¡Síguenos!
Ilustración de Chris Rathbone ‏ @R4THBONE

Premier

Cuando Kane soñaba con ser Ljungberg

De niño, Harry Kane fue rechazado por el club de sus amores por una increíble razón. Tuvo que buscarse la vida… en el vecino de enfrente.

Tenía ocho años, había nacido en Londres y era un ferviente seguidor del Arsenal. También jugaba al fútbol. En la cantera gunner, precisamente. Cuando el club del que era aficionado ganó la Premier League la temporada 2003/04 sin perder ni un sólo partido, este joven proyecto de futbolista salió a las calles a celebrar el título con una camiseta del Arsenal y el pelo teñido de rojo, en homenaje al extremo sueco Freddie Ljungberg. Hoy es uno de los mejores delanteros centros del mundo. Sólo que Harry Kane no juega para el Arsenal, sino para el Tottenham, su rival de toda la vida.

 

A la izquierda, Harry Kane, de niño, con la camiseta del Arsenal y con el pelo teñido de rojo. Foto: Daily Mail

 

Es el atacante de moda en el fútbol europeo. Tanto que el Real Madrid suspiró por él para suplir los goles de Cristiano Ronaldo, pero se encontró con una barrera de más de 200 millones de euros. Fijarse en Kane cuando estás falto de gol es lógico. Además de caro. Hablamos del máximo goleador de la última Copa del Mundo con seis tantos. Del responsable de que Inglaterra sueñe con la Nations League y España la vea desde el chiringuito de la playa. Aunque antes de todo eso, Kane fue un canterano más con el sueño de debutar con el equipo de sus amores. Sin embargo, el Arsenal no le dio esa oportunidad y el Tottenham lo incorporó a su cantera cuando tenía 11 años. El tiempo les dio la razón: marcó 41 goles la temporada pasada. Y claro, los aficionados gunners están que se tiran de los pelos. Si hoy Kane no viste la camiseta del Arsenal, es por una razón tan pasmosa como habitual a esas edades: estaba, por llamarlo de alguna forma, gordito.

“Era gordito, no muy atlético y nos equivocamos. Incluso el Tottenham lo dio a préstamo tres o cuatro veces a divisiones inferiores”, dijo Liam Brady, entonces coordinador de las categorías inferiores del Arsenal, al diario italiano Corriere della Sera. Y lo cierto es que Brady tiene razón: muy poca gente le auguraba un futuro brillante al joven Kane, cuyo debut con el primer equipo de los Spurs se produjo en 2011, fallando un penalti, para colmo.

Un año antes, había estado cedido en el Leyton Orient de la League One (equivalente a la Segunda B española). Posteriormente, el punta londinense comenzó a acumular cesiones de equipo en equipo sin demasiada suerte. Primero fue al Millwall de la Championship y, una temporada después, al Norwich City. Allí se lesionó de gravedad y el Tottenham optó por recuperarlo para, 20 días después, cederlo de nuevo a un club diferente, en esta ocasión, el Leicester City. La road movie de Kane por Inglaterra terminó con la llegada de Mauricio Pochettino al banquillo de White Hart Lane. El técnico argentino apostó por él y este le devolvió la confianza a base de goles: más de 200 en poco más de cuatro años. Alguno que otro contra su querido Arsenal.

Tottenham y Arsenal mantienen una encendida rivalidad en el norte de Londres desde hace más de un siglo (el primer derbi se celebró en 1887). En 1913, los gunners, que estaban creciendo en popularidad, se mudaron del sur al norte de la capital inglesa. Sus vecinos más próximos eran los Spurs, que se encontraban a sólo siete kilómetros de distancia. Quienes desprestigian el North London Derby dicen que es un partido de rivalidad local, pero ese es precisamente su encanto: la distancia es mínima, el enfrentamiento máximo.

Uno de los episodios que más acrecentó esta hostilidad se vivió en 1919. Terminada la Gran Guerra, la Primera división de Inglaterra amplió su casillero de 20 a 22 equipos. Esta ampliación se realizó de forma peculiar: se mantuvieron en la élite los 18 primeros, ascendieron los dos primeros de la Segunda y las otras dos vacantes restantes se determinaron mediante votación. El Chelsea, que había terminado penúltimo, fue el más votado y, por tanto, no descendió a Segunda. El otro equipo con más votos fue el Arsenal, que había terminado sexto en Segunda. Así, los gunners ascendieron en contra de la opinión de muchos clubes que habían hecho más méritos deportivos. Uno de esos fue el Tottenham, colista de Primera. La votación no estuvo exenta de polémica, ya que se acusó al presidente del Arsenal de comprar el resultado. Tres años después, el derbi del norte de Londres tuvo que disputarse a puerta cerrada.

Cambiar de Arsenal a Tottenham, o viceversa, no es algo muy recomendable. El ejemplo más sonado es el de Sol Campbell. Durante diez temporadas, el central inglés vistió la camiseta de los Spurs e, incluso, llegó a ganar una Copa de la Liga y lucir el brazalete de capitán. En 2002, se oficializó su marcha al otro club del norte de Londres. En el Arsenal, estuvo menos tiempo, hasta el 2006, pero fue fundamental para que los gunners ganasen la Premier League en 2004 sin perder ni un sólo partido, esa que celebró Kane con el pelo teñido de rojo, o llegasen a su primera final de Champions de la historia, en la que marcó el único gol de los suyos. Los aficionados del Tottenham nunca le perdonaron la traición a Campbell.

Aunque sólo tenga 25 años, ya podemos decir que Harry Kane es uno de los mayores errores, por no utilizar una palabra más fuerte, de la historia deportiva del Arsenal. El niño que un día soñó con jugar en Highbury hoy marca goles con la camiseta del eterno rival. Marca tantos que se ha convertido en uno de los delanteros más cotizados del mercado. Kane ha manifestado en multitud de ocasiones que su deseo es terminar su carrera en el Tottenham. En cualquier caso, si algún día se produjese su hipotética salida de los Spurs, el punta londinense ya sabe cuál es el único equipo por el que no puede fichar: aquel al que apoyaba de niño y que lo rechazó por gordito.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Del batacazo de Bélgica a la resurrección de Holanda: el éxito de la Nations League | Fútbol | A La Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Premier

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies