¡Síguenos!

Multimotor

Fernando Alonso, ¿y ahora qué?

Tras el fracaso en las 500 Millas de Indianapolis, Alonso tendrá que elegir entre volver a la Fórmula 1 o correr el Dakar de 2020. Lo único que buscará será competir y disfrutar.

Un cúmulo de desastres es lo que aleja a Fernando Alonso de la felicidad. El asturiano llegaba el lunes a Indianápolis y afirmaba: «Esta carrera puede ser la victoria más importante de mi vida». Todo parecía entonces indicar que el domingo 26 de mayo Alonso estaría corriendo las 500 Millas de Indianápolis. Seguramente no tenía grandes opciones de ganar la prueba, pero al menos si de competir. Finalmente ni una ni la otra. Al final todo se resume en una pésima gestión de McLaren a nivel general, porque en ninguna modalidad acaba dando con la tecla. A lo mejor es hora de que den el salto al mundo del marketing, porque decorar y presentar nuevos modelos de coches lo hacen increíblemente bien, pero diseñar uno que valga para competir, no.

Seguramente, lo de ayer, sea uno de los golpes más duros en la carrera de Fernando Alonso. Además de dañar la imagen del piloto, por enésima vez se vuelve a manchar la de la escudería británica. Desde el primer día de las 500 Millas de Indianápolis se pudo comprobar que todo fue un despropósito. En las dos primeras jornadas, Alonso no pudo conducir por falta de fiabilidad mecánica. Dos días perdidos, pero esto no había hecho nada más que empezar. El tercer día (miércoles) pudo estrenar el coche que McLaren había diseñado para la prueba; terminó en desgracia. Los mecánicos estuvieron los dos primeros días encerrados en el taller y no fueron capaces de evitar el sobreviraje: el coche perdió tracción trasera y terminó contra el muro.

Ni uno de los pilotos con más control sobre la pista pudo evitar chocar con el muro de las 500 Millas de Indianapolis. El coche no funcionaba y se comportaba de manera extraña. Cuando más se necesitaba a los mecánicos, estos no aparecían. Tras el incidente, tuvieron más de 30 horas para solucionar el destrozo sufrido en el accidente. Fueron incapaces de arreglarlo. Esto define lo que a día de hoy es McLaren: una broma. Porque alguno podrá pensar que si el golpe es muy fuerte es normal que en 30 horas no estuviese el coche listo… pero no. Felix Rosenqvist tuvo el mismo accidente minutos después que el asturiano y su coche, que no tiene patrocinadores, estuvo listo el día siguiente.

Fernando Alonso fue crítico: «El equipo Juncos se estrelló ayer y estaba listo a las seis de la mañana. Es impresionante. Nosotros hemos sido un poco lentos con todo”.  Sabía que el trabajo no se estaba haciendo de manera correcta. Cuando parecía que la escudería británica estaba teniendo mejoras (al menos en la Fórmula 1), volvieron a las andadas. No han sabido preparar un coche digno para esta prueba. Teniendo uno de los mejores motores de la parrilla, han quedado eliminados. Además, otras escuderías tuvieron que hacer reglajes para salvar la clasificación y ni por estas lo consiguieron.

La suspensión la preparó el grupo Andretti y la puesta a punto fue de Penske, pero ni siquiera así consiguieron resultados positivos. Mientras Alonso daba vueltas al ovalo de Indianapolis, el McLaren empezó a echar chispas por un reglaje defectuoso. Finalmente, tras no conseguir la clasificación, Alonso mandó un mensaje en sus redes sociales: «Semana difícil, sin duda. Hemos probado todo, hasta un conjunto completamente diferente, pero no fuimos suficientemente rápidos. No es fácil conducir por aquí a 227 mph».

Tras el inmenso fracaso de Alonso y McLaren en las 500 Millas de Indianapolis, la pregunta que ronda la cabeza de los afinados es : ¿Y ahora qué? Abandonó la Fórmula 1 para lograr el sueño de la Triple Corona, pero no lo ha conseguido. Ha habido rumores de que el grupo McLaren podría comprar la plaza a algún equipo descalificado, pero finalmente Brown se encargó de negarlo. «Volveremos a las 500 Millas, aunque no queremos comprar una plaza, sino ganarla. Queremos lograrlo por nuestros propios méritos», explicó el director ejecutivo de McLaren.

¿Cuál es el futuro de Fernando Alonso? Todo parece indicar que solo tiene dos caminos por los que continuar: la Fórmula 1 o el Dakar. Si vuelve a la competición más rápida del mundo será raro que lo vuelva a hacer con McLaren. Aunque sea embajador de la escudería inglesa tanto fracaso seguido habrá minado la paciencia del asturiano. Uno de sus posibles destinos podría ser Ferrari. La semana pasada, tras ganar las 24 horas de Daytona, otro expiloto de Ferrari, Rubens Barrichello, le preguntó por la posibilidad de volver a la Fórmula 1. «Si tienes la oportunidad de llegar a un equipo puntero y la posibilidad de ganar, siempre vas a decir que sí», respondió Alonso al brasileño.

En la prensa italiana su nombre ha sonado varias veces y muchos le ven como sustituto de Sebastian Vettel. El alemán está pasando por una temporada complicada, ya que no consigue ni liderar la escudería italiana ni acercarse a los Mercedes y los periódicos italianos mencionan su nombre para presionar al alemán. El pasado fin de semana, tras disputarse el GP de España, Fernando Alonso subió una salida espectacular que realizó en ese mismo circuito pilotando un Ferrari, lo que se podría considerar como un guiño a la escudería.

Marc Gene, piloto de pruebas de Ferrari, concedió una entrevista en el Transistor de Ondacero en la que respondió acerca del futuro del asturiano. «Creo que volverá a la Fórmula 1, pero no es futurible en Ferrari. El hecho de que no haya renovado con Toyota es un mensaje de que quiere tener libertad. Pero él querría volver con un coche que le permita no sé si ganar carreras pero sí hacer podios. Y ahora mismo hay tres equipos que permiten esto. Alonso siempre tiene un as en la manga«, explicó Gené.

El otro camino será competir por el Dakar de 2020. Hace unos meses estuvo probando el Toyota y las sensaciones fueron buenas. Glyn Hall, máximo responsable de Toyota Gazoo Racing South Africa, explicó: «Alonso superó todas las expectatias que teníamos de él. Fue una buena experiencia para todos». El sueño de Toyota será unir a Fernando Alonso y a Carlos Sainz en el Dakar de 2020, pero aún no hay nada oficial. Es un nuevo reto para él, pero todavía no ha querido confirmar nada porque sigue esperando un coche competitivo en la Fórmula 1. El camino que tome Fernando Alonso se conocerá pronto. De momento, lo único que quiere es ir a un sitio donde le permitan competir. «Tengo dos o tres ideas en la mente que sabréis en un par de meses», explicó el asturiano en su adiós al Mundial de Resistencia.

Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Multimotor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies