¡Síguenos!

Turf

Diez razones para ver el Grand National (y una para no hacerlo)

Es la carrera de caballos más popular del planeta. También la más dura. Son 180 años de historia… con ochenta caballos muertos.

El Grand National está hoy de regreso (18:15) a su cita anual con el hipódromo de Aintree, en Liverpool: 40 de los mejores caballos del mundo compitiendo en un circuito de 3.600 metros cuadrados y 30 vallas. The Chair, casi al final del recorrido, es el obstáculo más alto del trazado con 1,6 metros de altura y un foso de 70 centímetros de profundidad. En definitiva, una pesadilla para quien está dentro y una bendita locura para quienes lo ven desde fuera, unos 600 millones de espectadores por televisión. Estas son diez cosas que debes conocer sobre la carrera de obstáculos más dura del planeta… y cada vez más en entredicho.

 


Sólo las Guerras Mundiales pudieron frenar el Grand National


El primer sábado del mes de abril es una fecha marcada en rojo en los calendarios de todos los aficionados a las carreras de caballos. El Grand National lleva disputándose desde el lejano 1839. El circuito de aquella época era muy diferente del actual. Entonces se competía en una carrera de campo a través en la que los principales obstáculos eran setos o arroyos. Desde ese año, sólo las dos Guerras Mundiales han interrumpido la celebración de esta histórica prueba. Primero entre 1916 y 1918 y después entre 1941 y 1945. Lo más cerca que estuvo de desaparecer el Grand National fue por una tentativa de venta de los propietarios del hipódromo de Aintree a principios de la década de los ochenta.

 


Red Rum: el pura sangre más legendario


Red Rum (Murder, si se lee al revés) no es sólo el mensaje que escribe el hijo de Jack Nicholson en la puerta del hotel de El Resplandor, también es el nombre del caballo más legendario de la historia del Grand National. El único que ha ganado la carrera de obstáculos más popular del mundo en más de dos ocasiones. Fueron tres, concretamente. Las de 1973, 1974 y 1977. Por si fuera poco, terminó en segundo lugar en otras dos ediciones. Todos los éxitos de La Leyenda de Aintree cobran especial mérito teniendo en cuenta su pasado. De joven, le diagnosticaron una severa pedalositis, una enfermedad ósea con desenlace mortal. Los dueños de Red Rum lo vendieron rápidamente, engañando a los compradores sobre la salud del animal. Milagrosamente, el caballo se recuperó gracias a la arena y el mar de las playas británicas. El resto es historia. Hoy una estatua suya a tamaño natural preside la pista del hipódromo de Aintree.

 


Ganar un Grand National antes de los 18


Bruce Hobbs. Ese es el nombre del ganador más joven de la historia de esta legendaria prueba. Tenía 17 años cuando montó a Battleship en el Grand National de 1938. Ni siquiera había cumplido la mayoría de edad. Hobbs fue el más joven, Dick Saunders el más longevo. En el circuito de 1982 tenía 48 años, 31 más que su colega. El jockey más exitoso de la historia del Grand National es George Stevens, que se proclamó campeón en hasta cinco ediciones diferentes. Las de 1856, 1863, 1864, 1869 y 1870.

 


La Reina de Aintree


El nombre de Jenny Pitman es el de una pionera. El de la primera mujer de todos los tiempos en entrenar a un ganador del Grand National. Pitman fue la entrenadora en 1983 de Ben de Haan, el jockey que se hizo historia montando a Corbiere. Doce años después de aquella victoria sin precedentes, Pitman volvió a triunfar en la carrera de caballos más famosa del mundo. Su pupilo Jason Titley salió vencedor con Royal Athlete. A Jenny Pitman se la conoce popularmente como La Reina de Aintree. Sus éxitos han sido una fuente de inspiración para muchas mujeres. En 2012, la irlandesa Katie Walsh terminó tercera en el Grand National. Hoy se habla de Michaelle Michel como una de las jockettas más a tener en cuenta para romper la tiranía de triunfos masculinos el hipódromo de Aintree.

 


James Wynne, el único jockey en perder la vida


El Grand National es una prueba con overbooking de caballos, curvas vertiginosas y saltos con una altura de vértigo. La dificultad es extrema. Sin embargo, solamente ha fallecido un jockey en los 180 años de historia del circuito de Aintree. Ese fue James Wynne, que perdió la vida después de que su caballo sufriese una caída en la edición de 1867. 

 


El desastre de Devon Loch


El traspié de Devon Loch en 1956 es recordado como uno de los momentos más dramáticos de la historia del Grand National. El principal afectado fue el jinete, Dick Francis. Sin embargo, los focos de la época estaban centrados en otra figura de una magnitud bastante mayor a la suya. Devon Loch era el caballo de competición de la reina Isabel II. Desde esa derrota inesperada, en el mundo de los deportes ecuestres perder una ventaja en los últimos segundos de carrera se conoce como hacer un Loch. La derrota del caballo de la monarca de Inglaterra se produjo contra todo pronóstico. Si las apuestas hubieran tenido entonces el peso que tienen ahora, más de un aficionado se hubiera arruinado. A falta de 50 metros de la línea de meta, en una recta y con diez cuerpos de ventaja sobre el segundo… nadie hubiese apostado por un traspié como el que padeció Loch. Su jockey, Dick Francis, se retiró un año después por culpa de una grave lesión.

Es evidente que Francis no pasó a la historia por su servicio a Isabel II en los circuitos, sino por sus exitosas novelas de suspense ambientadas en el mundo de las carreras de caballos. Escribió 42 antes de morir y vendió 60 millones de ejemplares.


Los españoles del Grand National


El Grand National ha contado con la presencia de cuatro españoles a lo largo de sus 180 años de historia: José Simo, Luis Urbano, el marqués de Calderón y el duque de Alburquerque. El último en participar fue Simo, que compitió en las ediciones de 1990 y 1991. Durante su fase de entrenamiento para la prueba contó con la ayuda del duque de Alburquerque, el español que más veces ha viajado al hipódromo de Aintree, siete en total. Su mejor resultado fue un octavo puesto en 1974, año en el que Red Rum conquistó su segundo trofeo. El duque de Alburquerque es una de las personalidades más emblemáticas dentro del Grand National.

 


La mayor gesta en la historia del Grand National


La mayor gesta en la historia del Grand National fue la protagonizada por Bob Champion y su caballo Aldaniti en el año 1981. Fue una remontada que dejó a todo el mundo en shock. Una victoria inspiracional. Un triunfo épico contra todo pronóstico. No porque se dudara de su calidad como jockey, sino porque Champion ganó la carrera de obstáculos más dura del planeta con un cáncer testicular. Sobran las palabras. La gesta de Champion fue llevada a la gran pantalla en 1984. Reto al destino, dirigida por John Irvin, es la historia de un jinete inglés, interpretado por John Hurt, al que le diagnostican cáncer en 1979 y regresa al mundo de la competición para ganar el Grand National.

 


El Ladies day: el espectáculo comienza 24 horas antes


El espectáculo del Grand National comienza un día antes de que suelten a los cuarenta caballos por el circuito de Aintree. Es el conocido como Ladies day, en el que lo más granado de la sociedad británica se da cita para lucir sus vestimentas más elegantes. O estrafalarias. El Grand National es un espectáculo de masas en el que reina el ambiente festivo y la cerveza parece infinita… hasta el punto de que ya ha dejado de ser sorpresa ver en las revistas de la semana después fotografías de las celebridades invitadas bajo los efectos del alcohol. El Ladies Day de este año ha estado pasado por agua, algo que por otra parte tampoco es de extrañar en Inglaterra.

 


Un negocio millonario


El Grand National es por encima de todas las cosas un negocio que mueve cantidades masivas de dinero. 250 millones de libras es solamente el gasto previsto en apuestas este año. Se estima que el número de apostantes durante el fin de semana rozará los trece millones de personas. El espectáculo ecuestre parece una simple excusa para aflojar el bolsillo. El Grand National es una fiesta de las carreras de obstáculos… y del dinero. Hasta límites dudosamente morales.

 


Extra: ¿boicot al Grand National?


Si no eres una de las 600 millones de personas que seguirán el Grand National de 2019… seguro que tienes el respeto del colectivo animalista. Cada vez son más las voces críticas con la celebración de carreras como la de Aintree. James Wynne es el único jockey que ha perdido la vida en los 180 años de historia de esta prueba de obstáculos. Sin embargo, no es el único ser vivo que ha fallecido. Ochenta caballos han muerto desde que el Grand National arrancó en 1839. La media es de un caballo muerto cada dos años. No es que las condiciones de antes fueran mucho más brutales que las de ahora. Todo lo contrario. Desde 1996, uno de cada cuatro caballos del Grand National ha fallecido.

La desprotección de los animales de competición es una realidad. A la inseguridad de los circuitos se suma el uso de drogas para mejorar el rendimiento. Los caballos son forzados hasta el extremo para correr. La mayoría comienzan a competir apenas después de nacer. No importan los riesgos o las lesiones, no comparecer no está permitido. No con todo el dinero que hay en juego ahora. Tal vez ese sea el motivo del incremento de animales fallecidos en las dos últimas décadas. El prestigioso entrenador Mahmood al-Zarooni recibió una inhabilitación de ocho años por dopar con esteroides prohibidos a sus caballos. El ganador del Grand National del año pasado, Davy Russell, uno de los favoritos a reeditar corona, fue descubierto golpeando en la cabeza a su caballo. La sanción que recibió fue de cuatro días. Desgraciadamente, el presente es mucho más descorazonador que el pasado.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Diez motivos para no perderse el Oxford contra Cambridge | Multideporte | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Turf

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies