¡Síguenos!
David Silva, el español con más partidos en la Premier League. / Foto: ZUMAPRESS.com/Cordon Press

Fútbol

Pioneros en Inglaterra

Antes de los Silva, Fábregas o De Gea, Inglaterra era territorio desconocido para los futbolistas españoles

El fútbol español tiene acento británico. David Silva ya era historia del Manchester City, pero ahora cuenta con un récord que lo acredita. Ningún futbolista ha vestido la elástica sky blue tantas veces como el canario en la Premier League. Ni siquiera Joe Hart, que acaba de ver superada por uno su marca de 266 partidos (ya dos encuentros, tras el que se está disputando en estos instantes). Lo último que le faltaba al portero suplente del Burnley… Las televisiones inglesas se debaten sobre si Silva es o no el mejor jugador español de la historia de la Premier League. La pregunta tiene todo el sentido del mundo, pero merece una reflexión. Futbolistas españoles en Inglaterra ha habido muchos, aunque antes no fuera así.


Hubo un tiempo en que la representación española en las islas era como la inglesa en la Península Ibérica hoy en día. No vimos debutar a un español en la máxima división inglesa hasta 1988. Fue Mohammed Alí Amar, conocido popularmente como Nayim. El centrocampista ceutí fue uno de los implicados en el controvertido motín del hotel Hesperia de Barcelona. Los integrantes de la primera plantilla del Barça, aupados por su entrenador, un tal Luis Aragonés, expresaron públicamente su malestar con el presidente del club, Josep Lluís Núñez. Reivindicaban que fuese el propio Barça quien hiciese frente a la medida de la Agencia Tributaria de que los profesionales no cobrasen más del 15% de su sueldo en concepto de derechos de imagen. A Núñez no le tembló el pulso para prescindir de hasta 14 futbolistas del equipo. Nayim fue uno de ellos. El Tottenham Hotspur lo firmó por algo más de 450.000 mil euros.

El entrenador que hizo debutar a Nayim en el Barça fue el mismo que se lo llevó al norte de Londres. Hablamos del londinense Terry Venables. Los apenas 11 encuentros que disputó el español en su primer año en tierras inglesas no invitaban al optimismo. Sin embargo, Nayim nunca dejó de persistir y para la temporada 90/91, su tercera en el Tottenham, ya era un fijo en los esquemas de Venables. El centrocampista ceutí volvió a hacer historia al convertirse en el primer futbolista español en ganar un título con un equipo inglés. Los Spurs se impusieron por 2-1 al Nottingham Forest en la final de la FA Cup de 1991, la última hasta la fecha del conjunto del norte de Londres. Después de cinco temporadas en White Hart Lane, Nayim regresó al fútbol español de la mano del Real Zaragoza.

Hoy a Nayim, más que como a un pionero en las islas, se le recuerda como al autor del capítulo más glorioso de la historia del zaragocismo. La noche del 10 de mayo de 1995, en el Parque de los Príncipes de París, una volea espectacular del ceutí desde el centro del campo sirvió para que el Real Zaragoza conquistará una histórica Recopa de Europa. Y por si a algún despistado se le olvida ese título ya extinto, la calle zaragozana Mohamed Ali Amar Nayim está ahí para recordarlo. Curiosamente, el rival de aquella final era el Arsenal, el enemigo acérrimo del Tottenham. Se puede decir que Nayim dio alegrías a sus antiguos aficionados incluso lejos de Inglaterra. Aún hoy, en los derbis del norte de Londres, se escuchan cánticos como el de “Nayim, from the halfway line”.

Desde la llegada de Nayim en 1988, tuvieron que pasar diez años para volver a ver a un futbolista español en la Premier League. Fue Albert Ferrer, que fichó en 1998 por otro conjunto londinense. Ferrer, como Nayim, también provenía del Barça. Sólo que su nuevo equipo no fue el Tottenham, sino el Chelsea, cuando a Stamford Bridge todavía no había entrado el capital ruso. Unos años antes, tres jóvenes futbolistas españoles aterrizaron en el fútbol inglés, que no en la Premier League. En concreto, en la última de las categorías. Roberto Martínez, Jesús Seba e Isidro Díaz pensaban que Paul Hodgetts, coordinador de la marca JJB Sports en España, les estaba tomando el pelo cuando les ofreció la posibilidad de emigrar a Wigan. Hodgetts, que entonces residía en la capital aragonesa, se convenció de contactar con ellos después de ver sus actuaciones con el filial del Real Zaragoza. Martínez, incluso, había debutado en Primera División. El propietario de JJB Sports era David Whelan. Este empresario inglés compró el Wigan Athletic, un equipo con poca tradición histórica, en 1994. Tenía, más que un sueño, un objetivo: llevar al club a la Premier League.

Martínez, Seba y Díaz aceptaron la oferta y se embarcaron a la aventura en Wigan. Su llegada en 1995, sin conocer apenas el idioma, revolucionó la ciudad y la Third Division. Su estilo de juego era completamente diferente a lo que se veía por entonces en una competición siempre asociada a la intensidad y el juego directo. Eran tres españoles que empezaron a mover por bajo la pelota cuando todos lo hacían por alto. De las dudas iniciales, propias de lo exótico de la operación, se pasó a la esperanza. Los aficionados del Wigan se prendaron muy pronto de los “Three Amigos”, apodo que recibieron Martínez, Seba y Díaz en homenaje a la película del mismo nombre.

La primera temporada en Inglaterra terminó con Martínez anotando trece goles pese a jugar de centrocampista. Sin embargo, el Wigan no logró el objetivo del ascenso. Jesús Seba fue el primero en marcharse. Su regreso a Zaragoza se produjo tras 18 meses en Inglaterra. El ascenso a la Second Division llegó al segundo año, con los dos españoles restantes liderando al equipo. Isidro Díaz dejó el club en 1998 para continuar su carrera futbolística. De los “Three Amigos”, Roberto Martínez fue el que más tiempo permaneció en el Wigan. Fueron seis temporadas, hasta 2001, en las que no logró ascender a la Championship, antes conocida como First Division, pero dejó un recuerdo imborrable en el club y la ciudad. Tanto es así que los aficionados latics le eligieron en 2005 como el mejor futbolista de la historia del Wigan.

El ya técnico catalán asumió en 2009 el cargo de entrenador del Wigan. Entonces el objetivo ya no era ascender a la Championship, eso se logró en 2003, sino mantener al equipo en la Premier League. David Whelan cumplió su ansiado objetivo en 2005. Para cuando Roberto Martínez asumió el banquillo del DW Stadium, las puertas del mercado inglés estaban abiertas de par en par para los futbolistas españoles. Sin ir más lejos, a su anterior equipo se le conocía como el “Spanish Swansea” por la presencia de hasta seis jugadores de nacionalidad española en la plantilla. Roberto Martínez también se convirtió en el tercer entrenador español en dirigir en la Premier League. Rafa Benítez fue el primero en el Liverpool y Juande Ramos el segundo en el Tottenham. El resto de su carrera ya la conocemos todos…

Hasta la reciente destitución de David Wagner como técnico del Huddersfield Town, en la Premier League entrenaban tantos españoles como ingleses. Son cuatro en la actualidad: Pep Guardiola en el Manchester City, Unai Emery en el Arsenal, Javi Gracia en el Watford y Rafa Benítez en el Newcastle. La segunda nacionalidad con más presencia en la Premier League, por detrás de la inglesa, es la española. Este curso comenzó con 37 futbolistas españoles. En las temporadas 15/16 y 16/17 llegaron a ser 38. También existe representación española en la Championship, que dio el pistoletazo de salida el pasado septiembre con diez jugadores y un entrenador, Aitor Karanka. El técnico vasco anunció recientemente su salida del histórico Nottingham Forest.

El español con más partidos en la historia del fútbol inglés es Cesc Fábregas. El centrocampista catalán se despidió de las islas con destino a Mónaco después de 501 encuentros con las camisetas de Arsenal y Chelsea. Además, Fábregas es el segundo jugador que más asistencias ha repartido en la historia de la Premier League con 111, sólo superado por Ryan Giggs. Los goles son cosa de Fernando Torres. El canterano del Atleti es el futbolista español que más tantos ha marcado en el campeonato inglés con 85, entre Liverpool y Chelsea. Mientras tanto, las televisiones inglesas se deshacen en elogios a David de Gea tras su penúltima exhibición bajo los palos del Manchester United.

La colonia española en las islas tuvo su origen hace más de 30 años con el fichaje de Nayim por el Tottenham. Esta proliferación actual de habla castellana sería imposible de entender sin la influencia que ejercieron los “Three Amigos” en las categorías más bajas del fútbol inglés. A veces, para valorar un éxito, es bueno echar la vista atrás y recordar de dónde se viene.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies