¡Síguenos!
Felipe Reyes, el eterno capitán del Real Madrid de baloncesto. CORDON PRESS

Baloncesto

Si Felipe Reyes tuviera 20 años hoy…

Nos espera un baloncesto en que los jugadores que solo verán aro, pero nunca verán compañeros. Y así será difícil disfrutar de los Felipes del futuro.

Si Felipe Reyes tuviera 20 años hoy, no debutaría en la ACB… Vaya por delante que soy muy fan de Felipe Reyes. Me parece un baloncestista que sabe sacar el mayor rendimiento de sus habilidades en cada jugada. Nadie como él sabe ganarse el espacio, colocarse para un rebote, doblar a un compañero. Sin embargo, parece que esas habilidades no tienen valor hoy en día. Actualmente, o tienes un físico imponente y eres el jugador más egoísta del planeta, o no tienes nada que hacer. En estos tiempos, en las categorías inferiores de cualquier equipo de cierto nivel sólo se valora el físico, y poco o nada se trabaja la técnica individual o la táctica.

Escuché a un gurú de las categorías inferiores del Estudiantes hacer esta afirmación ante chicos de 13 años. “El baloncesto es un deporte individual que se juega en equipo». Toma Moreno. Se entiende, por tanto, que si un chaval se juega un uno contra cinco y falla, pese a tener a cuatro compañeros solos, el entrenador le tendrá que aplaudir y animarle a que siga así. Y si un joven está sólo para un tiro de tres, pero ve un compañero mejor posicionado y dobla un pase que termina en canasta, le regañan. (Si tenéis oportunidad de ver las estadísticas de los partidos de las categorías inferiores, por favor mirad las asistencias: no existen).

Señores, ese va a ser el baloncesto que nos espere en los próximos años. Jugadores que solo verán aro, pero nunca verán compañeros.

El segundo motivo es que desde las categorías inferiores, ya desde preinfantil 12 años, estamos fichando extranjeros.
Pseudoagentes que hacen mucho daño al baloncesto están trayendo chavales, especialmente de centroáfrica, que dicen tener doce o trece años con más de dos metros de altura. Curiosamente, todos han nacido el 1 de enero y cuando los ves de cerca tienen más barba que un adulto.

No me corresponde a mí juzgar casos como el del Alcalá de Henares —entiendo que la FBM habrá hecho sus comprobaciones— donde han jugado toda la temporada con dos chavales en infantil (13/14 años) de más de dos metros y una musculatura que ya quisiera Thor. No vamos a pensar mal y supongo que en un país como Ghana, donde no hay control sobre la población, nadie habrá manipulado la fecha de nacimiento. Prefiero imaginar que son niños más desarrollados.

Lo que tengo claro es que estos dos jugadores no han permitido a dos niños alcalaínos jugar al máximo nivel, pues han ocupado sus plazas.

Soy amante del baloncesto desde hace 40 años, y nuestra cantera ha dado jugadores extraordinarios, que han competido con los mejores. Pero me da la impresión de que no podremos disfrutar de los futuros Felipe Reyes si desde la federación no cuidamos a nuestros jugadores, si no encontramos entrenadores que entiendan que el baloncesto es deporte físico, pero también técnico, y sobre todo táctico, y si los clubes de cantera como fueron Estudiantes, Juventud, Unicaja, Vitoria o Valencia —hoy solo hay que observar sus plantillas— no miran más y mejor a sus jóvenes talentos y se olvidan de los intereses económicos de los agentes.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Baloncesto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies