¡Síguenos!
goyvaerts
Goyvaerts jugó primero en el Barça y después fichó por el Real Madrid.

Real Madrid

Goyvaerts: el primer belga del Madrid vino del Barça

Hazard vestirá la misma camiseta que su compatriota. En dos años solo jugó tres partidos y marcó un gol.

Con la llegada de Eden Hazard al Real Madrid serán dos los belgas que vistan la camiseta blanca de forma simultánea. El ex del Chelsea compartirá vestuario con su compatriota Thibaut Courtois, que siempre se ha declarado abiertamente favorable a su fichaje. Es posible que algunos aficionados piensen que el portero fue el primer belga en vestir la camiseta del Real Madrid, pero no es así.

La relación del Real Madrid con Bélgica se remonta a la mismísima fundación del club blanco. Uno de los jugadores fundadores del club fue el belga Carlos Maertens, aunque su participación a nivel futbolístico fue meramente anecdótica: tan solo disputó dos partidos amistosos entre 1902 y 1904. No existen datos contrastados de aquella época, pero lo que sí se sabe es que no aparece en ninguna de las alineaciones de los primeros partidos oficiales del Real Madrid.

Por lo tanto, el primer belga en disputar partidos oficiales con la casaca madridista fue Fernand Goyvaerts. El delantero fichó por el Real Madrid el 18 de julio de 1965 procedente del Barcelona. El jugador llegó a España desde el Anderlecht, y una de sus motivaciones para marcharse de su país natal fue eludir el servicio militar obligatorio. Durante las cuatro temporadas que estuvo en el Barcelona ganó una Copa. Disputó 17 partidos y vio puerta en una única ocasión. El rendimiento tan pobre hizo que el Barça no se plantease su renovación por lo que el belga se fue de vacaciones sin equipo en el verano de 1965.

Goyvaerts, consciente de que el Barça no pretendía renovarle, se fue a Bélgica para comprar su carta de libertad al Brujas, club que poseía sus derechos de formación y al que pagó un millón de marcos belgas. Fue entonces cuando empezaron a surgir informaciones de un posible interés del Real Madrid y, ante ello, el Barcelona movió ficha e intentó su renovación. Se dice que el jugador se citó con el entones presidente blaugrana, Enric Llaudet, el 21 de de junio para formalizar el acuerdo. Sin embargo, aquella reunión entre el futbolista y presidente culé nunca llegó a materializarse. Goyvaerts, descontento con los minutos de juego de los que gozaba en el Barça, se fue a la capital a hablar con el gerente madridista, Antonio Calderón, para ofrecerse al club blanco.

La reunión con el dirigente madridista fue fructífera y Goyaverts firmó por dos temporadas. Antonio Calderón declaró: “La gerencia madridista, puesta al habla con los directivos del club actualmente en Madrid y con Miguel Muñoz en la cuestión técnica, y aceptando el contrato por aquellos, y con el voto favorable del entrenador, se decidió a aceptar el ofrecimiento de Goyvaerts, firmando seguidamente el contrato que tiene una duración de dos años”

Por aquel entonces los clubes españoles solo podían tener dos extranjeros, uno de raíces no hispánicas y otro oriundo. Así que en su viaje hacia Madrid, Goyvaerts se cruzó con el francés Lucien Muller, que dejaba Chamartín para fichar por el Barça. Lo que ahora sería impensable, fue visto con normalidad por El Mundo Deportivo: “El cambio de aires puede ser beneficioso para los dos jugadores y para los dos clubs”.

Goyvaerts fue entrevistado en el Hotel Nacional de Madrid después de su fichaje por el club blanco. “En primer término, debo mostrar mi satisfacción por el acto llevado a cabo hace unas horas en el domicilio del Real Madrid. Desde el momento en que supe que el Barcelona no necesitaba de mis servicios, decidí ofrecer estos a otro club español. En primer término, porque tanto a mí como a mi esposa nos entusiasma España, y después porque me siento ya como un jugador español, más hecho al fútbol español. Al serme entregada la carta de libertad me ofrecí en primer término al Real Madrid, tan gran club como el Barcelona, pero previamente creí conveniente poner en claro mi situación con el Brujas”.

“El jugador de fútbol es un profesional y yo no puedo estar descontento con el Barcelona, que ha cumplido en cuanto se refiere al compromiso común conmigo. Pero se me ha tenido durante tres años de contrato sin casi utilización alguna, solamente en contadas ocasiones. Sí, el jugador es un profesional, pero también tiene su amor propio. Créame que esta actitud conmigo me ha dolido durante mucho tiempo. El Barcelona me ha concedido la libertad (…) y es cuando se comienza a hablar de otro club español cuando han querido retenerme. Era demasiado tarde…”, sentenció.

Como jugador madridista Goyvaerts pasó sin pena ni gloria, jugó solo tres partidos oficiales y marcó un gol. A pesar de ello, formó parte de aquel Madrid ye-yé que ganó la Copa de Europa en 1966.

Vigués afincado en Madrid. Aficionado a los golpes en la cabeza y, por ende, también al motociclismo y al boxeo. Su primera bicicleta tenía motor y desde ahí ha ido in crescendo. El día que descubrió que no iba a ser ni el próximo Kevin Schwantz ni el próximo Muhammad Ali decidió dedicarse al periodismo. En sus ratos libres le gusta complicarse la vida y leer sobre filosofía y la Guerra Civil, probablemente a causa de algún traumatismo craneoencefálico.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies