¡Síguenos!
FIFA

Videojuegos

FIFA 20 va un paso más allá gracias al modo Volta

La recuperación del fútbol callejero es la gran incorporación y la mayor bocanada de aire fresco a la franquicia en años.

Como suele ocurrir durante todas las temporadas por estas fechas, el aficionado al fútbol anda deseoso de echar el guante a la nueva entrega de FIFA y poder satisfacer todos sus sueños en el simulador deportivo más popular a nivel mundial como es la licencia apadrinada por Electronic Arts.

Sin embargo, nos encontramos igualmente con todos esos lamentos sobre si “no ha conseguido evolucionar lo suficiente” o “es el mismo FIFA de siempre”, comentarios para los cuales EA debe buscar algo distinto que logra satisfacer las imposibles expectativas de los fans, aspecto que debe realizar año tras año.

Con ese objetivo en mente, FIFA 20 ha decidido mantener el alto nivel de jugabilidad mostrado en la versión anterior y que le sienta fenomenal mientras que ha buscado repescar a un viejo conocido para cubrir el hueco que dejara Alex Hunter y su Camino, circunstancia que le da un aire distinto y más fresco a esta veterana franquicia, cuya figura de la portada es Eden Hazard, el flamante fichaje del Real Madrid


Fiel a la realidad


En el enésimo ejercicio a la hora de dar un paso más allá y acercarse a lo que es el fútbol en sí, FIFA 20 manifiesta su intención de seguir evolucionando y sigue la línea aunque más avanzada que en la edición anterior. En este caso, la presente entrega refuerza la idea de un juego más pausado que le viene genial al desarrollo de los partidos y en el que el control del balón, pulsando L1 para pedir que un compañero se desmarque o R1 para que se ofrezca y abrir líneas de pase, se antoja primordial.

Igualmente las físicas del esférico siguen mejorando y el peso del mismo se presenta como clave a la hora de dominar las distintas situaciones de nuestros partidos. Todo ello se convierte en crucial a la hora de aprender a defender y proteger la pelota para ser capaz de combinar pases antes de mejorar nuestra definición de cara a potería.

En resumen, no hay pases que sigan un igual preestablecido de A a B con lo que dominar todos los recursos del juego al igual que utilizar la cabeza a la hora de los sprints y gestionar la resistencia de nuestros jugadores podrá desequilibrar la balanza según vamos incrementando la dificultad a la que nos midamos, ya sea contra la muy mejorada CPU o en el universo online.

También es muy destacable la mejora que se ha producido en el uno contra uno porque ese factor desequilibrante no sólo se trata a la ofensiva sino también en la vertiente defensiva, aspecto en el que FIFA 20 ha seguido mejorando respecto a entregas anteriores.

La mecánica de lanzamiento de faltas ha sufrido también una remodelación profunda y es que ahora los libres directos poseen una tremenda complejidad que resultará muy satisfactoria cuando consigamos dominar el clásico escenario prueba-fallo. Tendremos a nuestra disposición distintos efectos a imprimir al lanzamiento entre vertical, lateral, equilibrado o impredecible apuntando con el stick izquierdo el lugar al que queremos disparar y con el botón de disparo en el momento idóneo para conseguir potencia y precisión en lugar de que salga del terreno de juego por cualquier sitio menos por el deseado.

Otro de los valores añadidos del juego se trata del aspecto gráfico en el que es posible que no se aprecia una mejora tan notable como la que hubo de FIFA 18 a FIFA 19 puesto que nos encontramos en el tramo final de la actual generación de consolas, pero la recreación de algunos rostros son maravillosos aunque hay otros en los que debemos dar un verdadero salto de fe para aceptar que se trata del jugador en sí.

Bromas aparte, en líneas generales la ambientación sigue siendo de sobresaliente y los cánticos que refuerzan la sensación de estar viviendo un encuentro en uno de los templos del fútbol son muy emocionantes con una banda sonora a la altura. También nos encontramos con los habituales comentarios en español de Paco González, Manolo Lama y Antonio Romero en un área que refleja cierto estancamiento.


Dos juegos por el precio de uno


Los seguidores de FIFA llevaban tiempo reclamando la vuelta de aquellos FIFA Street en el que el fútbol callejero aportase un plus de dinamismo que no posee el clásico once contra once ya sea en la calle o en el entorno del fútbol sala, pero hay que reconocer que la llegada del Volta Football ha sido uno de los mayores aciertos de las últimas entregas de la franquicia de Electronic Arts.

A efectos prácticos, Volta viene a sustituir la historia protagonizada por Alex Hunter en El Camino puesto que más allá de la agilidad propia del fútbol callejero, FIFA 20 ha encontrado su ‘modo historia’ en Volta y es que a lo largo de una duración en torno a las siete u ocho horas, podremos crear a nuestro jugador desde cero mientras progresa a lo largo de todas las canchas del mundo con Vinicius Jr., el jugador del Real Madrid, como mentor.

A lo largo de los numerosos desafíos a los que nos tendremos que medir, deberemos dominar las mecánicas que van asociadas a los partidos 3v3, 4v4 y 5v5 puesto que el componente estratégico, el dominio de la técnica y de los espacios asociados a cada campo serán fundamentales a la hora de progresar al igual que las técnicas de ataque y defensa.

Se trata pues de una bocanada de aire fresco tanto por el entorno del fútbol callejero como por el frenetismo que posee en su ADN mientras acumulamos experiencia para nuestro jugador en la más que interesante historia principal, participamos online contra otros usuarios en la Liga Volta o desbloqueamos escenarios en la Gira Volta, que posee un narrador para cada campo a lo largo del mundo, como en el caso de Ibai Llanos para Barcelona, aunque no se puede apreciar mucho sus comentarios puesto que el ambiente se encuentra altísimo.


El favorito de todos


No cabe ninguna duda que el modo Ultimate Team se encuentra entre los favoritos de los jugadores gracias a la posibilidad de ir creando nuestros equipos desde cero mientras fichamos a diestro y siniestro a estrellas del presente o del pasado se encuentra entre los elementos más divertidos para el usuario.

Para esta ocasión, la imagen utilizada ha sido la de Zinedine Zidane y es que con el extra de ir consiguiendo flamantes fichajes o bien encontrándolos en los sobres de cromos de cara a formar el equipo de nuestros sueños donde la química será fundamental, las horas que podremos emplear en FUT pueden llegar a ser casi infinitas con la inclusión de las temporadas a lo Fortnite con sus respectivas recompensas o gracias a todas sus vertientes con las Squad Battles, Division Rivals o los simples amistosos que siempre son socorridos para jugar entre amigos.

De igual modo, nos encontramos con que el Modo Carrera también está presente y las opciones que se nos presentan son más que numerosas, desde la opción de crear a nuestro jugador de cara a situarlo en la élite, pasando por la posibilidad de ejercer como máximo responsable del día a día de un club a la hora de negociar todos los aspectos propios de una gran entidad con el bonus de incluir las ruedas de prensa como mecánica y que afectarán a la moral del club. Desafortunadamente, nos hemos encontrado con que este modo está presentado ciertas dificultades a la hora de guardar el progreso en la actualidad y Electronic Arts ya ha afirmado que se encuentra trabajando a toda velocidad para solucionar esta contigencia.

Por último, siempre resulta positivo poder disfrutar de la mejor competición continental como es la Champions League, que tiene un papel fundamental en los planes de este FIFA 20, y es que la música del torneo siempre tiene algo especial. Asimismo, el juego posee la licencia de todas las ligas europeas importantes con excepción de la Juventus, que ha pasado a ser la cabeza más visible, pero en su conjunto no se le puede poner ninguna pega salvo el hecho de que las plantillas no se encuentran del todo actualizadas mientras escribimos estas líneas aunque seguro que se trata de un fallo que será corregido en breve.


Conclusiones


Con la obligación de reinventarse año tras años, pero sin renunciar al dicho “si algo no está roto, no lo toques”, FiFA 20 ha querido ofrecer un alto nivel de contenido mientras sigue la misma línea de jugabilidad mostrada en la versión de la temporada anterior y con un realismo que nos deja pasmados por su semejanza con el mundo real.

Tras el adiós del Camino con Alex Hunter y compañía, el simulador necesitaba una bocanada de aire fresco y eso viene del modo Volta, que no deja de ser una especie de juego dentro del juego en el que el fútbol callejero entra con fuerza y parece una apuesta de futuro sólida.

Desgraciadamente, nos hemos encontrado con unos problemas menores que todavía deben ser subsanados como son la falta de actualización de plantillas y optimizar el Modo Carrera, que parece impropio encontrarnos estos fallos durante sus primeros días a la venta en un título de esta magnitud. Afortunadamente, con un mínimo de paciencia por nuestra parte y con todo el contenido que tiene en su interior, FIFA 20 volverá a alcanzar la excelencia que se espera de él.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Videojuegos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies