¡Síguenos!
Presentación de la selección de baloncesto. Oscar Gonzalez / Cordon Press

Selección

España-Estados Unidos: no hay amigos

España y Estados Unidos jugarán esta madrugada un partido amistoso, pero con una rivalidad histórica. Quien gane esta batalla, dará un paso muy grande de cara al Mundial de China 2019.

Cuando Estados Unidos y España se han enfrentado en los últimos años casi siempre ha sido con una medalla en juego. El combinado nacional ha sido el rival que más veces le ha anotado más de cien puntos a los Estados Unidos, pero el balance es 24-4 para los del país de las barras y las estrellas.

Aunque el partido de esta madrugada (04:00, hora española) sea un encuentro de preparación, contra Estados Unidos nunca se jugará de manera amistosa. Ambas selecciones parten como favoritas para ganar el Mundial de China 2019 y todo lo que sea demostrar superioridad antes de la competición servirá para ganar confianza de cara al torneo.

De los 28 partidos en los que se han enfrentado, tan solo cuatro veces hemos podido ver ganar a España. Seguramente, la victoria más recordada de nuestra Selección sea la conocida como La Noche Mágica de Bogotá. En pleno Mundial de 1982, en Colombia, se enfrentaron en la fase de grupos. España ganó por 109-99. Las crónicas de la época relatan el excelso partido de Epi (28 puntos), Fernando Martín (24) y Chicho Sibilio (21). Aunque los profesionales de la NBA no jugaron con el Team USA hasta los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, aquella selección estadounidense tenía destacados jugadores universitarios como Doc Rivers, Antoine Carr, Mark West o John Pinone.

En la España de hoy, Scariolo ha conformado una lista capaz de luchar por la medalla de oro en el Mundial de China. No estará Pau, pero sí estará Marc. El pequeño de los Gasol es un fijo desde hace mucho tiempo y llega a esta cita en uno de los mejores momentos de su carrera. Acaba de ser campeón de la NBA con los Toronto Raptors. Cuando más le necesitó el equipo canadiense en los playoffs y en las finales de la NBA, él apareció. En las finales contra Golden State Warriors anotó una media de 13 puntos por partido, 7 rebotes y 4 asistencias. Su juego en defensa y su aportación desde la línea de tres (2,5 triples por partido) ayudó a que los Raptors lograsen el anillo. Ahora la Selección necesitará al mejor Marc para llegar lo más lejos posible.

Enfrente, los Estados Unidos presentarán un equipo de mucho talento, pero no con tanto renombre como en ediciones anteriores. El seleccionador es Gregg Popovich, uno de los mejores entrenadores que han pasado por la NBA. Desde que cogió las riendas de los San Antonio Spurs, Popovich ha ganado cinco anillos y tan solo una vez en trece temporadas no clasificó a su equipo para los playoffs. Es un enciclopedia de baloncesto que puede hacer jugar a su equipo con mil esquemas diferentes. Esta es la primera baza que tendrán los Estados Unidos. El siguiente es el equipo, que estará formado por profesionales de prestigio en la NBA: siete de sus quince integrantes salieron en el top 10 del draft.

La estrella más brillante de los estadounidenses será Kemba Walker, aunque no la única. El nuevo jugador de Boston Celtics consiguió registrar esta temporada unos números de superfigura: 25,6 puntos por partido, 4,4 rebotes y 6 asistencias. A su lado estarán algunos de sus nuevos compañeros de equipo como Jason Tatum, Jaylen Brow y Marcus Smart. A su lado estarán otros grandes jugadores como Donovan Mitchell (en su segunda temporada en la NBA ha promediado 23,8 puntos, 3,9 asistencias y 2,9 rebotes por partido), Khris Middleton (18,3 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias), Harrison Barnes (14,3 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias) o De’ Aaron Fox (17,4 puntos, 3,4 rebotes y 7,5 asistencias).

Se trata de un equipo con un alto potencial anotador, capacidad para generar juego y talento de sobra para ser campeón del mundo. Pero esta España no tiene miedo, solo ambición. Así que habrá partido.

Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Selección

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies