¡Síguenos!

Videojuegos

Ghost Recon Breakpoint nos ofrece una experiencia desigual

El célebre shooter táctico de Ubisoft no ha sido capaz de continuar los éxitos de Wildlands, la entrega anterior.

La figura de Tom Clancy, el famoso escritor de best-sellers y creador del interesante personaje del Jack Ryan protagonista de múltiples novelas suyas, siempre ha estado asociado a esta saga en la que el realismo siempre ha sido su santo y seña con la esperanza de ganarse un hueco en el mercado y que Ghost Recon Wildlands logró con un notable éxito de ventas, crítica y respaldo por parte de la comunidad.

Por ese motivo, la gente se mostró entusiasmada cuando Ubisoft anunció que habría una nueva entrega con un papel protagonista para un actor conocido de Hollywood y en el que todo lo visto en Wildlands, sería tomado en cuenta y aumentado en alas de mejorar este shooter táctico que ya ha llegado a nuestras manos y que procedemos a analizar.


Una apuesta segura


Ghost Recon Breakpoint nos sitúa varios años después de los sucesos de Wildlands y manejaremos a Nomad, un miembro de los Ghosts que deberá enfrentarse al peligro definitivo en un antiguo compañero de armas como es Walker, interpretado por el famoso Joel Bernthal, de The Walking Dead o Punisher, que va a liderar a los Wolves, antiguos miembros de esta prestigiosa unidad militar de élite, y que se convertirán en nuestros antagonistas fundamentales en la misteriosa isla de Auroa, que forma parte de un ficticio archipiélago en pleno océano, donde los Wolves y los terrores tecnológicos creados por la Corporación Skell, se cruzarán en nuestro camino.

Pese a que la historia no inventa nada y aporta los clásicos clichés del género amén de los previsibles giros de guión, la presencia de un actor de carácter y con un notable carisma como Bernthal es un añadido interesante y no es la primera vez que le vemos en la saga tras su breve paso por un DLC enmarcado en Wildlands.

Con una narrativa de mucho menor calado político como ocurrió en la entrega anterior, el debate sobre el uso de la tecnología y el peligro que supone que caiga en las manos equivocadas nos marcará a la hora de averiguar lo que ocurre en esta inmensa isla que posee una variedad soberbia, pasando de zonas volcánicas, pantanosas a paisajes nevados, donde la supervivencia en sí será un factor más a tener en cuenta aparte de los enemigos que se interponen a la hora de averiguar lo que ha ocurrido al mandamás de Skell Technology.


Repitiendo una fórmula anterior


Al igual que sucediera con Wildlands, Ghost Recon Breakpoint apuesta por el cooperativo como la manera ideal de disfrutar del juego, ya sea en el PvP (Jugador contra Jugador) o en la propia campaña, con la ausencia del apoyo de unos compañeros que completaran tu pelotón y manejados por la IA, aspecto que no ha gustado a no pocos aficionados a los que les hubiese gustado tener la oportunidad de decidir entre ir en solitario o con un apoyo más que socorrido, especialmente en las dificultades más altas donde la planificación de los combates resulta capital.

Breakpoint ha rehecho su modo PvP, que se llama Ghost War, aunque con unas matizaciones que refuerzan su sistema de clases y una oferta más que sólida en forma de mapas. Al mismo tiempo, hay un par de alternativas en Eliminación y Sabotaje, que aspiran a ofrecer el contenido suficiente para no caer en el aburrimiento con el título, sin contar con las Raids que irán llegando junto a nuevas partes de la historia, más armamento y otros estilos de juego.

Ubisoft afirmó que en Breakpoint afirmó que el componente supervivencia iba a ser clave en nuestra aventura y aunque esto es cierto, no es tan real como pudiera parecer a primera vista y es que en dificultades asequibles, la infinita cantidad de vendajes nos echa un capote cuando más hace falta en esos momentos de flaqueza, aspecto que podemos descartar en los niveles más avanzados donde una táctica más directa es el mejor camino hacia la muerte de nuestro personaje con lo que la estrategia a seguir sí que resulta más importante si cabe, echando mano de las mejoras temporales que los distintos consumibles nos proporcionan a la hora de combatir el agotamiento o mejorar la resistencia al daño y que son de uso imperativo cuando los enemigos pegan más duro.

No obstante, dispondremos de la capacidad de conducir a nuestro soldado hacia la clase que más se ajuste a nuestro estilo de juego y es que las cuatro categorías existentes (médico de campo, asalto, pantera y francotirador) irán asociadas a distintas habilidades que serán de lo más útil y nos permitirán ‘exprimir’ el título de la mejor manera posible, pasando de la capacidad de marcar enemigos, la presencia de un dron de curación o desbloquear la fabricación de lanzacohetes como parte de un largo etcétera.

Igualmente, el componente rolero también estará presente aunque puede que no tanto como en otro título de la desarrolladora como es The Division 2. En Breakpoint, nuestro personaje irá avanzando al igual que el armamento y equipamiento, que tendrá niveles y que dependiendo del color (gris, verde, azul, morado o dorado) aportarán distintos bonus que nos convertirán en el soldado definitivo.


Una molestia continua


La apuesta por Ubisoft de una conexión permanente a nuestro proveedor de internet puede ser una bendición y una maldición al mismo tiempo y es que un fallo en el servicio por el motivo que sea nos expulsará de la partida en el momento más inoportuno, sin importar si estamos en compañía de amigos, conocidos y en la aventura en solitario, que parece verse obligada a un segundo plano.

Probablemente lo más frustrante de todo (aparte de unos menús que son excesivamente complicados) resulte ver los llamativos fallos gráficos en la preciosa isla de Auroa con todos sus microclimas que hemos presenciado en forma de bugs en la versión para PS4 Pro a la que hemos jugado y que mantiene una estabilidad notable respecto a unas versiones más básicas que no han dejado a nadie indiferente, con el consiguiente enfado de los aficionados.

Es verdad que juegos de tanta extensión pueden presentar fallos que serán corregidos en futuras actualizaciones, pero la sensación que queda es que hubiera hecho falta un retraso en su salida a la hora de haber logrado una mayor optimización con errores inexplicables durante los propios diálogos y a lo que ya se está poniendo manos a la obra la propia desarrolladora, que solventará en futuros parches, al igual que nutrirá el juego de un mayor contenido.


Conclusiones


La franquicia Ghost Recon se ha caracterizado por ofrecer una experiencia más que satisfactoria para todos los amantes de los shooters tácticos a lo largo de los años y cubre un nicho de mercado que quizás no goce de una tremenda popularidad a priori pese a que las formidables ventas de la entrega anterior demuestran que las cosas bien hechas despiertan el interés.

Desafortunadamente, Breakpoint no ha llegado todo lo “cocinado” que uno hubiese podido desear aunque esto sea un mal mucho más habitual que lo que nos gustaría comprobar en los lanzamientos del sector y que la sensación desigual que nos deja no tiene porque ser la definitiva si Ubisoft cumple con la palabra dada a la hora de seguir reforzando la oferta tanto en contenido como en optimización, que probablemente sea el apartado más criticable.

Con todo lo anterior en cuenta, la valoración completa de Ghost Recon Breakpoint hay que pensarla a meses vista, pero esto no es lo que deseaban la mayoría de sus seguidores, siendo la entrega peor valorada de su historia, y pone relativamente en entredicho su viabilidad futura, aspecto que podrá ser revisado si las promesas de la desarrolladora mejoran su economía y las raids aportan todo lo que se merece esta prestigiosa saga.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Videojuegos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies