¡Síguenos!

Videojuegos

F1 2019: siente el poder de un monoplaza en tus manos

La nueva entrega del juego desarrollado por Codemasters nos trae su mejor versión hasta la fecha y no exenta de novedades.

Uno de los mayores desafíos que suelen tener entre manos los simuladores deportivos es el eterno problema de introducir las suficientes novedades en cada propuesta como para no dar la sensación de ser una fórmula que no evoluciona con el paso del tiempo y que pueda ir dando síntomas de agotamiento y/o estancamiento, intentando ilusionar a los seguidores de una saga en concreto con unas incorporaciones que justifiquen una nueva compra con cada entrega anual.

Ese era el envite que tenía por delante Codemasters desde que se hiciera con la licencia de la F1 allá por 2008 y en su décimo aniversario, su gran objetivo era demostrar que seguían afrontando la nueva versión con las mismas ganas de siempre, trabajando duro para ofrecer el mejor producto posible y con una serie de incorporaciones que le hiciesen estar a la altura.


Adelantado a su tiempo


Lo primero de todo es destacar el enorme esfuerzo que ha hecho Codemasters a la hora de publicar este F1 2019 en pleno fragor de la lucha por el campeonato mundial y al contrario de otras ediciones en las que su puesta de largo llegaba en agosto, septiembre e incluso en octubre, el hecho de que la presente edición saliese a la venta el pasado 28 de junio no puede pasar desapercibido y hay que ensalzar el buen trabajo realizado a la hora de lograr una mayor coincidencia entre el propio juego y el Mundial de F1.

En ese sentido, la desarrolladora no ha parado de buscar qué elementos podrían incorporarse para hacer de este F1 2019 su mejor simulador hasta la fecha y aunque la mejora gráfica (de la que hablaremos un poco más adelante) siempre es un aspecto a tener en cuenta, se buscaba un aliciente extra de cara a atraer tanto a los más acérrimos de la saga como todos los que se acercaban por primera vez y ahí entra en juego la inclusión de la F2.

Haciendo las veces de precursor de un modo carrera al uso, nos subiremos a un monoplaza de la categoría inmediatamente inferior a la reina para ponernos en situación, tanto a la hora de manejarnos con unos vehículos en igualdad de condiciones y que servirá para evaluar nuestras habilidades de cara a dar el gran salto a la F1, aspecto que terminará ocurriendo más tarde o temprano.

También hay que decir que se incluye una dinámica interesante en nuestra primera toma de contacto, que se antoja algo breve por su duración y que confiamos en que sea ampliada en posteriores entregas, y es la relación que establecemos con nuestro compañero de escudería, un conciliador Lukas Weber, y nuestro archienemigo Devon Butler, con el que nos volveremos a cruzar cuando seamos promocionados a la máxima categoría.

Igualmente, subrayar que los datos aportados para la temporada en F2 son los pertenecientes al 2018, pero Codemasters ha asegurado que los actualizará a la presente campaña en un parche posterior, que corregirá los fallos que vayan localizándose con el paso del tiempo al igual que su puesta al día.


Una bestia en nuestras manos


La desarrolladora ha hecho un trabajo extraordinario a la hora de recrear todas las sensaciones que se experimentan al ponernos a los mandos de estos poderosos monoplazas y eso también se aplica a los más de 20 coches clásicos que también estarán presentes en esta edición, cada uno con sus particulares características y ajustados a su tiempo (y reglamentación apropiada).

El empujón que pega nuestro monoplaza a la hora de acelerar al máximo es una auténtica gozada y podremos ir ‘personalizando’ nuestro modo de conducción según nos pida el cuerpo aunque sin olvidar que no deja de ser un simulador de conducción que no pretende acercarse a lo que supone un Gran Turismo, Forza o similares.

La activación (o no) de las numerosas ayudas que están a nuestro alcance nos permitirá disfrutar de un estilo de conducción algo más arcade, pero si eres un purista lo cierto es que terminarás eliminándolas en su mayor parte para que la sensación de control absoluto comience en cuando el semáforo se ponga en verde y con el extra casi obligado de disfrutarlo con un volante, que hará que nuestra experiencia se incremente casi de forma exponencial.

Aunque hemos disfrutado de este juego en PS4 Pro, lo cierto es que el juego luce mejor que nunca, con un nivel de detalle en los coches que te hace pensar si no son los oficiales que vemos en los Grandes Premios, y la cantidad de elementos que nos rodean hacen el disfrute sea máximo, con especial atención a la mejora en iluminación que se ha llevado a cabo con una tasa de frames que es una roca en los 60 por segundo.

Para esta entrega dispondremos de la posibilidad de una versión estándar llamada aniversario y una especial que recibe el nombre de legendaria, en la que podremos recrear aquella tremenda rivalidad de mantuvieron Ayrton Senna y Alain Prost sobre las pistas a lo largo de ocho momentos concretos que nos dejan con ganas de más porque nos sabe a poco porque la legendaria historia de la F1 nos proporciona no pocos momentos en los que la épica corre a raudales y puede ser mejor aprovechada en futuras entregas.


Conclusiones


Codemasters ha sido capaz de superarse a sí misma y es que este F1 2019 ha sido capaz de ir un paso más allá a la hora de ofrecernos el simulador de conducción definitivo, mejorando el excelente nivel mostrado en anteriores ediciones con un motor gráfico que nos hace dudar si lo que vemos es real o no y con una serie de extras que hacen que su valor añadido sea más alto que nunca gracias a la inclusión de la F2.

Sin embargo, al prometedor modo carrera que se inicia en la categoría inferior se le puede sacar más partido porque se nos acaba demasiado pronto antes de adentrarnos en los (casi) infinitos contenidos que están presentes en la categoría reina, con un grado de personalización y mejora en nuestra aventura en el Gran Circo que nos aportará una enorme cantidad de horas.

Igualmente, se nos queda corta la experiencia apuntada en la rivalidad Senna vs Prost y que es algo que nos gustaría que se profundizase en un futuro no muy lejano porque hay cuerda para rato en ese sentido.

Lo que no se puede negar es que este F1 2019 sigue con paso firme a la hora de seguir sorprendiéndonos agradablemente con unos contenidos excepcionales que van a hacer las delicias de todos aquellos que se animen a jugarlo porque merece la pena y mucho.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Videojuegos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies