¡Síguenos!
Evasión o victoria
Evasión o victoria (1981)

Cine

Evasión o ¿derrota?

El remake de Evasión o victoria tiene mucho que perder. Fabulamos con el posible once: Messi, Cristiano, Vinícius, Neeson, Tejero, Statham…

Estos días han llegado noticias de un posible remake de Victory. En España, conocida como Evasión o victoria. Para otro día dejamos la discusión acerca de las traducciones e interpretaciones de los títulos al castellano, así como el doblaje. Debate demasiado extenso y prácticamente inabarcable, por otra parte. Esta vez, toca hablar del enésimo intento, según parece, de llevar de nuevo al cine la historia filmada por John Huston en 1981. Según ha podido saber The Wrap, el encargado sería el español afincado en Hollywood Jaume Collet-Serra, director de Sin identidad, Non-Stop (Sin escalas), Infierno azul o El pasajero. El proyecto amparado por Warner Bros contaría con Gianni Nunnari y Bernie Goldmann en la producción, además de con Anthony Tambakis, que en estos momentos estaría reescribiendo un borrador elaborado en 2017 por Gavin O’Connor y él mismo. Sin ir más lejos, algunos portales especializados ya sitúan su estreno en 2021. En contra tiene que, en pocos casos, un remake ha sido lo suficientemente bueno como para hacer el esfuerzo de olvidar la original.

Según el mismo sitio web de noticias, el argumento de esta nueva versión de Evasión o victoria sería prácticamente el mismo que el de su predecesora. Es decir, se centraría en el personaje de John Colby, un entrenador inglés que pretende formar un equipo de fútbol junto a otros prisioneros de guerra para enfrentarse en un partido a la selección de Alemania ante la presencia de Hitler, en la París ocupada. Para entonces, a los jugadores se les presentaría la posibilidad de huir o de salir al campo a humillar a los nazis a ojos de todo el mundo, teniendo en cuenta las consecuencias que ello podría acarrearles. La dignidad o la vida, básicamente. Por tanto, sinopsis calcada a la cinta de los años ochenta.

Sin embargo, no muchos saben que Evasión o victoria es un remake en sí mismo. Efectivamente, Huston encontró inspiración en el denominado Partido de la muerte de 1942. Asimismo, en Paul Brickhill, autor del libro que sirvió de guion para La gran evasión (1963), pero también en la película de 1961 Match en el infierno. A pesar de que no todo el mundo quiera verlo así, los ingredientes del filme húngaro son, curiosamente, similares a los que vieron la luz justamente veinte años después. Por tanto, si la versión de Collet-Serra, quien ya ha rodado un largo de temática deportiva (¡Goool 2! Viviendo el sueño, 2005), acaba por producirse, no sería el primer remake de la original, sino el segundo. Al menos, que sepamos. Eso sí, no sería ni tan siquiera el primer intento por llevarlo a cabo.

De hecho, The Hollywood Reporter desveló en 2014, en pleno Mundial de Brasil, que la misma Warner Bros habría empezado a negociar la grabación de una nueva versión. Para entonces, el director iba a ser Doug Liman (El caso Bourne, Sr. y Sra. Smith o Al filo del mañana) y Gabin O’Connor (Warrior), su guionista. Antes de esa fecha, Vinnie Jones, el exfutbolista más prolífico en el cine, ya había procurado la compra de los derechos. Concretamente, fue en 2010 cuando el exjugador, entre otros, del Chelsea manifestó públicamente su intención de contratar a los cracks del momento. Se habló de Messi, Cristiano, Ferdinand o Beckham. De hecho, según Daily Star, las conversaciones con el Manchester United y Rooney ya se habían iniciado. Además, el propósito de Jones era rodar en un país exótico como Afganistán o Irak para transmitir un mensaje de paz.

Fútbol y cine es una combinación difícil, pero jamás se han visto tan unidos como en Evasión o vitoria. Sin embargo, la de Huston no es una obra maestra. Tampoco es la mejor película que se ha hecho sobre deporte ni de fútbol. En todo caso, puede ser la más mítica y un fenómeno social, principal motivo por el que después de tantos años permanece en el imaginario popular. Desde luego, no existe mejor campaña publicitaria o de marketing que juntar a estrellas del cine y del fútbol, como Michael Caine o Sylvester Stallone y Pelé, Booby Moore u Osvaldo Ardiles. Este último, campeón del mundo con Argentina en 1978 y jugador del Tottenham, dice: “Los futbolistas actuamos como pudimos y creo que todos quedamos conformes, pero cuando jugábamos al fútbol con los actores, ellos sí eran un fracaso”. Incluso, cuenta la leyenda que Stallone, conocido por interpretar al boxeador Rocky Balboa o John Rambo, nunca había visto un balón de fútbol, pero se atrevió a retar a Pelé a pararle cinco penaltis en una tanda de diez. Como era de esperar, no detuvo ninguno. Sin duda, se le daba mejor dar o encajar puñetazos.

El equipo de ‘Evasión o victoria’. Pelé, Ardiles, Booby Moore, Michael Cane y Stallone, entre los jugadores. PARAMOUNT

En 2021, LeBron James será Michael Jordan en un segundo Space Jam (1996). Si Messi hiciese de Pelé y apareciera en la adaptación de Collet-Serra, sería una victoria incontestable sobre Maradona. El papel también podría ser para Cristiano Ronaldo, que ya ha confesado su interés por hacerse un hueco en la industria del cine cuando termine su periplo en el mundo del fútbol. O Vinícus, que comparte nacionalidad y físico similar con O Rei. Además, su escaso acierto de cara a gol mantendría la intriga hasta el final de la cinta. El principal problema sería compaginar las agendas y los compromisos de los profesionales en activo. Tendría que ser en verano, durante su mes de vacaciones correspondiente.

Por su parte, Liam Neeson podría ser el sucesor de Michael Caine, es decir, el entrenador Colby. Tendría bastantes posibilidades de lograrlo, ya que ha trabajado en cuatro de las ocho películas de Collet-Serra (El pasajero, Una noche para sobrevivir, Non-Stop y Sin identidad). Por otro lado, para el rol de Stallone, el de portero, seguramente colaría algún actor español, como hace habitualmente. Óscar Jaenada, Dani Rovira o Quim Gutiérrez son algunos de ellos, aunque Fernando Tejero tiene experiencia interpretando ese papel (El penalti más largo del mundo, 2005). En todo caso, si optase por un intérprete de fama internacional, Jason Statham, con personajes similares a los de Stallone en su filmografía, sería el indicado.

También podemos especular con el título. El partido de sus vidas ya está cogido. Uno premonitorio sería Evasión o ¿derrota? Básicamente, porque tiene mucho que perder. Los estudios de Hollywood, en vez de apostar por ideas nuevas, siguen empeñados en repetir éxitos del pasado sin aportar una visión nueva a su historia. Cinematográficamente hablando, el mero hecho de actualizar una película no debería de ser el único motivo de interés. Para recordarla, basta con revisionarla, aunque, en este caso, el aliciente no es para nada artístico, sino claramente económico. Tras haber apostado históricamente por películas sobre deporte americano, como el béisbol, el fútbol o el baloncesto, ahora huelen el dinero del soccer.

Periodista vigués. No trabaja en el Daily Planet, ha estado en el decano de la prensa nacional y ahora va A la Contra, buscando siempre la mejor opción. Colabora con Radio Marca. Su debilidad no es la kryptonita, sino la Cultura y el Deporte, pero en el buen sentido. No vive en Smallville. Su nombre no es Clark Kent, tampoco es Superman, solo es periodista.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Cine

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies