Toda una vida en Primera | Fútbol | A la Contra
¡Síguenos!
Reloj Hamburgo @SpheraSports
El reloj del Volksparkstadion contaba el tiempo del Hamburgo en la Bundesliga | @SpheraSports

Fútbol

Toda una vida en Primera

El reloj del Hamburgo se paró a los 54 años, 261 días, 36 minutos y 21 segundos. Solo cuatro equipos de las principales ligas europeas no han descendido.

Hay clubes que nunca han escuchado eso de Decime que se siente: subir pa’ volver a bajar. Simplemente porque nunca han experimentado esa sensación, ni la de subir ni la de bajar. No han conocido ninguna de las dos adrenalinas: ni la euforia desenfrenada de un ascenso a Primera (para algunos, un título) ni el sufrimiento y el llanto desconsolado que supone un descenso a las abismales redes de Segunda. Aunque con el descenso del Hamburgo de la Bundesliga alemana, cada vez son menos los que ostentan ese privilegio. Solamente cuatro equipos de las cuatro grandes ligas europeas, tres de ellos españoles, no han pisado el fango.

Cuando esto ocurre por primera vez, como es el caso del Hamburgo SV, hay una sensación de orfandad, desamparo y frustración que inunda el estado de ánimo no solo del club sino de la ciudad. Entonces, surge una pregunta. ¿Y ahora qué? Pues que el tiempo se detiene, literalmente. A los 54 años, 261 días, 36 minutos y 21 segundos, el reloj del Volksparkstadion, que marcaba las horas del Hamburgo en la Bundesliga, se paró, como por un instante hizo el corazón de sus aficionados. Un acto que como todo lo romántico cuando llega a su fin también es destructivo, casi suicida. El cronómetro solo podrá reiniciarse con la vuelta del equipo a la máxima categoría. Ahora, solo quedan los recuerdos.

En la última jornada, se produjo una instantánea que pasará a los anales del club. Los ultras abordaron el terreno de juego en el tiempo de descuento con bengalas y botes de humo. Una resistencia que parecía negarse a decir adiós a 55 temporadas consecutivas en Primera división. El cuerpo de policía, algunos agentes montados a caballo, se vio obligado a saltar al campo a intervenir. El colegiado arbitral detuvo el encuentro 17 minutos antes de efectuar el pitido final.


A pesar de la victoria contra el Borussia Mönchengladbach por 2-1, los Dinosaurios no dependían de sí mismos y el Wolfsburgo también sumó los tres puntos frente al Colonia (4-1). El campeón de la Copa de Europa en 1983 (1-0 ante la Juventus) y el único superviviente de la Bundesliga desde su creación en 1963 (el Bayern no disputó la primera temporada) ha vivido durante el último lustro al borde del precipicio con varias salvaciones en el último suspiro, especialmente en 2014 y 2015, logrando salvarse entonces en la promoción. Esta vez, la historia (Felix Magath o Franz Beckenbauer estuvieron en sus filas), y una desafortunada racha de 15 partidos sin ganar, no pudo salvarlo del trágico desenlace.


SOLO 4 EQUIPOS EN LAS PRINCIPALES LIGAS


Real Madrid, FC Barcelona, Athletic de Bilbao e Inter de Milán son los únicos de las cuatro grandes ligas europeas (Alemania, España, Inglaterra e Italia) que han jugado siempre en la élite. Por tanto, tres de esos cuatro equipos son españoles. En el país del Renacimiento, tras la temporada de la Roma en Segunda en 1951 y el descenso en 2006 por amaño de partidos de la Juventus, solo el Internazionale cosecha este hito.

Alemania, con el descenso del Hamburgo, se ha unido a otros países punteros como Inglaterra, donde todos han bajado a Segunda alguna vez. Aunque desde la creación de la Premier League en 1992, Manchester United, Arsenal, Chelsea, Liverpool, Tottenham y Everton han estado presentes en todas las ediciones de la competición. El histórico Aston Villa descendió el curso pasado. Lo mismo sucede en Francia, donde el PSG no ha bajado desde su fundación en 1970, pero sí lo hicieron los equipos de donde proviene: Paris FC y Stade Saint-Germain.

Bien es cierto que el abanico se amplía en ligas de menor calado. En Portugal, todavía resisten Sporting, Benfica y Oporto. En Turquía, Besiktas, Fenerbaçe y Galatasaray. En Grecia, Olympiakos, Panathinaikos y PAOK. En Escocia, Celtic y Aberdeen, ya que el Rangers de Glasgow fue liquidado debido a problemas económicos en 2012 y refundado ese mismo año como The Rangers Football Club y tuvo que incluirse en la cuarta categoría. No obstante, es en Holanda donde más clubes han aguantado en la máxima categoría: Ajax, Feyenoord, PSV Eindhoven y Utrecht.

No trabaja en el Daily Planet, ha estado en el decano de la prensa nacional y ahora va A la Contra. Su debilidad no es la kriptonita, sino la cultura y el deporte, aunque estos en el buen sentido. No vive en Smallville, es de Vigo. Su nombre no es Clark Kent, tampoco es Superman, solo es periodista.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies