrid en entorchados desde el año 2000: el FC Barcelona y el Bayern de Múnich, ambos con 33 títulos. Además, ambas escuadras también están equilibradas en el número de entrenadores diferentes en estos años (10 entrenadores), si bien los muniqueses han tenido en total 12 cambios de técnico (Ottmar Hitzfeld y Jupp Heynckes repitieron en el banquillo del equipo bávaro).

Ni siquiera clubes considerados históricamente como auténticos devoradores de entrenadores se acercan a los datos actuales del Internazionale, el Atleti y el Real Madrid. El AC Milan ha contado con 14 técnicos diferentes en esta época a pesar de vivir una de las mayores crisis de su historia y haber sumado solamente 11 títulos, mientras que entidades del potencial económico del PSG o de la Juventus apenas superan la decena de técnicos diferentes: ambos acumulan 11 entrenadores diferentes pese a haberse alzado con 24 y 18 títulos, respectivamente. En cualquier caso, si nos atenemos a los ejemplos pasados, la ausencia de campeonatos no garantiza tampoco la estabilidad: el Borussia Dortmund suma 7 títulos y 12 entrenadores diferentes. La búsqueda del éxito es una amante caprichosa y enajenada.

Tan caprichosa y enajenada como lo es, ciertamente, el dinero. El desembarco de los nuevos ricos en el mundo del fútbol ha alterado hasta un ecosistema tan calmado tradicionalmente como el del balompié británico. En ese nuevo orden cortoplacista destaca el Chelsea, que en el camino hacia sus 18 títulos en el siglo XXI ha tenido 14 entrenadores diferentes y 16 cambios de técnico tras las dobles visitas de Mourinho y Hiddink al banquillo de Stamford Bridge. El Manchester City, con 9 entrenadores diferentes, y el Tottenham Hotspur, con 11, tampoco se quedan atrás, aunque un nuevo míster a veces no se convierta obligatoriamente en un revulsivo: los sky blues acumulan 9 títulos desde el año 2000, los spurs una Copa de la Liga. Por el contrario, la defensa de la filosofía ancestral en Inglaterra la protagonizan los antiguos campeones, los que siempre estuvieron (algunos más que otros), el Manchester United, el Liverpool y el Arsenal. Desde que empezó el siglo XXI, solo cinco entrenadores se han sentado en Old Trafford y seis en Anfield Road y reds devils y reds han continuado alzando copas: 23 los de Manchester y 11 los de Liverpool. También ha continuado levantando trofeos el Arsenal (13 en total) y eso que el Emirates Stadium solo ha conocido a dos entrenadores: Arsene Wenger y Unai Emery. Aunque alguien se empeñe, la comparación de este Arsenal con este Real Madrid es imposible de hacer. Y, aun así, la haremos.

Porque, precisamente, hay un libro de un aficionado gunner que es interesante traer a colación. Se trata de Fever pitch, de Nick Hornby. En esa obra, el escritor inglés cuenta sus andanzas como aficionado del Arsenal desde el año 1968 al año 1992, 24 años en los que el club londinense levantó solamente ocho trofeos. ¿Saben cuántos entrenadores tuvo el Arsenal en ese periodo de tiempo? Cinco entrenadores. Ahora, ¿saben cuántos trofeos ganó y cuántos entrenadores diferentes tuvo el Barça en ese mismo periplo de tiempo? 20 trofeos y 19 entrenadores. Por último, ¿saben cuántos trofeos levantó y cuántos entrenadores diferentes tuvo el Real Madrid? 24 trofeos y 10 entrenadores. Quizá, al final, gracias a Hornby, ya sí que se entienda la razón por la que el Madrid ha dejado de ser el Arsenal para convertirse con el paso de los años en el Internazionale. ¿El motivo? No son los títulos que no logras, sino los que logra tu rival.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies