¡Síguenos!
Los Hispanos celebran uno de los goles contra Francia.
Los Hispanos celebran uno de los goles contra Francia. / CORDON PRESS

Balonmano

España somete a Francia y luchará por el oro

Partido inmenso de los Hispanos, que vencieron por 23-27 a la campeona del mundo y jugarán su quinta final en un Europeo.

Los Hispanos no fallan. Si se duda de ellos siempre se levantarán para dejarnos en evidencia. Ha sucedido tantas veces que deberíamos aprender a no hacerlo. La victoria contra Francia, actual campeona mundial y quizá la mejor selección de la historia, les llevó a su quinta final de un Campeonato de Europa. El reto ahora es lograr el primer oro. Se perdieron las cuatro finales anteriores, la última hace dos años contra Alemania, otra selección que España dejó por el camino. Por tercer Europeo seguido, los Hispanos se subirán al podio. Al bronce de 2014 le siguió la plata de 2016. No se debe dudar.

España le dejó claro a Francia que la calidad no sería suficiente para dominar a los Hispanos, un combinado con talento y al que su orgullo no le deja caerse nunca. La intensidad defensiva española, con ayudas constantes en su sólido 6-0, obligó a Francia a meter una velocidad más a su juego. Una circulación lenta de balón no servía para derribar a los Hispanos, que supieron meter presión para minimizar su lanzamiento exterior.

Así cortó la selección el buen inicio francés y pasó a dominar el marcador y el ritmo de partido hasta el final. Las sensaciones eran buenas. Sólo Sorhaindo desde el pivote logró abrir alguna vía de agua en la defensa hispana. Vía que cerró en los lanzamientos de siete metros Arpad Sterbik, sustituto del lesionado Pérez de Vargas. Detuvo los dos primeros y levantó un poco más el muro contra el que ya empezaban a estrellarse los franceses. Rodrigo Corrales también aportó lo suyo bajo los palos.

Si en defensa España controlaba a la mejor selección del mundo, en ataque la machacó por todos los flancos. Un enorme Gurbindo fue imparable desde el lateral derecho para terminar comiéndose a la zaga francesa por el centro; Ferran Solé siguió demostrando desde el extremo que cuando está inspirado su talento es inagotable y el trabajo constante de Julen Aginagalde desde el pivote fue impagable.

Un parcial a favor de 4-0, con Francia consumiéndose en su confusión con más de ocho minutos sin anotar, llevó la ventaja a los cuatro goles en el minuto 27 (8-12). Una renta que se alargó hasta los seis al llegar al descanso (9-15). Un primer acto extraordinario de los Hispanos.

Francia salió acelerada de los vestuarios. Y es que la cuesta que debía subir era empinadísima. Además de contra la defensa española, ahora también debía pelearse con el reloj. No tenía tiempo que perder si quería remontar seis goles en 30 minutos.

Los Hispanos supieron responder al nuevo escenario que quisieron dibujar los franceses. Corrales se agrandó todavía más para desesperación de Niko Karabatic. Y en la otra parte de la cancha, Sarmiento, Entrerríos y Alex Dujshebaev obligaron a abrirse a la defensa gala, a la que se le empezaba a acabar la paciencia. Si en ataque Francia comenzó a ser devorada por la precipitación y buscó acciones más directas, en defensa golpearon cada vez con más dureza. No se desvió del camino España, que se adaptó al nuevo escenario y elevó a ocho goles la ventaja cuando sólo restaba un cuarto de partido.

Fue ahí, en el momento el que Francia parecía más hundida y España más confiada, cuando dudaron los Hispanos. No es posible ganar a la mejor selección del mundo sin sufrir y se comenzó a sufrir. Un parcial de 6-0 en contra apretó tanto el marcador que a España comenzó a faltarle el aire.

A la defensa se le vieron grietas y la confusión nubló la visión en ataque. Los Hispanos ya andaban con dificultad, necesitaban apoyarse para no caer y apareció un inmenso Corrales para sostener en pie al equipo cuando más le temblaban las piernas. El aire que le estaba faltando a España se lo terminó dando Entrerríos con un gol que acabó con la angustia y alejó definitivamente a Francia de la remontada. Los Hispanos estarán en la final. Su rival será Suecia, que se impuso 35-34 a Dinamarca.

En 1994 empezó a vivir el periodismo en AS, formó parte de la familia de PC Fútbol y en 2002 comenzó a navegar por Internet con AS.com. Vivió el triunfo en la Eurocopa de 2008, aunque para ello tuviera que alejarse durante un tiempo de Moratalaz.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Balonmano

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies