¡Síguenos!
Omar Anguita
Omar Anguita en la sede del PSOE en Ferraz. FOTO: LUIS CÁRCAMO

Entrevistas

Omar Anguita: «El Barça está cometiendo un grave error que es politizarse en exceso»

Candidato al Congreso y Secretario General de las Juventudes Socialistas. Un joven político aficionado del Barcelona, socio del Atleti y simpatizante del Rayo. «Me gustaría que prestásemos más atención a los consejos de ministros, que a lo que diga después de un partido un futbolista».

Nada más recibirme, Omar Anguita, escogido líder de las Juventudes Socialistas en el verano de 2017, me confesó que era un culé acérrimo. Me recordó entre risas aquella pesadilla en forma de partido, cuando el Barcelona le endosó un 2-6 al Real Madrid en el Bernabéu, victoria que disfrutó como un niño. A cambio, y en justa correspondencia, recibió unos jugosos chascarrillos por mi parte sobre Roma y Liverpool. Antes, para romper el hielo, nos habíamos sumergido en una charla donde hubo tiempo para hablar de política, deporte y cultura.

—La Selección española de baloncesto se proclamó campeona del mundo con un entrenador italiano, cinco jugadores catalanes, tres madrileños… y hasta un andorrano. ¿Qué interpretación política le sugiere?
—Política poca, yo me quedo con la deportiva. Al final, yo creo que es un error mezclar deporte con política y lo estamos padeciendo en muchísimos clubes. Creo que la alegría de poder ver a tu Selección alzándose con el oro es una alegría compartida. A mí me da igual de dónde sea el entrenador, la procedencia de los jugadores… al final tienen una misma camiseta, un mismo objetivo que es ganar la Copa y ahí lo celebramos todos y todas con ellos.

—¿Por qué es más fácil entenderse en el deporte que en la política?
—Al final la política coge la parte más dura de la sangre, la parte más caliente de la sangre. Te separa mucho más porque entiendes que tú tienes razón frente a la persona que tienes enfrente. En el deporte sabes que a veces ganan unos, a veces otros, y no depende tanto de si llevas razón o no. Al final el deporte tiene una parte de suerte y es algo ajeno a la política que no define tu vida. La política te toca diariamente, te toca tu presente, te toca tu futuro y lo otro te toca más el corazón, es tu equipo, son tus colores… y también tu familia, porque muchas veces venimos de herencias familiares cuando apoyamos a un equipo y eso es lo que te toca.

De hecho, me comentaba antes de empezar la entrevista que es totalmente contrario a la contaminación política del deporte…
—Totalmente. Soy del Barcelona y sufro mucho cuando se mezcla la política con el club. Que hablen en catalán me parece fantástico, me parece maravilloso, estoy súper orgulloso de tener un himno en catalán, súper orgulloso de defender a un equipo que tiene la base en Barcelona y que además demuestra que es un equipo grandioso pero que está cometiendo un grave error que es politizarse en exceso, lo que aleja a los que defendemos el deporte como algo mucho más limpio ajeno a la política. Para los que estamos todo el día en la política, encontrarnos también con ella en el deporte nos hace tener la cabeza el 100% del tiempo en la política y no nos permite distender esa parte…

—¿Son Piqué y Sergio Ramos el símbolo de las dos Españas?
—Y sin embargo se llevan muy bien. Es decir, cada uno puede defender políticamente lo que quiere, pero al final tienen objetivos comunes y eso es lo que tiene que ocurrir también en política. No solamente hay que celebrar las diferencias entre los partidos, sino también hay que celebrar las similitudes, y es es lo que une a los partidos y a este país. Celebrar tanto las diferencias es un error y hay que empezar a celebrar más similitudes que tenemos los políticos y los partidos políticos, evidentemente, cada uno desde su punto de vista. Que Sergio y Piqué sean dos referentes me preocupa porque hay mucha gente joven que presta más atención a lo que dicen los futbolistas que a lo que realmente nos salpica, que es la educación, la cultura… Me gustaría que prestásemos mucha más atención a los consejos de ministros, porque nos afectan mucho más que lo que diga después de un partido un futbolista, entendiendo que lo hagan y entendiendo que la gente también los escucha.

—Los hermanos Gasol, dos símbolos del deporte español, se han declarado partidarios del “derecho a decidir”. ¿Existe alguna contradicción en defender a España y apoyar un referéndum en Cataluña?
—Nadie duda de que cuando juegan Marc Gasol ahora, o Pau antes, se dejan todo por la Selección, por la camiseta, porque son profesionales que entienden que el deporte es su vida. Son personas que votan y tienen derecho a tomar sus posiciones políticas y yo defiendo libremente que lo hagan, pero siempre desde el respeto y sobre todo también entendiendo lo que significa estar en la Selección española. Yo creo que lo hacen muy bien y que es perfectamente compatible.

—Xavi Hernández, campeón del mundo con la Selección en Sudáfrica, ha dicho recientemente: “Qatar no es un país democrático, pero funciona mejor que España”. ¿Cómo valora estas declaraciones?
—Como culé, me duelen. Me duelen porque al final estás dejando ver o naturalizando que un país no sea democrático y eso es incompatible con la democracia y con la libertad que defendemos desde España. A Xavi, a Guardiola, a todos estos que desde fuera nos dicen que España no es una democracia yo lo que les digo es que habéis vestido nuestra camiseta, habéis defendido a España, habéis vivido en España… creo que hacemos un flaco favor criticando a España y defendiendo a países que no son democráticos.

—¿Manda más el presidente del Real Madrid que un ministro?
—Espero que no.

— ¿Manda más Messi que el presidente del Barcelona?
—Ahí no me importaría. Si gestiona tanto dentro como fuera del campo exactamente igual no tengo ningún problema. Es más, podría gestionar mi vida si lo hace tan bien como en el campo de fútbol.

—¿Es el Atlético el equipo del pueblo y el Real Madrid el equipo de régimen?
—Como abonado del Atlético de Madrid me gustaría decir que sí, como ciudadano no me gusta mezclar una cosa con otra. Creo que el Atlético de Madrid tiene una historia muy bonita y la del Real Madrid también tiene muchos éxitos. Volvemos a lo mismo, es un error mezclar la política con el deporte. Yo conozco a gente con muchísimo dinero que es del Atlético de Madrid y gente que es muchísimo más humilde y es vikinga. Celebremos el deporte todos juntos y separemos la economía de lo que tiene que ser un entretenimiento.

—¿Le gustaría que Guardiola fuera seleccionador español?
—Me gustaría verlo, porque me parece un grandísimo entrenador. Lo que me gustaría es verle en las ruedas de prensa si sigue con la política actual de criticar a este país. Es una persona que ha defendido esta Selección, nuestra bandera y que legítimamente puede defender lo que quiera en Cataluña incluso fuera de España, pero creo que al final tiene que ser consciente de que son líderes de masas que generan opinión y tendrían que tener un poco más de responsabilidad cuando salen en rueda de prensa.

—Vázquez Montalbán definió al Barça como el ejército de un país desarmado, Cataluña. ¿Fue una frase acertada?
—No. Mezclar ejército con deporte es un error, de la misma manera que mezclar política con deporte. El Barça es un club de deportistas, de muchísimas facciones, de muchísimos sectores que tienen que defender lo que significa La Masía y lo que viene significando el F.C. Barcelona. Mezclarlo con política no le hace ningún favor al Barcelona pero, sobre todo, tampoco hace ningún favor a quienes seguimos y amamos el deporte, como es mi caso.

—Se dice que el fútbol es de las pocas cosas que funcionan en España, pero el presidente de la Federación (Rubiales) y el de la Liga (Tebas) están en guerra. ¿Llevamos la discordia en la sangre?
—Somos personas que explotamos muy rápido. Entendemos en este país de libertad que tenemos el derecho a opinar y además lo ejercemos muy habitualmente. Yo espero que el problema que hay entre la RFEF y la La Liga se resuelva, por el bien al final de quienes amamos el deporte y amamos el fútbol, para que no nos salpiquen. Aquí lo único bueno es que creo que ninguno de los dos son especialmente conocidos a nivel de la juventud. Que se solucione, en última instancia lo que queremos es ver fútbol de la mejor manera posible.

—¿Está a favor de recuperar la Ley Beckham para atraer el talento deportivo a cambio de una menor carga fiscal para los deportistas?
—No. España no son solamente sus deportistas, España es su ciudadanía y nosotros entendemos que los impuestos equilibran nuestra balanza social y permiten acceder a lo que con tu bolsillo no podrías llegar como es una sanidad, una educación de calidad y gratuita… a eso se accede a través de los impuestos. Yo creo que aquellos que cobran más tienen que pagar más. Lo único que espero es que no volvamos a tener más casos de evasión fiscal, ni de paraísos fiscales, para evitar esa mala imagen del deporte. Al final parece que todo el mundo roba en este país, cuando en realidad son muy pocos los que han robado. Se desprestigia la imagen de este país, la imagen de la política y la imagen del deporte.

— ¿La filosofía del Athletic de Bilbao (que solo jueguen en su equipo vascos, navarros, vascofranceses o jugadores formados en el País Vasco) es discriminatoria con el resto de jugadores españoles?
— Yo no lo veo así, no me siento discriminado. Creo que es una tradición que no ejerce ningún tipo de presión ajena… Si el Athletic de Bilbao solo coge a gente de su cantera o a jugadores vascos o formados en el País Vasco me parece una de las muchas tradiciones que tiene el fútbol, que hay que respetarlas y que además demuestran también la inversión que hacen en la gente joven para poder formarlos y demostrar cien años después que pueden estar a buen nivel competitivo en España o Europa. Yo lo celebro y no creo que sea una discriminación.

— En 2013, la UEFA reconoció a la Federación de Fútbol de Gibraltar como miembro de pleno derecho, pero, por exigencia de España, no puede ser emparejada en ningún sorteo con la Selección española. ¿Tiene sentido todo esto?
—A mí personalmente me da exactamente igual, al final, entre nosotros, prefiero que nos emparejen con Gibraltar que con Francia, va a ser más sencillo para nosotros… Una vez más la política se mete dentro del deporte. Más allá de que lo entiendo por una parte, porque quizá podría ser conflictivo socialmente… pero sinceramente no creo que hubiese conflicto, ni nada de manera agresiva. Ni lo apoyo ni lo dejo de apoyar, creo que no es necesario, pero entiendo que en su momento tenía que ver más con la política internacional que con el deporte.

— España suspende en igualdad de género en el deporte. Un 41% de los hombres practican al menos 150 minutos de deporte a la semana, por 27’4% de las mujeres (datos Eurostat). ¿Cómo se arregla eso?
—Educación. Al final si entendemos la educación como crear ciudadanía… Lo leía el otro día en un artículo que decía que si hiciésemos más deporte al principio y la mantuviésemos durante toda nuestra vida nos ahorraríamos mucho dinero en Sanidad. El deporte es sinónimo de salud. Si ejercemos una presión al alumnado para entender el deporte como saludable, no como una asignatura más, sino como espacio de cooperación entre el alumnado y el profesorado para afianzar esos vínculos. Yo creo que la mayoría de los problemas sociales que tenemos radican en un problema de educación, como pasa en la violencia de género, como pasa en la violencia sexista, machista y racista. Creo que el deporte debería ser algo mucho más importante en la educación porque ejerce una presión positiva de esfuerzo, de superación y además sobre todo de cooperación porque al final son muchos los deportes que se pueden practicar de manera cooperativa y competitiva y que generan esa cooperación entre la gente que lleva a un futuro donde nos entendamos mucho mejor.

— En los dos últimos Juegos Olímpicos (Londres y Río), las mujeres consiguieron más medallas para España que los hombres. Sin embargo, las audiencias no respaldan el deporte femenino. ¿Por qué?
—Al final vemos que es a los deportistas de élite, a los hombres, a los que se le da más espacio en los medios y yo creo que ahí los medios de comunicación deberían empezar a tener más espacios para el deporte femenino que nos da quizá muchas más alegrías, aunque no se vean, que el masculino. Al final es verdad que hay una tradición española por la cual parece que son los hombres los que practican más deporte o los que siguen más el deporte, pero yo creo que el deporte femenino está empezando a crecer a pasos agigantados, y a ganar espacios en los medios. Yo espero que poco a poco, dentro de 15 o 20 años, digamos: «oye, ¿os acordáis cuando antes no se veía ningún partido de fútbol femenino en España y ahora tenemos uno, dos o tres a la semana?» Eso será un paso muy importante para poder, primero, equiparar los salarios de las deportistas y luego, evidentemente, para fomentar el deporte en el mundo laboral y social de la mujer para que sigan ejerciéndolo y sobre todo para que se le de ese espacio.

— ¿Cómo valora el crecimiento del fútbol femenino en España? ¿Es un defensor de las peticiones de las jugadoras y de una posible huelga?
—Absolutamente. Al final son profesionales que no pueden dedicarse plenamente a su profesión porque no tienen el salario que se lo permita. Es una auténtica vergüenza que, a día de hoy, solamente si eres hombre puedas acceder a un sueldo totalmente desmesurado, pero que si eres una mujer no tengas siquiera ese acceso. Yo creo que vamos avanzando poco a poco y además entiendo que se estás haciendo políticas en favor del deporte femenino y que poco a poco la sociedad va aceptando que es un deporte totalmente competitivo, que puede y debe ser equiparable al masculino. Estamos viendo como los estadios se van abarrotando, lo que te decía, espero que dentro de 15 o 20 años lo veamos con total naturalidad que un sábado, en vez de ver un Málaga-Betis masculino, lo veamos femenino. Eso será algo positivo y eso va a fomentar que la mujer acceda al deporte, algo tan necesario y positivo para evitar la discriminación en todos los sentidos.

— ¿Quién ha hecho más por la marca España, Nadal o Almodóvar?
—Cada uno en su competencia. Es decir, Nadal creo que es un deportista de élite en el cual todos nos podemos sentir reconocidos, que tiene también su opinión política, pero siempre lo hace todo desde el respeto, desde el total y absoluto respeto hacia nuestro país y hacia su ideal político. Y Almodóvar es un auténtico genio, creo que al final no se debe comparar entre el deporte y la cultura, o incluso dentro de la misma disciplina no se debe comparar a los profesionales. Cada uno tiene su deporte, cada uno tiene su espacio, cada uno tiene sus capacidades y cada uno las ejerce en su ámbito. Son dos auténticos genios. 

— ¿Para cuándo un Ministerio del Deporte?
—Buena pregunta. Yo creo que a día de hoy empieza a ser más necesario, porque empieza a haber una parte de la ciudadanía que reclama más espacio para el deporte dentro de la gestión legislativa del Gobierno, eso evidentemente es competencia del Presidente del Gobierno. Yo creo que se están dando pasos positivos dentro del Ministerio de Cultura donde se tiene ahora mismo esa parte de deporte y yo espero que si hace falta, el Presidente lo tome en consideración y si no que al menos las competencias estén muy bien marcadas para poder fomentar lo que te estaba comentando, que dentro de diez años estemos mucho más cerca de la igualdad también laboral dentro del deporte y también en los espacios publicitarios y en los espacios dentro de periódicos y televisiones.

— ¿Por qué están peor vistas las subvenciones a la cultura que al deporte?
—No te voy a negar la mayor, pero eso también depende de con quién hables. En mi caso no tengo a unas por encima de las otras, creo que al final lo que tienes que fomentar es aquello que nos une. La cultura es algo que nosotros exportamos hacia fuera, todo el mundo reconoce a Almodóvar, todo el mundo reconoce a Amenábar, todo el mundo reconoce a Penélope Cruz y eso es positivo. También reconocen a la Selección española y creo que lo importante es que lo bueno que tengamos tenga las suficientes subvenciones para poder seguir exportándolo. Yo espero que se sigan haciendo subvenciones a la cultura porque a día de hoy, se necesitan, sobre todo cuando se empieza, es muy difícil empezar en cultura, pero también es muy difícil empezar en el deporte. Hay ciertos deportes que solo tienen visibilidad cada cuatro años como puede pasar en el atletismo, con deportes que solo vemos en los JJ.OO y que requieren de mucha preparación y de muchas subvenciones para poder seguir creando y formando a esos profesionales.

NotaA La Contra se puso en contacto con PP, con PSOE, CiudadanosPodemosVox, pero únicamente Ciudadanos y PSOE accedieron a recibirnos durante la campaña.

Periodista. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. LaLaLandera. Tiene carácter, talento y, para colmo, nació cuando la mayor parte de nosotros ya teníamos media carrera hecha (o deshecha). Posee una gran habilidad para salir al corte en el fútbol y en la redacción, aunque es más de ponerla en la escuadra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Entrevistas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies