¡Síguenos!
Florentino James Madrid Mundial
El Real Madrid fichó a James Rodríguez después del Mundial de 2014 | @RMFutbol_es

Real Madrid

Florentino compra en ‘Supermercados Mundial’

El presidente blanco ha fichado a siete jugadores, en los que se ha gastado 218 millones, tras sus actuaciones en la Copa del Mundo.

Con Cristiano en Turín, la afición blanca reclama una estrella que lo supla. Siguiendo la dinámica de los últimos años, Florentino Pérez siempre espera a que se celebre el Mundial para reforzar la plantilla y realizar los fichajes más sonados: hasta siete jugadores, en los que se ha gastado 218 millones, han recalado en el conjunto blanco tras ser las estrellas de la Copa del Mundo.

Con Ronaldo Nazario empezó todo. Tras el Mundial de Corea y Japón de 2002, el jugador del Inter de Milán se marchó al Real Madrid por 45 millones de euros. Ocho goles en el torneo, dos de ellos en la final, le sirvieron a Brasil para levantar el título. Fue suficiente para que Florentino fichase al brasileño. El traspaso fue complicado y se concretó sobre la bocina. La mala relación del jugador con Hector Cúper, entrenador de los nerazzurri en aquel momento, facilitaron la operación.

2010 fue el primer año en el que hubo Mundial en la segunda era de Florentino como presidente. En Sudáfrica, el club blanco debía reforzarse para retornar a la senda de los títulos tras dos magníficas temporadas de su eterno rival, el Barcelona (ocho títulos de nueve posibles). La selección alemana fue la que más gustó al máximo mandatario blanco. Los germanos tenían talento joven y de perfil pelotero. Özil (22 años) y Khedira (23) fueron los primeros en llegar tras el torneo. El Real Madrid pagó 15 millones al Werder Bremen y diez al Stuttgart, respectivamente. Di María, asentado en la titularidad con Argentina, fue otros de los refuerzos de ese verano.

Brasil 2014 fue el año en el que Florentino confirmó la tendencia y fichó a los nombres más sonados del torneo. Kroos fue el primero. El alemán realizó un Mundial magnífico, llevando a su país a levantar la copa dorada. Con 24 años, y de perfil parecido a Xabi Alonso, aterrizó en Madrid uno de los centrocampistas con más proyección del mercado. Su coste: 25 millones de euros.

James Rodríguez era la sensación de Brasil 2014 cuando empezaron a llegar los primeros rumores de su fichaje por el Madrid. El colombiano fue el máximo goleador del torneo con seis goles y el club blanco pagó 80 millones al Mónaco para hacerse con sus derechos. Keylor Navas, portero del Levante y de quien ya tenía informes, llevó hasta cuartos de final a la selección costarricense. Con paradas increíbles, un seguro en las tandas de penaltis, el conjunto blanco se decidió por él para defender la portería del Santiago Bernabéu a cambio de 10 millones de euros.


También en Eurocopas


Florentino no solo pesca durante el Mundial. También busca estrellas en las Eurocopas. Modric, en Ucrania 2012, o Morata, en Francia 2016, se vistieron de blanco tras la celebración del torneo. El delantero madrileño, ese año, realizó una buena temporada en la Juventus, eliminado, además, al Real Madrid en las semifinales de Champions. Después, en el campeonato comunitario, anotó tres goles en cuatro partidos con España. Balance suficiente para regresar a la que había sido su casa. La llegada de Modric fue diferente: realizó un buen torneo en Ucrania y Polonia, pero su selección no pudo pasar de la fase de grupos.

Las Eurocopas Sub-21 son otro foco donde el presidente blanco presta especial interés para firmar a jóvenes talentos. En el año 2013, la Selección Sub-21 ganó el torneo con un equipo cargado de talento que ya trotaba en los campos de Primera división. Isco o Illarramendi fueron dos de los fichajes que el Real Madrid llevó a cabo para afrontar la temporada 2014, año en el que levantaron la ansiada décima Copa de Europa.

Ahora, en 2018, los jugadores que han brillado en el torneo empiezan a sonar para reforzar la plantilla de Julen Lopetegui. Courtois, Hazard, Mbappé, Neymar o Kane son los futbolistas con más opciones de recalar en el Paseo de la Castellana. Repasando el historial del presidente blanco, hay que analizar sus actuaciones en el Mundial de Rusia para saber si convencen o no a Florentino Pérez.

Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies