España se topa con la alargada figura de Cambage | Baloncesto | A la Contra
¡Síguenos!
España cayó derrotada ante Australia. / Foto: @baloncestofeb

Selección

España se topa con la alargada figura de Cambage

La selección española sucumbió en un igualado partido que se decidió en sus últimos minutos en favor de Australia merced a la sobrehumana actuación de su gran estrella (66-72)

España no jugará contra la deseada Estados Unidos la final de su Mundial que se está disputando en Tenerife después de perder en semifinales ante Australia (66-72) en un igualado partido que únicamente se decidió en sus últimos minutos. La aparición de Alba Torrens en su mejor choque del campeonato y los puntos de Astou Ndour no fueron suficientes para derrotar a un combinado australiano que jugó siempre al cobijo de la alargada figura de Liz Cambage, su gran estrella.

De entrada, y pese a que la citada Liz Cambage realizó una falta en ataque en la primera jugada ofensiva de Australia, el inicio del partido fue controlado por la dominante pívot australiana (203 centímetros de altura) ante una España a la que le costó una vez más entrar en el encuentro (las de Lucas Mondelo tardaron 2 minutos y 9 segundos en anotar su primera canasta). Todo lo contrario que Australia: pese al trabajo de Laura Nicholls y las ayudas de sus compañeras en defensa, Cambage demostró autoridad en la zona (9 puntos y 5 rebotes en los primeros diez minutos) y las jugadoras australianas exteriores aprovecharon los espacios creados para llegar a ponerse con 15 puntos de ventaja (6-21, con 2 de 3 en triples para Australia y apenas un 18% de acierto de tiros en campo para España, que únicamente había anotado dos tiros). Sin embargo, Astou Ndour, imperial en su zona (11 puntos y 3 tapones al descanso), lideró con cinco puntos consecutivos una primera reacción española que dejó el marcador en 15-23 tras los primeros diez minutos.

Ya en el segundo cuarto, la reacción española continuó en aumento, especialmente con la ausencia sobre la cancha de Liz Cambage, que sumó su segunda falta personal cuando todavía quedaban 6 minutos y 47 segundos para el descanso (la pívot australiana llegó al tiempo de asueto con 15 puntos y 6 rebotes). La intensidad defensiva de las de Mondelo (5 tapones al descanso), su buena circulación del balón (13 asistencias) y la esperada y necesaria irrupción de Alba Torrens (10 puntos al descanso) terminaron de equilibrar definitivamente el encuentro. No en vano, España logró igualar el choque a 30 en el minuto 17 después de dos triples consecutivos de Alba Torrens y, entre medias, un tapón de Queralt Casas, una de las jugadoras que aumentó el nivel español. Otro triple, en este caso el segundo de Ndour, puso por delante a una España (33-32) que llegó al descanso con esa mínima ventaja de un punto tras una canasta de Anna Cruz en el último ataque (35-34).

Tras la reanudación, el partido continuó equilibrado. La aportación global y los puntos de Ndour y Torrens mantuvieron a una España que contó con buenos minutos de Bea Sánchez en el poste, sobre todo en defensa, debido a los problemas con faltas de Laura Gil y Laura Nicholls, ambas con cuatro personales. Cambage, que encontró apoyo en Bec Allen (8 puntos), prosiguió con su tiranía (22 puntos, 9 rebotes y 2 asistencias) hasta que su tercera falta le mandó al banquillo con 51-48 en el marcador. Fue entonces cuando la selección de Lucas Montelo aprovechó para estirar el choque con cinco puntos casi consecutivos de la capitana Laia Palau y una canasta a la contra de Marta Xargay para cerrar el parcial con su máxima ventaja en el partido (58-50).

Pese a ello, Australia, de nuevo con Cambage en pista, se rehízo y volvió a equilibrar el encuentro en los dos primeros minutos del periodo definitivo, en el que, con 6 puntos y 3 rebotes de la pívot de las Dallas Wings, se puso por delante en el marcador con un parcial de 0-9 (58-59 minuto 33). Un nuevo triple de Astou Ndour cerró la sangría australiana (61-59), si bien la hispano-senegalesa, autora de 17 puntos, cometió su quinta falta en la jugada siguiente. Se inició así una fase de fallos y desacierto para ambos equipos en la que una técnica a Cambage (su cuarta falta personal cuando sumaba 31 puntos y 14 rebotes) y la eliminación por personales de Laura Nicholls fueron los dos grandes sobresaltos de un partido con todo por decidir (64-64 minuto 37).

Y fue en ese momento cuando Australia decidió ante una España precipitada en la toma de decisiones y obcecada en ataque. La aparición de George con cinco puntos consecutivos (64-69) puso cuesta arriba casi definitivamente el choque para las pupilas de Mondelo y la omnipresente Cambage, su compañera en la franquicia de Texas, terminó por finiquitarlo de forma tajante con su intimidación defensiva (las australianas cogieron 53 rebotes, por 34 por parte de las españolas) y su presencia ofensiva (66-72, con 33 puntos, 15 rebotes, 2 asistencias y 4 tapones para Cambage). La revancha española contra Australia tendrá que esperar (las españolas nunca han ganado a las australianas en el Campeonato del Mundo), al igual que el deseado partido por título contra Estados Unidos. Pero a las de Mondelo todavía les queda un partido por ganar: el encuentro por el bronce que mañana les enfrentará a Bélgica, la gran sorpresa agradable de este Mundial.

Periodista en retirada. De Guadalajara a Madrid, pero siempre volviendo al punto de partida. Se marchó a vivir a Estados Unidos porque estaba cansado de trasnochar para ver deporte, dormir poco y levantarse con sueño. Ahora, las ojeras en la cara vuelven a ser su seña de identidad

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Más en Selección

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies