¡Síguenos!

Fórmula 1

La mala suerte ataca a Leclerc

Una gran carrera de Hamilton ligada a un fallo en el coche de Leclerc le dieron la victoria al piloto británico. Carlos Sainz sufrió un choque con Verstappen en la vuelta 4 y perdió todas sus opciones.

En el Gran Premio de Australia, Charles Leclerc demostró que era más rápido que Vettel. En aquella carrera, el joven monegasco pecó de novato y preguntó por radio si podía pasar al piloto alemán. La respuesta fue clara: no. Este fin de semana, desde que se subió a su monoplaza, volvió a demostrar que su Ferrari era más rápido que el de su compañero y, esta vez,  no dejó escapar la oportunidad. Suya era la pole pero también la mala suerte de Ferrari. Un fallo en el turbo del monoplaza de Leclerc le hizo perder todas sus oportunidades cuando ya se imaginaba ganador; con el coche carente de potencia, cedió el liderato en la vuelta 47. Mercedes se encontró con un nuevo doblete que no hubiera podido soñar a mitad de carrera.

Los nervios le pasaron factura a Leclerc en la salida, que no fue buena. No es extraño cuando alguien parte primero con solo 21 años y al volante de un Ferrari. Esos nervios puntuales los aprovecharon Vettel y Bottas, que en las dos primeras curvas le pasaron. Pero si el monegasco había sido el piloto más rápido del fin de semana era por algo. Desde que perdió los dos primeros puestos se puso a marcar vueltas rápidas. Dos vueltas después ya lideraba la carrera. Primero fue a por Bottas y después a por el mismo piloto al que no le dejaron adelantar en Australia. Como si Vettel fuera un rookie y no un cuatro veces campeón del mundo, Leclerc le superó apurando la frenada en la recta principal. Desde ese momento lideró la carrera, marcó los mejores tiempos y aseguró el punto extra. Pero la mala fortuna volvió a penalizar a los Ferrari.

Parecía que con Leclerc a nueve segundos lo mejor que podría conseguir Mercedes sería la segunda posición, pero no fue así. Hamilton primero fue a por Vettel. Lo intentó parando en boxes, pero no le sirvió. Cuando Vettel paró, el británico no había conseguido el tiempo suficiente para hacerse con la posición, pero la ventaja de tener los neumáticos calientes le sirvió para ir un punto más rápido. Hamilton lo probó varias veces y Vettel consiguió mantener la posición. En la siguiente oportunidad que tuvo, Hamilton apretó y le pasó como un avión. El alemán perdió el control de su monoplaza y el alerón, lo que le retrasó hasta la sexta posición.

La mala suerte de los Ferrari no terminó con Vettel. Leclerc, que iba enfilado hacia la victoria, sufrió un fallo en el turbo y perdió la primera posición. Desde la radio avisaron de que su distancia con el tercero, Bottas, era suficiente para asegurar la segunda plaza. Se equivocaron. Para consuelo de Leclerc, la entrada del safety en las últimas vueltas le permitió mantener el tercer lugar, su primer podio, y no será el único. 

Otro de los incidentes fue el de Carlos Sainz con Verstappen. El McLaren llevaba un fin de semana de dulce, con muy buenos tiempos. Sus coches entraron en la Q3 durante la clasificación y el piloto madrileño partía desde la séptima posición. Salió y se hizo con la sexta plaza. Cuando mejor estaba, se lanzó a por el quinto puesto de Verstappen y chocó con él. Su monoplaza quedó dañado y tuvo que pasar por boxes a cambiar los neumáticos. A partir de aquí condujo solo desde la última posición y terminó por retirarse.

Otra de las grandes sorpresas del Mundial es el mal comienzo de los Renault. La escudería francesa partía como una de las favoritas para competir por la tercera posición, pero no está cumpliendo con el objetivo. En la primera carrera sufrió el tempranero abandono de Ricciardo y esta vez sus dos monoplazas tampoco finalizaron la prueba.

Hamilton consiguió su victoria número 74 y ya es el segundo piloto con más victorias, tras Michael Schumacher (91). Con este resultado, Bottas es líder del Mundial con 44 puntos, seguido por su compañero Lewis Hamilton con 43. Verstappen es tercero con 27.


Leclerc: “Este tercer lugar no era el nuestro, pero volveremos más fuertes”.


Nada más terminar, Leclerc comentó: “Cosas que pasan, hoy no ha sido nuestro día. Hemos recuperado el ritmo que perdimos en Australia. Si no fuese por el safety hubiésemos terminado más atrás”. En cuanto a la única buena noticia de haber conseguido su primer podio, el monegasco fue claro: “Nunca miro lo resultados. Este tercer lugar no era el nuestro, pero volveremos más fuertes”.


Sainz: “Con la leche que me ha dado podríamos haber pinchado los dos y me ha tocado a mi”. 


Tras la ceremonia del podio, Carlos Sainz pasó por los micrófonos de Movistar Fórmula 1 para hablar de la carrera. “He hecho todo lo que tenía que hacer, pero me ha tocado vivir lo peor. Con la leche que me ha dado podríamos haber pinchado los dos y me ha tocado a mí. Luego me ha fallado la caja de cambios, pero si me hubiese pasado en quinta posición tras haber pasado a Verstappen hubiese sido más dramático”. El piloto madrileño terminó con optimismo de cara al próximo gran premio: “Hay que ser positivos, los resultados ya llegarán. A ver si puede ser en el Gran Premio 1000 de China”.

Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fórmula 1

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies