¡Síguenos!
España
Mariona Caldentey celebra el segundo gol del partido junto a sus compañeras I EFE

Selección

Un aguacero de buenas señales

España se da un homenaje ante la República Checa (1-5) en el segundo partido de la Fase de Clasificación para la EURO 2021.

Quince segundos. España tarda poco en mostrar sus intenciones, y no es imprudente, a mí me parece un síntoma claro de convicción absoluta en sus ideas. Dijo Denis Waitley que a diferencia del dinero, el tiempo no puede ahorrarse para aprovecharlo en otro momento. La capacidad de pensar y comprender cada partido con perspicacia, agudeza e ingenio que empieza a desarrollar este equipo, no es más que el resultado natural del darwinismo futbolístico que estamos experimentando en este país. El tener cada vez más hambre también se aprende y España hace hueco en el estómago porque tiene ganas de sentarse en la mesa de las aspirantes y toser durante el banquete para llamar la atención. Ya no nos gusta pasar desapercibidas y verlas venir, ahora salimos al escenario sin que nos tengan que empujar entre bambalinas.

La República Checa es el rival más duro del grupo, el conjunto que, a priori, debería darnos guerra de cara al primer puesto. De momento, hoy se escondió en su trinchera y tuvo la terrible idea de cederle toda la iniciativa a España. Si cambiamos la lectura y somos justos con los hechos, España fue la que le robó el protagonismo a las checas, no las dejó ni hacer acto de presencia. Ya lo dije en el Mundial y me reafirmo, el equipo que dirige Jorge Vilda es muchísimo mejor cuando juega con laterales puras, con Corredera por la derecha y Leila por la izquierda, sin experimentos, toreando al natural. Si se apuesta por elevar la velocidad, ya que la pelota se maneja de maravilla, este equipo se pone serio.

Dos goles en diez minutos (Sedlackova en propia puerta y Mariona) confirmaron que esa combinación era la ganadora. Si a esto le unimos que Aitana Bonmatí empieza a ser patrimonio nacional, el futuro se ilumina. Su gol, el tercero de España y el tercero para ella en dos partidos (el pasado viernes contra Azerbaiyán hizo doblete), da algunas pistas de lo que es, y sobre todo, de lo que puede llegar a ser. Nada de lo que hace la jugadora del Barça forma parte de una estrategia para gustar, seducir y endulzar a cualquier precio, todo tiene un sentido. Calidad, piernas calientes y cabeza despejada a partes iguales. Irene Paredes marcó el cuarto con el interior y por la escuadra, porque la vasca no entiende el fútbol si no se juega de una manera tradicional, como en sus viejos tiempos en el Ilintxa de Legazpi.

 

 

La lluvia sobre Praga ralentizó el ritmo y la pelota. La Selección dosificó el oxígeno porque las checas, muy apáticas, no ofrecieron una cara diferente durante la segunda parte. El agua no refrescó sus mente, en cambio, España siguió cantando bajo la lluvia gracias a una Patri Guijarro, que ya maneja el centro del campo de este equipo ante cualquier condición climatológica. Jenni tuvo su momento de gloria marcando el quinto a su manera, durmiendo el balón sobre el pecho y definiendo con la tranquilidad de quien sobrevivió a mil pachangas en el barrio siendo la única niña que desafiaba al sistema. 

Cuando ha llegado la hora de plantarle cara al rival importante, se ha dado la cara. Se goleó al sparring —Azerbaiyán— y se ha goleado al enemigo más potente del grupo. A eso me refiero cuando digo que España convence, y algunos me dirán que todavía hay que ganarle a Francia o a Alemania. A esos les digo que todo a su tiempo, que Roma no se hizo en un día, que también parecía imposible jugarle de tú a tú a Estado Unidos, y las norteamericanas todavía resoplan acordándose de su buena fortuna. Las prisas las tenemos nosotros, los que no entendemos de paciencia. España, por suerte, avanza a su ritmo, no se ahoga y no se preocupa del ruido que pueda haber al otro lado de la ventana. Se marcha de Praga con una sonrisa de satisfacción observando cómo las gotas de lluvia solo mojan el cristal.

Periodista. Intento de guionista, así que escribo mucho, aunque no siempre bien. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. Deporte. Cultura. Viajes. Me bato en duelo con cualquiera por defender a Batman y 'La La Land'. Viví dos años en Buenos Aires y por eso tengo mucha paciencia. Subdirectora de A La Contra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Selección

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies