¡Síguenos!

Feminismo

2018: punto y seguido para las mujeres

2018 fue un año clave para el feminismo. Las calles fueron moradas el 8-M y en las concentraciones espontáneas tras la vergonzosa sentencia contra La Manada

Decir que 2018 ha sido el año de las mujeres es una afirmación atrevida. Y falsa. Porque el año de las mujeres será aquel en el que no nos maten ni nos violen. También aquel en el que no haya brecha salarial, ni techo de cristal (o de cemento) y la igualdad sea real y efectiva.

No. Por desgracia 2018 tampoco ha sido el año de las mujeres. Lo que sí ha sido es el año en el que las mujeres han tomado las calles, ocupando el espacio público que les pertenece por ser ciudadanas. Lo que sí ha sido es el año en el que hemos dicho basta ya. Basta ya de violencias sobre nuestros cuerpos, sobre nuestras mentes. Basta ya de la violencia institucional en los juzgados. Basta ya de la división sexual del trabajo, de las dobles jornadas. Basta ya de cobrar menos que los hombres, de no acceder a puestos de responsabilidad. Basta ya de ese círculo perverso.

Y es precisamente la movilización social lo que diferencia esta nueva Ola. Si las anteriores estaban marcadas por los libros fundacionales (El segundo sexo de Simone de Beavoir en 1949, La mística de la feminidad de Betty Friedan en 1963) ahora el feminismo no tiene rostro, pero tiene poder. Y acción. Decía Beavoir que «el feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente». Y en este 2018, circunscribiéndonos al ámbito español, la colectividad ha sido la protagonista.

Sobre todo porque el movimiento se ha abierto a un espectro de mujeres que nunca se habían interesado por el feminismo, por considerar que sus demandas no iban con ellas. El proceso viene desde mas atrás de 2018 y ha abandonado la Academia y los círculos elitistas para pisar la calle. Y llenarla. Su punto álgido fue el pasado 8 de marzo, en la primera huelga feminista celebrada en este país. Ante el escepticismo de cuñados y cromañones las mujeres (cada una dentro de sus posibilidades) pararon, se manifestaron y gritaron por una nueva sociedad.

La gran victoria de las mujeres no fue sólo parar y llenar las calles. Fue también reivindicar todos esos temas que nos preocupaban de manera individual, pero que no habíamos colectivizado. Aquello de «lo personal es político» se hizo realidad en el histórico 8-M y las ciudades españolas se vistieron de morado en manifestaciones multitudinarias que exigían derechos, libertad e igualdad.

El torbellino que nació en ese 8 de marzo es un movimiento que no ha parado de protestar desde entonces. Las nuevas tecnologías han sido clave para tejer esos hilos violetas basados en la sororidad. Un ejemplo de ello son las concentraciones espontáneas tras la vergonzosa sentencia contra La Manada. Aquel día las mujeres nos plantamos ante el Ministerio de Justicia para decir obviedades sonrojantes ante un sistema legal que no nos protege. «No es no», «No es abuso, es violación», «Hermana, yo sí te creo». Esa sororidad fue nuestra arma para defendernos del sistema patriarcal, de esa violencia institucional en juzgados y sentencias. Un sistema que juzga los delitos de los otros según nuestro nivel de alcohol en sangre, el haber ido sola por la calle, las horas de la noche en las que decidimos llegar a casa, la ropa que llevamos.

Ojalá 2019 sea el año de las mujeres. Ojalá no haya más violencias sobre nosotras, seamos jefas, podamos volver solas a casa sin miedo, no haya brecha salarial y la igualdad sea real y efectiva. Lo que es seguro es que hasta que esto ocurra seguiremos peleando, seguiremos siendo esas pesaditas que ya están tan hartas que no pasan ni una cuñadada más, seguiremos en las calles que siempre han sido nuestras y que ahora ocupamos. Benditas pesaditas.

Como dirían las compañeras de la editorial Horas y Horas:

Airadas y sororas, siempre.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Feminismo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies