¡Síguenos!
Champions

Champions

El Atleti-City en octavos y el final de la fase de grupos

La Champions League se despidió hasta febrero. La fase de grupos nos dejó decepciones, regresos y confirmaciones.

Real Madrid y Barça cumplieron con los pronósticos, el Atlético volvió a patinar (sin el estrépito del año pasado) y el Valencia se marchó a las primeras de cambio. La fase de grupos de la Champions League tocó a su fin después de tres meses de fútbol en los que asistimos a la caída in extremis de dos históricos de Italia como Inter y Nápoles, la resurrección del Ajax o la confirmación definitiva de que este año sí puede ser el de la Juventus. El sorteo del lunes pondrá la primera piedra en el camino de los 16 mejores equipos del continente.


Grupo A


El Atlético de Madrid no la lió en Azerbaiyán pero sí en Bélgica. Los del Cholo quedaron segundos de grupo cuando lo tenían todo a favor para terminar primeros. Inevitablemente, el sorteo del lunes los emparejará con un coco. Los nombres asustan: Manchester City, Juventus, PSG, Oporto y Bayern de Múnich. Según las estadísticas de MisterChip, el partido ante el equipo de Guardiola es el que más probabilidades tiene (29%) de darse en estos octavos. Muchos se preguntan cómo el Atlético ha llegado a esta situación cuando la primera plaza parecía asegurada después de la revancha ante el Borussia en el Metropolitano. Si ganaban al Brujas en la última jornada, los colchoneros estaban en el bombo 1. Sin embargo, no pasaron del empate tras una decepcionante actuación que aun pudo ser peor de no ser por las paradas de Oblak. Por contra, el renovado Borussia Dortmund de Lucien Favre se quedó con el liderato gracias al gol average. Lo único bueno de esto es que Barça y Madrid, al haber terminado primeros, evitarán en octavos la velocidad de Sancho, el talento de Reus o el gol de Alcacer.

 

 


Grupo B


El Fútbol Club Barcelona solventó con nota su papeleta en uno de los grupos de la muerte. Ser primero a falta de un partido en un grupo con Tottenham, Inter y PSV puede considerarse de sobresaliente. De todas formas, la asignatura pendiente de los azulgranas en Europa se juega en el mes de abril y no de diciembre. Manchester United, Ajax, Schalke 04, Olympique de Lyon, Liverpool y Roma son los equipos con los que podría cruzarse en octavos, destacando los dos últimos como principales cocos a temer. El Tottenham fue el club que acompañó al Barça a la siguiente ronda. A pesar de su pobre inicio con sólo un punto de nueve posibles, los Spurs lograron reponerse venciendo a PSV e Inter. Al último encuentro en el Camp Nou llegaron dependiendo de sí mismos. Eso sí, la empresa era de extrema dificultad. Había que ganar al Barça, con más suplentes que titulares, pero había que ganarlo. No lo lograron. Y aun así se clasificaron gracias al pinchazo del Inter en el Meazza ante el PSV. Los de Luciano Spalletti, más allá de la oportunidad desperdiciada, demostraron no tener la madurez futbolística suficiente como para seguir adelante en una competición del calibre de la Champions.


Grupo C


El Nápoles llegó a la última jornada siendo el equipo con más posibilidades de terminar primero. Sin embargo, los favoritos en todas las quinielas eran PSG y Liverpool. Nadie se los imaginaba fuera. El conjunto italiano entró en Anfield primero y salió eliminado. La jerarquía terminó imponiéndose a los muchos méritos que hicieron los de Carlo Ancelotti. El Liverpool se salvó del K.O sobre la bocina. El regreso del mejor Salah terminó siendo clave para que los vigentes subcampeones de Europa siguiesen con vida. El PSG también estuvo contra las cuerdas pero terminó llevándose la primera plaza tras ganar sus dos últimos partidos. El conjunto parisino ha ido mejorando conforme caían las hojas del calendario. Gran parte de la culpa de esto es de Neymar, o de Thomas Tuchel, el entrenador que le ha entregado la manija del equipo y le creado un ecosistema para que se sienta cómodo.


Grupo D


Oporto y Schalke 04 fueron los dos equipos que se clasificaron en el grupo con mayor igualdad inicial de todos. El conjunto portugués es un serio aspirante al premio a bombón envenenado de octavos después de una fase de grupos impoluta en la que tan sólo cedió un empate. Desde la salida de Iker Casillas del Real Madrid, uno de los duelos con más morbo que podría darse en Europa sería el que supusiese el retorno del portero español al Santiago Bernabéu. Esa posibilidad, al menos en esta ronda, está descartada ya que ambos conjuntos comparten bombo. El Schalke 04, que está atravesando una situación comprometida en la Bundesliga, fue el otro acompañante del Oporto. Dentro de la dificultad, el equipo alemán es uno de los caramelos más apetecibles para Barça y Madrid.


Grupo E


El grupo que puso de manifiesto que el Bayern es un gigante de Europa en horas bajas. A pesar de esto, sigue siendo un gigante. Basta con escuchar su nombre para sentir respeto. Muy pocos clubes tienen esa capacidad. Podrán estar mejor o peor, en este caso más lo primero, pero los bávaros tienen un gen de supervivencia que sale a la luz en noches como la vivida ayer en Ámsterdam. Bayern y Ajax empataron a tres en un encuentro en el que ambos equipos bailaron entre la primera y segunda plaza. Al final, fueron los de Niko Kovac los que se llevaron el gato al agua cuando más difícil parecía (iban perdiendo a falta de cuatro minutos para el 90 en un choque de diez contra diez). La mejor noticia de este grupo ha sido el regreso a los ruedos europeos del Ajax. Hay pocos equipos en el mundo que traten la pelota de una forma tan exquisita a como lo hacen los de Erik ten Hag. Un conjunto que cuenta con una camada de jóvenes talentos como De Ligt, De Jong, Ziyech o Neres, además de viejos rockeros como Huntelaar o Tadic. El que los subestime, corre riesgo de llevarse un buen susto.


Grupo F


El Manchester City sólo dio lugar a la sorpresa el primer día. El Olympique de Lyon derrotó al equipo de Pep Guardiola en el Etihad. Si eso ya de por sí es extraño, que lo hiciera de forma merecida lo es todavía más. Parecía que estábamos frente a la nueva revelación de la Champions, pero la realidad es que el conjunto francés terminó clasificándose de forma agónica en Ucrania el último día. Eso sí, el City no pudo ganarles ni Inglaterra ni en Francia. Claro que el resto de los encuentros los contaron de tres en tres. Los sky blues terminaron primeros de grupo y para el mes de febrero ya tendrán a Kevin De Bruyne, salvo recaída, a pleno rendimiento. Si se confirman las matemáticas, seguro que el Cholo Simeone toma nota de los planteamientos de Bruno Genesio.


Grupo G


Al Real Madrid le sobró su último encuentro contra el CSKA. La contundente derrota ante los moscovitas dejó un regusto amargo a una fase de grupos que había concluido con el vigente campeón de Europa clasificado como primero a falta de un partido. Es lo que tiene sufrir la mayor derrota de tu historia como local en la Champions. Y, aunque cueste creerlo, ayer por la noche los futbolistas del CSKA estaban más tristes que los del Real Madrid. Casi es peor lo suyo. El conjunto ruso terminó en último lugar pese a ganarle los dos partidos de fase de grupos al rey de Europa. El Viktoria Plzen ganó su encuentro a la Roma y se aseguró un billete a la Europa League en detrimento de un CSKA que sólo respondió cuando tuvo a los blancos enfrente. Para consuelo de los merengues, los romanistas están igual de mal, o incluso peor, que ellos. Los rivales que podrían coincidir con los de Santi Solari en octavos son Manchester United, Ajax, Schalke 04, Olympique de Lyon, Liverpool y Tottenham, siendo estos dos últimos los más complicados. Quien no tocará este año será el PSG. De todas formas, a diferencia del Barça de las últimas temporadas, el Real Madrid tiene por costumbre hacer acto de presencia cuando las castañas están en el fuego.


Grupo H


El Valencia no logró vencer al Young Boys y cavó su propia tumba. Es cierto que luego al Manchester United le dio por aguarle todavía más la fiesta. Esa noche, los red devils remontaron contra todo pronóstico un partido en Turín que debió de haber terminado en goleada a favor de la Juventus. La jornada siguiente, derrotaron al Young Boys en Old Trafford con un solitario gol de Fellaini en el último minuto. Para colmo, el tanto no debió subir al marcador porque antes impactó en la mano del belga. Al Valencia le faltó experiencia y, por qué no decirlo, un poco más de suerte. Los de Marcelino tendrán que conformarse con la Europa League. Mención aparte merece la Juventus de Massimiliano Allegri y Cristiano Ronaldo. El conjunto turinés viene acariciando la Champions League en los últimos años y esta temporada se ha reforzado a conciencia para convertir el sueño en realidad. Cierto es que Europa siempre es otra historia pero, por lo que hemos visto hasta el momento, el peor equipo que le podría tocar al Atlético es el que viste de bianconeri.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Champions

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies