¡Síguenos!
Los Hispanos ganaron 36-31 a Egipto. Foto: Cordon Press

Balonmano

España aprueba y saca plaza para el preolímpico

Los Hispanos vencen a Egipto por 36-31 en la lucha por el séptimo puesto. Tras una primera parte igualada, los de Ribera despegaron en la segunda. Cañellas y Pérez de Vargas, decisivos

La campeona de Europa estaba jugando en Herning un día antes de lo que les hubiese gustado. Este domingo Dinamarca y Noruega dirimirán el nuevo campeón del mundo y, si bien la lucha de esta tarde era menos glamurosa, probablemente no fuese menos importante. Era un mensaje repetido desde el principio que el objetivo era luchar por las medallas, pero la obligación era lograr billete para el preolímpico. Después de tres derrotas que impidieron lo primero, hoy se jugaba por lo segundo. El examen se aprobó y los españoles continúan teniendo a Tokio en el horizonte.

Un partido a vida o muerte con más deberes que ilusión es complicado de jugar. Si a eso se le suma la acumulación de encuentros (nueve en quince días) más las ausencias por lesión de los Danis (Sarmiento y Dujshebaev), el cansancio seguramente se repartiera igual en piernas y cabeza. La primera parte se desarrolló por unos derroteros de igualdad (en televisión no pudieron verse los quince minutos iniciales por solaparse con el Campeonato de Europa de patinaje) que dejó el marcador al descanso en 17-18 para Egipto.

Los síntomas eran los de otros días: los Hispanos atacaban bien –otra vez con Solé al mando con cinco goles– pero la defensa no funcionaba. El factor diferencial fue la aparición de los porteros en ambas porterías. Pérez de Vargas firmaba unos dignos números superiores al 30% y Hendawy se iba más allá del 60%. Ribera animaba a los suyos diciendo que la suerte de rebotes y pelotas divididas, hasta ese momento favorables al campeón de África, cambiaría porque se estaba haciendo un buen trabajo. Tenía razón con la predicción. Eso, y el paso a una defensa 5-1, viró el ritmo del encuentro hacia los intereses de España.

En el minuto 36 Cañellas ponía por primera vez a los nuestros por delante (22-21) después de más de diez minutos de desventaja. El lateral del Pick Szeged se juntó a Figueras, desde el pivote, y a Aleix Gómez, veloz en los contragolpes, para empezar a abrir brecha. El mejor trabajo defensivo era encabezado por las paradas de Gonzalo y las recuperaciones de Ariño desde el avanzado. España movía piernas, corría hacia adelante y todo fluía. El marcador se fue al 28-24 en el 45 y se hizo definitivo a falta de cinco minutos, cuando los europeos pusieron la diferencia en +7 (35-28).

El intercambio de tantos final colocó el electrónico en 36-31, con Cañellas yéndose hasta los nueve goles en diez lanzamientos y el cancerbero toledano con 35% de paradas.

El campeonato de Europa de 2020, meses antes de los Juegos, terminará de enfilar las posiciones en el preolímpico. Lo que ya se sabe es que la Selección estará allí. Sin brillar y con cierto sabor agridulce, al menos el alumno ha aprobado. Hubo tardes mejores y seguro que se volverán a ver. Son guerreros, son los Hispanos y conocen su oficio.

En la selva del periodismo, A La Contra me es un gran ecosistema donde habitar. No entiendo la vida sin deporte, así como tampoco sin historias. En este espacio intentaré contar las que piense pueden resultar interesantes, y hacerlo con estilo propio. Como Hornby, me enamoré del fútbol "tal como más adelante me iba a enamorar de las mujeres: de repente, sin explicación, sin hacer ejercicio de mis facultades críticas, sin ponerme a pensar en el dolor y en los sobresaltos que la experiencia trae consigo”

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Balonmano

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies