¡Síguenos!
Landa, Nairo, Valverde y Unzue.

Tour de Francia

Eusebio Unzúe y lo imposible: 37 años en el mismo trabajo

Eusebio Unzúe se mantiene desde el Tour del 83 al frente de un equipo que ha cambiado tantas veces de nombre (Reynolds, Banesto, Illes Balears, Caisse D’Espagne, Movistar), pero no de razón. «Honrad la marca».

En el Tour de 1983 ya estaba Eusebio Unzúe. En el Tour de 2019 continúa Eusebio Unzúe. Quizá un poco más mayor o un poco más canoso. Quién sabe. El caso es que ya no conduce un Peugeot 404 y los equipos ya no duermen en colegios como dormían entonces. Las habitaciones tampoco están separadas por cortinas y ya no se escuchan a tipos como aquel ciclista calvo, aquel Tasio Greciano del 83, que se levantaba y acostaba diciendo: «Más duro que el ciclismo es el andamio». Pero el mensaje de Unzúe a los ciclistas sigue siendo el mismo, porque hay cosas que no cambian: «Honrad la marca». En realidad, es el mensaje que ha repetido todos estos años en Reynolds, en Banesto, en Illes Balears, en Caisse D’Espagne y ahora en Movistar, donde escapa de aquellos que dicen que el ciclismo de hoy es menos espectacular que el de antes. «¿La ciencia? En estos tiempos no vas a renunciar a cosas que en teoría te pueden aportar».

Eusebio Unzúe es una de las leyes no escritas del ciclismo y quizá de la vida. Un hombre de 64 años que es como esa tienda de tu barrio que uno ubica en el mismo sitio desde la infancia. Son pocas, pero es que esa es la razón de ser de tipos como Unzúe. Un tipo al que uno no imagina especialmente brillante, pero que siempre está ahí y que no se cansa de estar ahí. Desde el Tour del 83, el ciclismo ha dejado muchos cadáveres en una profesión como la suya. Pero Unzúe sigue como esos muebles de madera de antes que se compraban para toda la vida. Ha sobrevivido a mil y un patrocinadores con los nervios que tiene eso. Quizá por eso estar a su lado ya es casi mejor que abrir un libro de historia: te va a aportar más, te va a demostrar que la gente que lleva tantos años en lo mismo, por encima de todo, representa un monumento al sentido común. Escucharlos es ganar tiempo a la vida, entender, por ejemplo, que «de los liderazgos compartidos ambos líderes suelen salir beneficiados», porque esto que le ha ocurrido ahora en Movistar con Landa y Nairo ya lo vivió Unzúe tantas veces…

Hoy, la experiencia es su sexto sentido: el balance de lo vivido y lo aprendido que lo convierte en un personaje único. Hasta casi nos parece mentira un hombre capaz de atravesar tantas generaciones (Delgado, Indurain, Chava Jiménez, Olano, Contador…). Pero eso ya está ahí y en este tiempo el mercado dio tantas vueltas, el ciclismo cambió tanto, pudo quedar tantas veces fuera y no quedó nunca… «Los cambios de patrocinador siempre han sido momentos muy difíciles para nosotros, no sabías si seguías o desaparecerías para siempre»… El caso es que Unzúe sigue ahí 37 años, después del Tour del 83. El castigo ya sería no admirar a un hombre capaz de saltar tantos obstáculos y de decir las cosas en público como son, porque eso es así. La vida es mejor así y por eso se lo ha dicho a Landa («Ya no puede perder más años») o a Nairo («Se hizo mayor muy pronto») para entender que a una edad como la suya, a los 29 años, le amenace la decadencia. Pero es lo que hay.

Unzúe es un hombre que ha ganado siete veces el Tour de Francia. Así que uno ya casi lo imagina por encima del bien y del mal. De todas sus frases yo apunté una que resume algo más importante que el Tour de Francia: la vida. «He visto a Indurain no correr para ganar el Tour, sino para no perderlos». Por eso le debemos tanto agradecimiento y no nos importa inspirarnos en el mundo laboral en una biografía como la suya. Nació para esto en el año 74, cuando dejó de ser ciclista. Entonces arrancó como director en el Reynolds juvenil. Luego, continuó con esta historia y, desde el día que lo dejó Echavarri, uno se da cuenta de que Eusebio Unzúe siempre ha estado ahí, de que el valor es estar y de que, a lo sumo, lo que le puede faltar hoy es ganar el Tour de Francia con este último patrocinador: Movistar. Y de que ahora, a seis meses de cumplir los 65 años, puede hacerlo. Y será una diminuta o una enorme posibilidad, pero a estas alturas Landa ya nos ha demostrado que es un genio que Eusebio Unzúe resume de otra forma: «Podemos ver lo que nunca hemos visto en el Tour».

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Tour de Francia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies