¡Síguenos!

Fútbol

El fútbol español habla en japonés

La sorprendente llegada de Shinji Kagawa al Real Zaragoza ha supuesto el colofón a un mercado de fichajes con claro acento nipón en España.

La comunidad japonesa en España no es de las más mayoritarias. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), poco más de 6.000 japoneses residen en la actualidad en nuestro país. Una cifra escasa en comparación con los aproximadamente 224.000 habitantes provenientes de China. Aún así, la colonia del Sol Naciente va poco a poco en aumento. Un puñado de japoneses ilustres han aterrizado en suelo español a lo largo del verano por motivos laborales. No son demasiados, aunque sí lo parecen porque no estamos acostumbrados a tantos. Su profesión es el fútbol.


Kagawa causa impacto en Zaragoza


La sorprendente llegada de Shinji Kagawa al Real Zaragoza ha supuesto el colofón a un mercado de fichajes con claro acento nipón en España. Cuando el técnico maño, Víctor Fernández, anunció que el club estaba trabajando en un movimiento que iba a causar impacto, ni el más optimista de los aficionados imaginó que se trataría de todo un campeón de Bundesliga y Premier League. El Zaragoza ha firmado un jugador con una calidad muy superior a la de la Segunda División española. Este mediapunta nipón fue una de las grandes sensaciones del fútbol europeo a principios de década. Un futbolista con casi cien internacionalidades con la selección japonesa y un talento que puso en pie a templos como Old Trafford y el Signal Iduna Park. Después de media temporada irregular en el Besiktas (su marcha del club ha sentado mal a los pasionales hinchas turcos) ahora aterriza en la Romareda con la carta de libertad.

Kagawa no quería retornar a Japón sin haber jugado antes en España. Tanto es así que al parecer habría renunciado a un 90% de su salario para disfrutar de nuestro fútbol. De momento no competirá en la máxima categoría (se rumoreó sobre un interés de Celta y Mallorca), pero sí lo hará en un conjunto histórico. Hubo un tiempo en el que al Zaragoza llegaban jugadores de primer nivel y nadie se sorprendía… Kagawa llega a la capital aragonesa con 30 años y una misión: devolver al zaragocismo al lugar en el que por historia merece estar. Más allá de la insistencia de Víctor Fernández o del director deportivo, Lalo Arantegui, la influencia de Ander Herrera para que el japonés se enfunde la elástica blanquilla parece evidente. O más que de Ander, zaragocista de cuna y antiguo compañero de Kagawa en el United, de su padre.

Todo se fraguó alrededor de una mesa. Pedro Herrera, representante de futbolistas en la empresa AC Talent y antiguo secretario técnico del mejor Zaragoza de todos los tiempos, se encontraba en medio de una cena cuando el nombre del mediapunta nipón salió a la palestra. Sergio Corella, compañero de agencia de Herrera, había comentado las ganas del jugador por venir a España y las dificultades con las que se estaba topando para encontrarle equipo. El padre de Ander propuso traerlo al Zaragoza. La sugerencia encendió una luz en la cabeza del tercer comensal: Víctor Fernández. El técnico maño tanteó rápidamente las posibilidades de éxito de la operación. La salida de Pep Biel al Copenhague a cambio de cinco millones de euros encajó todas las piezas del puzle. El fichaje de Kagawa ha sido el penúltimo milagro obrado por un hombre que incompresiblemente todavía no tiene una estatua en los aledaños de la Romareda.

Aunque a muchos les sorprenda, el ex futbolista de Manchester United y Borussia Dortmund no será el primer japonés en defender los colores del Zaragoza. No hay que echar la vista muy atrás para encontrar al pionero. Aria Hasegawa fue la contratación exótica de la Segunda División española hace cuatro veranos. Su llegada a la capital aragonesa generó curiosidad… un sentimiento muy diferente de la euforia que ha despertado Kagawa. El paso por Zaragoza de Hasegawa, avalado por el entrenador de entonces, Ranko Popovic, fue discreto y apenas seis meses después de haber venido hizo las maletas de regreso a Japón.


Okazaki y Shibasaki: de Málaga hasta La Coruña


Kagawa coincidirá en la competición con dos compatriotas. Shinji Okazaki ha sido el protagonista de uno de los movimientos más curiosos del mercado de fichajes. El poderoso delantero centro nipón sorprendió al mundo al cerrar su incorporación libre al Málaga. A sus 33 años disfrutará de los últimos coletazos de su carrera en las playas de la Costa del Sol. Okazaki será siempre recordado por compartir dupla de ataque junto a Jamie Vardy en aquel histórico Leicester City de Claudio Ranieri campeón de la Premier League. Los aficionados foxes nunca olvidarán el antológico gol de chilena que marcó ante el Newcastle y que dejó el título liguero un poco más cerca del King Power Stadium.

De Málaga hasta La Coruña, que diría Leiva. En la otra punta del mapa encontramos al tercer nipón que competirá este curso en Segunda. El de Gaku Shibasaki es un nombre conocido entre los aficionados españoles. El centrocampista nacido en Aomori fue una de las grandes sensaciones de la categoría de plata hace tres temporadas. Medio año en el Tenerife le bastó para demostrar que el nivel de España no le quedaba grande. Su rendimiento fue tan alto que, curiosamente, el mismo equipo que dejó a los chicharreros a las puertas del ascenso le dio la oportunidad de competir en Primera. La importancia de Shibasaki en el Getafe fue claramente de más a menos. De ser el primer japonés en marcarle un gol a Barça o Madrid (una volea impresionante ante el conjunto azulgrana) a sufrir una grave lesión y apenas contar con la confianza de Bórdalas.


Kubo y Abe: dos japoneses en la élite


En la última pretemporada del Real Madrid en Canadá se contabilizaron más periodistas japoneses que españoles. La razón era un chico de 18 años. Su nombre: Takefusa Kubo. Este habilidoso atacante nacido en Kawasaki ha sido la gran sensación blanca durante los amistosos de preparación. En medio de una vorágine de derrotas abultadas y juego decepcionante, Kubo emergió de entre la desilusión para abrir una pequeña ventana de esperanza al madridismo. Han sido muchas las voces que han demandado que cuente con ficha en el primer equipo y que Zidane sea valiente y apueste por él. Según las informaciones publicadas en los últimos días, todo hace indicar que finalmente no se producirá ninguno de los dos escenarios, ya que el jugador estaría cerca de cerrar su cesión al Valladolid. La directiva merengue ha debido entender que a Kubo le queda grande el Madrid, aunque pequeño el Castilla.

La respuesta a los aficionados madridistas que viendo jugar al nipón se preguntan de dónde ha salido un joven con tanto desparpajo es sencilla: de Japón… y de la cantera del Barça. Tal vez por eso escoció tanto en el Camp Nou la marcha de su antiguo pupilo al eterno rival. Kubo aterrizó en 2011 en la Masía y la abandonó tres años después para retornar a su país. El motivo fue la sanción que la FIFA impuso al conjunto catalán por el incumplimiento de la normativa en los traspasos de menores extracomunitarios. A pesar de la marcha obligada de Kubo, en Can Barça siempre albergaron la esperanza de que pudiera regresar una vez cumpliera la mayoría de edad y quedará libre de restricciones. Sin embargo, con lo que no contaron fue con el interés desmesurado del Madrid en contratarlo. La oferta económica de los blancos al FC Tokyo, club propietario de los derechos de Kubo, superó la barrera del millón de euros. El Barça no quiso entrar en la puja del representante y el jugador acabó regresando a España… dirección Madrid y no Barcelona.

Unos días después, el club blaugrana anunció la contratación de Hiroki Abe. Un futbolista japonés, qué casualidad. Seguro que la motivación del fichaje fue estrictamente deportiva y no tuvo nada que ver con la marcha de Kubo a la capital… Abe es un joven delantero de 20 años que esta temporada jugará en el equipo filial. En un principio iba a formar parte del primera plantilla en la gira asiática, pero desafortunadamente sufrió una lesión que nos privó de verle en escena. Para colmo, unos problemas burocráticos han retrasado su debut oficial con el Barça B hasta principios de septiembre. Los dos clubes más populares del mundo ya cuentan cada uno con un futbolista nipón. Nadie discute la apuesta deportiva, pero sería absurdo negar la influencia económica detrás de esta clase de decisiones. Con una renta per cápita de 38.000 euros, Japón es el estado más rico de Asia. El país del Sol Naciente es un mercado todavía por explotar.


Inui: Oliver Atom juega en el Eibar


Mientras Kagawa, Okazaki y Shibasaki, tres de los mejores representantes de la última generación de futbolistas nipones, competirán en Segunda, dos jóvenes como Kubo y Abe, que apenas han demostrado todavía nada en el fútbol, han firmado contratos con Barça y Madrid… Sin embargo, más allá del pasado de unos y el futuro de otros, el emperador japonés en España no es ninguno de estos cinco jugadores. Al Oliver Atom de carne y hueso lo encontramos en Eibar. Takashi Inui es con todo merecimiento y por encima de cualquier nombre el representante más consolidado del fútbol nipón en nuestro país. El extremo nacido en Tokio lleva desde 2015 compitiendo en LaLiga y rindiendo siempre a buen nivel. Después de una última temporada irregular, primero en el Betis y después en el Alavés, Inui está de regreso en el club para el que jugó durante tres cursos y del que probablemente nunca debió marcharse: el Eibar. La brillante capacidad estratégica del conjunto armero se refleja en que sus partidos ligueros eran los más vistos en Japón, sin contar los de Barça y Madrid. El fútbol es un deporte curioso. Este pequeño pueblo de Guipúzcoa es un espejo en el que pueden mirarse los mediáticos Kubo y Abe.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies