¡Síguenos!
Tottenham City

La Tribuna de Brian Clough

El Top-6 y la Everton Cup

Hace tiempo que los 6 primeros de la Premier permutan posiciones entre ellos y tienen copadas las 4 plazas de Champions y las 2 directas a la Europa League.

Debo iniciar este texto con una aclaración. El término “Everton Cup” no es mío, pero me gusta mucho y explica con dosis de humor y sencillez la situación en la que la clasificación de la Premier League lleva estancada un tiempo. El termino lo acuñó el presentador del muy recomendable podcast del diario The Guardian, Max Rushden. Pedí permiso para usarlo en un medio diferente, por cortesía, pero nunca obtuve respuesta. Una vez que otro podcast (The Daily Football Rumble, también muy recomendable) lo utilizo, entendí que el término “Everton Cup” podía ser utilizado por todos.

Digamos que no es una competición oficial, pero es una competición dentro de otra en la que el ganador obtiene la clasificación para las fases previas de Europa. Hace un tiempo que los 6 primeros de la Premier permutan posiciones entre ellos, pero tienen bloqueados esos 6 primeros puestos y como consecuencia tienen copadas las 4 plazas de Champions League y las 2 directas a la Europa League. A partir de ahí se inicia una segunda competición, la bautizada por Rushden “Everton Cup”: el mejor del resto. Eligió el nombre de Everton por la percepción (luego confirmada estadísticamente) de que es el club de Goodison Park quien ha ocupado esa posición con más frecuencia.

Algunas veces, pero pocas, se ha quebrado el Top-6. En la mayoría de los casos por deméritos de estos clubes. El United de Moyes fue séptimo y el Everton de Martinez aprovechó la ocasión para colarse en el quinto lugar. El segundo Chelsea de Mourinho cayó a la décima plaza y el Leicester rompió todas las expectativas ganando la Liga. Siguen siendo excepciones, pero esta temporada hay argumentos claros para pensar en otra invasión al Top-6.

Los pronósticos, y parece que ya se van cumpliendo, dejan en un mano a mano a Liverpool y City por la Liga, con Tottenham como cierto tercero –prácticamente nadie les da opciones de mejorar o empeorar– y el Arsenal como favorito al cuarto puesto. Chelsea y United se muestran vulnerables, de diferente manera. El equipo de Lampard es joven y peca de falta de experiencia en el campo y en el banquillo. Dejo que el Sheffield United le empatase un 2-0 en casa y casi que el Leicester City se llevase la victoria de Londres por no saber cerrar los partidos. En cualquier caso, la falta de experiencia se soluciona jugando y tanto Mount como Abraham han empezado bien. Quizá la recuperación de algunos lesionados les lleve a encontrar el equilibrio en el juego: Si bien en ataque el Chelsea va cumpliendo, defensivamente ha recibido 9 goles en 4 partidos pese a jugar contra 2 recién ascendidos.

Lo del United es distinto. Traspasaron a Lukaku sin recambio, tras fallar en las ofertas más o menos serias por Dybala y Mandzukic, han invertido 130 millones en defensa, Maguire y Wan-Bissaka, dos buenos jugadores, y 15 millones en Daniel James, un rapidísimo y joven extremo gales que de momento ha aportado más goles que futbol, lo cual no es poco para un jugador que debuta en la Premier League. Pero sus problemas son mas serios. Estos fichajes no dan un salto de calidad notable a la plantilla y han dejado sin solucionar la falta de fútbol en el centro del campo. Tras la salida de Herrera, que tampoco era el mayor creador del equipo, el United solo crea algo de fútbol elaborado si tiene a Mata en el campo. Pogba no dicta el juego y desde luego no mueve al equipo porque su rol no es el de Modric, Xavi o Pirlo.

Mientras que Chelsea, United y, en menor media, el Arsenal muestran debilidades, los clubes de la Everton Cup muestran mejoras. Aunque ahora van en tercera posición, nadie cuenta con el Leicester para repetir el titulo de Liga, pero los más atrevidos analistas ponen al Leicester como serio candidato al cuarto puesto. Brendan Rodgers tiene una plantilla bien compensada. En defensa no cayeron en el pánico para sustituir a Maguire; optaron por dar entrada al turco Soyuncu, de 23 años, que ya estaba en club la temporada pasada. En estos primeros partidos ya ha dejado buenos detalles, como el centrocampista Choudhury, aun de 21 años. La temporada pasada apenas jugó una decena de partidos de Liga y en esta ya es titular. Su mayor problema ahora mismo es que entra un tanto descontrolado, aunque sin mala intención. En la última Eurocopa Sub-21 fue expulsado por una mala entrada a un jugador de Francia y él mismo se dio cuenta de lo tarde que llego al rival. Su reacción casi hizo pensar que la falta le dolió más a él que a su rival. Esta temporada puede mejorar mucho su juego si sigue contando con minutos. Junto a Choudhury, James Maddison y el belga Yuri Tielemans son jugadores de buen nivel. Maddison ve el fútbol fácil, es técnicamente muy bueno y si acaso le falta un poco de gol. Vardy sigue marcando goles, agradecido en el sistema de Rodgers y por el apoyo de Ayoze Perez en el papel de delantero trabajador.

El propio Everton también es candidato a entrar en los 6 primeros puestos. Marco Silva ha estado armando un equipo sólido, con jugadores que no quiso el Barcelona (Digne, Mina y Andre Gomes) o el Arsenal (Walcott, Iwobe) y apostando por jugadores jóvenes como Moise Kean, Richarlison (que ya estuvo con Silva en el Watford) o Calvert-Lewin. El islandés Sigurdsson y el brasileño Bernard son fundamentales en el centro del campo. Quizá por ser los primeros partidos de la temporada, el equipo aún parece un poco rígido y falto de un punto de dinamismo, pero si la encuentran tienen jugadores de sobra para hacerle la vida difícil a United y Chelsea.

El actual campeón de la Everton Cup es, sin embargo, el Wolves de un marcado acento portugués. Precisamente por clasificarse para la Europa League hay quien ve las opciones del Wolves para entrar en el Top-6 como escasas. A la vez, la presencia de jugadores europeos (o, como decía antes, portugueses) como Rubén Neves, Jota, Moutinho, Vallejo o Cutrone les puede hacer candidatos claros a la Europa League si el sorteo es un poco favorable. Han empezado con empates ante Leicester o United y derrota 3-2 en su visita al Everton y aunque la cosecha de puntos parezca escasa no hay que perder de vista que ha jugado contra rivales directos y ha estado al nivel.

Con el Watford en mal momento y Javi Gracia sustituido por Quique Flores, el ultimo candidato a inquietar el Top-6 es el West Ham de Pellegrini. Tras el 0-5 inicial contra el City, el West Ham ha empezado a jugar mejor, ganando al Watford a domicilio y al Norwich en casa. Haller ha caído de pie en el club y ya ha marcado 3 goles. Yarmolenko se ha recuperado de la lesión que le tuvo de baja casi toda la temporada, como Lanzini, lo cual convierte al equipo en menos dependiente de la única figura del talentoso, pero difícil, Marko Arnautovic, ahora traspasado a la liga china. La personalidad tranquila de Pellegrini puede ser clave en un club con tendencia a la histeria, con una hinchada que reclama buen juego y buenos resultados como si se tratase de uno de sus poderosos vecinos londinenses En principio deberían hacer su mejor temporada desde que se mudaron al Estadio Olímpico.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en La Tribuna de Brian Clough

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies