¡Síguenos!

Opinión

Héctor del Mar, tal como éramos

Falleció el lunes, o eso dicen. Su forma de narrar y sus sobrenombres permanecen en la memoria de todos los aficionados.

El Puma Santillana remata en presencia de Urruti y Popeye Alexanco. CORDON PRESS

Los partidos no se televisaban. O no todos. O prácticamente ninguno. De manera que la radio era la ventana desde la que asomarse. Y nadie mejor que Héctor del Mar para agitar nuestra imaginación. Sus narraciones convertían el fútbol en un cómic que tenía algo de la Marvel y bastante de Mortadelo. Entre los jugadores había superhéroes y transformistas, mutantes asombrosos. El fútbol, bueno o malo, era lo de menos porque el juego era él, su forma de contarlo.

Que hoy, treinta o cuarenta años después, recordemos los apodos que ponía a los futbolistas es la prueba definitiva de su trascendencia. Si la inmortalidad es que te recuerden, estamos en condiciones de afirmar que Héctor del Mar sobrevivirá a su muerte. De ello se encargarán Spiderman García Hernández , Resorte Miguel Ángel, Cámara Lenta Del Bosque, Tanque Stielike o Hacha Brava Benito… Los nombres —y los apellidos— brotan según haces memoria.

Leo en las necrológicas que también fue comentarista de pressing catch, pero esa etapa de su vida me pilló mirando a otro sitio. También me he enterado de que trabajó en el concurso Qué apostamos, incluso en Humor Amarillo, templo del humorismo kistch. Ignoro qué recuerdo tienen sus seguidores de entonces. El mío sigue a buen recaudo. Basta con evocar aquellas noches de pijama y transistor para transportarme a un fútbol fantástico que enfrentaba a seres supersónicos con divisiones acorazadas, a pumas con tarzanes.

Es difícil localizar el origen de una pasión, pero Héctor del Mar me retransmitió los primeros años de la mía por Radio Intercontinental. Desde aquí le hago responsable de mi tendencia a mezclar el juego con la ficción y de mi incapacidad crónica para tomarme el fútbol demasiado en serio. La noche del lunes, poco antes del inicio de los programas deportivos en la radio, nos conmocionó la noticia. Al momento, en A la Contra nos pusimos a recopilar algunos de sus apodos para combatir la nostalgia, o para cebarla. Y la conmoción fue cediendo. Dicen que murió Héctor del Mar pero yo no lo tengo tan claro.

 

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

6 Comments

6 Comments

  1. JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA

    09/04/2019 at 16:55

    Qué razón tienes, amigo. Aquellas retransmisiones que nos enseñaban el campo y nos situaban la acción casi en el punto exacto: “Pegado a la banda, en la medular en campo propio, en tres cuartos de campo, perpendicular al área de castigo…” Hoy, la mayoría -hay excepciones-, se limitan a gritar como condenados cuando hay gol, sin que sepamos muchas veces qué equipo es el que lo ha metido. D.E.P. Héctor del Mar, maestro de narradores.

  2. Frank Terraces

    10/04/2019 at 12:45

    Héctor del Mar sobrevivirá a su muerte, de ello se encargarán Titan Marcelino, Moreno Zumbon Luiz Pereira, Cheli Leal, Pescador Rubén Cano, Ratón Mecánico Ayala, Samba Leivinha, Bosanova Dirceu, Bombón Futre, Llaverito Julio Prieto etc etc

  3. David

    11/04/2019 at 02:21

    Algarrobo Arteche tiraaa y balón al fondo de las mallas, gooooooollllll del Atlético de Maadriiiiiiddddd 🤙🏾🇦🇹🇦🇹
    Inmortal Héctor del Mar 💙💚

  4. Somos

    11/04/2019 at 09:35

    Pues era yo un crío y en la habitación de mi abuela vivía una radio más antigua que ella, de esas que hoy estaría muy buscada (y más pagada) por cualquier moderno de barba troquelada y gafas de pasta.

    Al lado de un vaso de “Eco” (a los niños de antes no se nos daba café) y al calorcito de brasero en mesa camilla, empecé a amar el fútbol a través de esa radio. La narración la ponía Héctor, la “voz de la experiencia”, Gaspar Rosseti, la imaginación iba por cuenta mía.

    Los héroes, Algarrobo Arteche, Macho Camacho y tantos otros, que me voy a permitir una pequeña oración de agradecimiento a Don Héctor “Maestro” del Mar.

    Va a tu salud, locutor, para que este término no se pierda jamás y se convierta en asignatura troncal de la carrera de periodismo.

  5. Lucas

    11/04/2019 at 10:58

    Tiempos de radio , de épocas pasadas , de domingos con todos los establecimientos cerrados ,de jovenes y mayores comiendo pipas y escuchando transistores …. ¡¡¡ gol en las Gaunas !!! .

    Héctor del Mar simboliza mejor que nadie ese cambio . Hoy , domingos de centro comercial , de bares con multipantalla , de todo el fútbol televisado , de Liga , Premier y Bundesliga mezclados …

  6. Diego-UK

    12/04/2019 at 08:14

    Ostras, Lucas, “Gol en Las Gaunas” es justo el prier ejemplo que me vino a la cabeza.

    Aquellos partidos eran muy emocionantes, porque la radio jugaba con nosotros. Los tiuros siempre salian rozando el palo y las acciones de ataque eran impresionantes. Ellos nos lo contaban asi y nosotors nos lo queriamos creer.

    Tambien ir al Bernabeu era diferente. Me gustaba ir a mi seccion de socio del fondo norte cuando casi todos los partidos eran a la vez, y mientras el Madrid jugaba llegaba un sonido en el marcador y ponia “Gol en el Molinon” y esperabas 2 o 3 segundos. Si ponia Sporting 0 Athletic (o Barcelona) 1, el murmullo era una coleccion de lamentos. Si era al reves, iba seguido de un “eeehhh” alegre. Aunque a veces tenias un tipo a tu lado con auriculares y comiendo pipas y antes de que saliera el mensaje te decia “gol de Bakero”.

    Todo ha cambiado, pero no tiene que ser a peor. No todo. Lo que pasa es que eramos mas jovenes, y aquellos recuerdos son bonitos. Yo vivia muy cerca del Bernabeu y siempre podia oir el murmullo y los gritos desde el campo, y le gritaba a la radio “pero que esta pasando? Han gritado gol – lo han anulado?” La influencia de Hector del Mar y sus comentarios llegaba hasta el recreo, porque cambiabamos cromos y hablabamos de futbol usando mucho sus motes. El Soso Gallego, el Puma Santillana, el Lobo Carrasco (aun le dura el mote), Tarzan Migueli…. hasta Chanquete Ito y Boqueron Esteban.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Opinión

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies