¡Síguenos!

Atletismo

Europeo por Naciones: un inicio esperanzador

Gran Bretaña última, con seis puntos. Eso es lo que uno puede ver si mira la clasificación de la primera jornada del Europeo de Naciones de Atletismo. Sin necesidad de más comentarios, puede entenderse hasta qué punto esta tabla parcial (parcialísima, solo dos pruebas) no es significativa en absoluto. De ahí que más que de puntos, se imponga hablar de sensaciones. Y las sensaciones que desprende el equipo español son positivas, bastante positivas.

En la tarde del viernes saltaban al estadio de Bydgoszcz los velocistas, uno de los sectores a priori de los que manarían menos puntos para la cosecha final. Pues bien, su desempeño fue magnífico. Los atletas más rápidos bailaron por parejas en sus pruebas: como queriendo demostrar la buena armonía del equipo, los representantes masculinos y femeninos en el 100 y en el 200 calcaron sus prestaciones.

Ángel David Rodríguez, el Pájaro, buen tuitero y mejor atleta, partía con el peor crono de su serie. Sin embargo, desmintió en el tartán lo que indicaba el ránking y obtuvo un meritorio tercer puesto, pasando a la final de manera directa.

Jael Bestué imitó al capitán. Con 11.43 igualó su marca personal (o lo que es lo mismo, el récord nacional sub 20) y también pasó a la final como tercera clasificada.

Paula Sevilla y Samuel García, en el 200, nos regalaron unas gotas de emoción: cuartos en sus respectivas pruebas, pasaron ronda por tiempos.

El paralelismo en las vallas no fue tan exacto. Ambos se clasificaron para la última carrera, sí, pero mientras Orlando Ortega ganaba su serie silbando, Caridad Jerez tenía que esperar el dictamen del cronómetro.

En cuatrocientos metros (lisos y con vallas) se rompió –para mal, como suele ocurrir— la igualdad de sexos: los chicos pasaron, las chicas no.

El primero en salir a la pista fue Sergio Fernández, cuyas apariciones en la pista –escasas— hay que saborearlas como el que paladea un buen vino. Castigado por las lesiones, su calidad y su fuerza mental le convierten siempre en un competidor temible. Hoy fue segundo en el cuatro vallas -50.10- y dio una lección de solidez.

De Salma Celeste se ha escrito tanto que corremos el peligro de caer en la rutina. Es la más joven, sí. Es futbolista, sí. Y además es un hermoso proyecto de gran atleta. Hoy cumplió su papel —sustituyendo a Sara Gallego— y lo hizo con dignidad. Oiremos hablar mucho de ella en un futuro y será para bien.

En el liso, existía mucho interés por ver a Óscar Husillos, que llegaba acreditado con una marca impropia de su nivel (el hecho de que el mundial sea en septiembre tendrá mucho que ver en ello, imagino). El tiempo conseguido no fue de relumbrón (46.66) pero ganó su serie dando una buena impresión. Progresa adecuadamente.

El único lunar de la actuación española tal vez sea la floja carrera de Aauri Lorena Bokesa, no tanto por ser quinta en su serie como por su crono de 54.11, alejado de sus prestaciones habituales. Naturalmente, quedó eliminada.

En los concursos saltó la sorpresa. Tras la discreta actuación de June Kintana, entraba en acción Manu Quijera.

Hay algo atávico y digno en el lanzamiento de jabalina. Para empezar, era una de las pruebas del pentatlón clásico griego, lo que la reviste de un prestigio incontestable. Para continuar, es una modalidad en la que el dominio histórico ha correspondido a Europa y, más concretamente, a países del segundo nivel atlético que adoptaron esta especialidad como una religión.

En esta prueba, en la que siempre hemos transitado con dificultades en el concierto internacional, nos hemos encontrado de golpe con tres lanzadores jóvenes y solventes. Tanto Jainaga como los hermanos Quijera ya saben lo que es superar la barrera de los ochenta metros y hoy el menor de la saga, Nico, con un tiro de 75.64, ha obtenido la cuarta plaza por delante de varios rivales con mejor marca.

En resumen, una primera jornada para la esperanza. A falta de que entren en acción varios primeros espadas, los secundarios de lujo (y algún protagonista) han cumplido con creces. A buen seguro que en los próximos días la escuadra nacional seguirá demostrando que la pasión por competir no es ni mucho menos patrimonio exclusivo de las categorías inferiores.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Atletismo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies