La otra España llama a la puerta - Selección - A la Contra
¡Síguenos!
Momento en que Sergio Ramos hace el segundo gol del partido. CORDON PRESS

Selección

La otra España llama a la puerta

La Selección española venció 1-4 en Gales con doblete de Paco Alcácer y sin despeinarse. El mediocampo jugó a gran nivel.

Los partidos amistosos nunca han sido tan irrelevantes como ahora. La Copa de las Naciones, sin que sepamos todavía lo que es, ha convertido los amistosos en una rareza casi folclórica. Jugar por el único placer de hacerlo, sin mayor motivación competitiva que defender el orgullo propio, es algo que solo hacen millones de personas en todo el mundo y muy pocos profesionales. En semejantes condiciones, y sin Bale sobre el campo, el Gales-España tenía muy poco que ofrecer, más aún cuando supimos que Luis Enrique presentaría una alineación experimental.

Ahora es fácil decirlo, pero puedo asegurar que en cuanto fijé mi atención en el once inicial —con cierta desgana, debo admitirlo— me detuve en los jugadores que conformaban el mediocampo: Saúl (23 años), Rodri (22) y Ceballos (22). Esa combinación mezcla como el Dry Martini. Observado en conjunto, el trío compone el centrocampista perfecto: arrojado pero sereno y sobrio aunque imaginativo.

Por una vez, la intuición no me falló: España se movió en la primera parte con una autoridad admirable y con el dinamismo oportuno. Últimamente asociamos el dominio con la somnolencia, pero existen otras alternativas. Se puede mandar y ser vertical, de hecho, esa fue la idea durante décadas; antes de controlar los partidos se pensó en ganarlos.

Es cierto que para conseguirlo, asegurado el balón, se necesita la colaboración de los delanteros. Y en este caso también fueron cómplices. Especialmente Paco Alcácer. El valenciano viene de marcar tres goles en 31 minutos con el Borussia Dortmund (seis en sus últimos 81 minutos) y está lejos de ser una casualidad. Cuando no busca el balón son los balones los que le encuentran a él. En su primer gol, recogió una pelota perdida y la colocó en una escuadra con una facilidad asombrosa, como si aquello fuera normal.

El segundo lo marcó Sergio Ramos y tuvo el valor de un desmentido antropológico. Si algo se podría esperar de una selección tan discreta como la galesa es que compensara con la cabeza sus limitaciones con los pies. Pues no. Los galeses son todavía peores en los balones aéreos. Tal vez sea culpa del cambio climático.

El tercer gol —no se había cumplido la media hora— tuvo de nuevo como protagonista a Paco Alcácer. La defensa de Gales despejó en la dirección menos recomendada (hacia la portería propia) y Alcácer ejerció de punta ratonero, dicho con el máximo respeto para el gremio de los delanteros y la amplia familia de los roedores.

La mejor noticia es que el marcador era la fiel consecuencia del juego. Sólo había algo que nos hacía fruncir el ceño: pensar que el once experimental pueda ser más atractivo/efectivo que el equipo titular. Se ve que no estamos entrenados para la felicidad.

Bartra marcó a la salida de un córner para completar la goleada y Vokes salvó el honor de la raza galesa con un gol en el minuto 89, impactado con una zona indeterminada entre la cabeza y el cuello.

No hubo más. El lunes jugaremos contra Inglaterra en Sevilla y si yo fuera Luis Enrique (me falta picante y leche agria) mantendría el mismo mediocampo y no cambiaría de delantero centro. Por comprobar si tuvieron una buena noche o esto ha sido el principio de varias docenas de buenas noches. Apuesto por la segunda opción. 

 

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: ¿Qué es la Nations League y por qué España se la juega ante Croacia? | Fútbol | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Selección

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies