¡Síguenos!

Fútbol

Marcos Llorente, Grosso y Paco Llorente: la dinastía familiar que ha jugado en Madrid y Atlético

Marcos Llorente acaba de fichar por el Atlético de Madrid. El ya ex jugador madridista será el tercero de su familia, después de su abuelo y su padre, en vestir la camiseta de ambos clubes madrileños.

Marcos Llorente se ha unido hoy a la lista de jugadores que han sido traspasados del Real Madrid al Atlético o viceversa. A pesar de la histórica rivalidad entre los dos grandes clubes de la capital española, hay muchos jugadores que han vestido la elástica de ambos equipos. Lo que no es tan común es que varios miembros de la misma familia hayan jugado en los dos clubes, de hecho, este caso solo se da en la familia del nuevo fichaje del Atlético de Madrid.

Marcos Llorente será el tercero de su familia que habrá defendido el escudo de Real Madrid y Atlético. El primero del clan familiar en hacerlo fue su abuelo por parte materna, Ramón Grosso. El delantero triunfó en las filas del Real Madrid, pero no sin antes ayudar al Atlético a salvar la categoría. En la temporada 1964-65, Grosso militaba en las filas del Plus Ultra, que en aquella época era el nombre del filial blanco. Esa misma temporada, el Atlético de Madrid estaba metido de lleno en la pelea por no descender a Segunda y pidió la cesión del joven delantero madridista.

En primera instancia, la dirección deportiva del Madrid no veía con buenos ojos la operación porque Grosso era un hombre importante en el filial, en el que había marcado hasta aquel momento 13 goles en 15 partidos, aunque finalmente el Madrid aceptó y la cesión se acabó materializando. El delantero cedido por el Madrid consiguió marcar en su debut como jugador colchonero y, con su talento sobre el verde, comenzó una buena racha de los rojiblancos que acabó con el equipo séptimo y el objetivo de la permanencia logrado de forma holgada.

Después de contribuir activamente a la salvación del Atlético, Grosso fue rápidamente reclamado de vuelta por el Real Madrid para disputar la Copa, precisamente contra el club colchonero, al que consiguió hacerle un gol. El delantero acabó haciendo historia en el Real Madrid, con el que disputó 366 partidos en los que ganó siete Ligas y una Copa de Europa.

Paco Llorente, padre del nuevo jugador del Atlético de Madrid, fue el segundo de la familia en defender los intereses merengues y colchoneros. Sin embargo, a diferencia de su suegro y su hijo, la operación no fue tan sencilla y ambos clubes estuvieron a punto de romper relaciones. El extremo izquierdo era sobrino de Paco Gento, pero a pesar de sus vínculos con el madridismo acabó jugando para el filial rojiblanco, llegando incluso a debutar con el primer equipo en la temporada 1985-86 de la mano de Luis Aragonés.

A partir de su debut con el primer equipo, Paco fue ganando protagonismo en el Atlético y se conviertió en amo y señor de la banda izquierda. Dos años después de que Luis le diese su primera oportunidad, en 1987 y en mitad de la temporada, el jugador aplicó el Decreto 1006 para irse al Real Madrid. En aquella época no había cláusulas de rescisión, por lo tanto el mecanismo legal para la ruptura de un contrato vigente era mediante dicho decreto. Consistía en pagar una indemnización al club de procedencia para podes desvincularse. En este caso, el Real Madrid abonó al Atlético 50 millones de las antiguas pesetas (300.000 euros).

La maniobra no sentó nada bien en el seno del club rojiblanco y Vicente Calderón, por aquel entonces presidente colchonero, afirmó públicamente: «Que nadie se olvide de que lo recogimos de la calle, que fue donde lo pusieron los que ahora pagan por él».

Ya en el club blanco, Paco Llorente formó parte de la generación madridista conocida como la Quinta del Buitre. El partido en el más destacó fue el que enfrentó al Real Madrid con el Oporto en la Copa de Europa. En aquel encuentro, Paco salió desde el banquillo para desatascar el juego del Madrid y acabar siendo el artífice de aquella victoria en octavos de final. Fue un año agridulce para el madridismo en Europa. Durante aquel torneo el Madrid consiguió dejar atrás al Nápoles de Maradona y a un todopoderoso Bayern de Munich, pero al final acabó cayendo en semifinales ante el PSV.

Con Marcos Llorente continúa la dinastía familiar que ha vestido la camiseta de los dos clubes más importantes de Madrid. El tiempo será el que nos permita dilucidar si, al igual que su abuelo y su padre, triunfa como futbolista defendiendo ambas elásticas.

Vigués afincado en Madrid. Aficionado a los golpes en la cabeza y, por ende, también al motociclismo y al boxeo. Su primera bicicleta tenía motor y desde ahí ha ido in crescendo. El día que descubrió que no iba a ser ni el próximo Kevin Schwantz ni el próximo Muhammad Ali decidió dedicarse al periodismo. En sus ratos libres le gusta complicarse la vida y leer sobre filosofía y la Guerra Civil, probablemente a causa de algún traumatismo craneoencefálico.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies