¡Síguenos!
La niebla fue la gran protagonista del encuentro. / Foto: Cordon Press

Atlético

Las alas del Atleti disipan la niebla

Los laterales Lucas y Arias marcan en la cómoda victoria de los colchoneros ante el Huesca (0-3). Koke, que jugaba su partido 400 con la rojiblanca, también anotó. Los locales solo inquietaron al principio

La niebla instalada en El Alcoraz dibujaba una especie de metáfora de cómo llegaban ambos equipos al encuentro. Los altoaragoneses, muy hundidos en el último puesto, necesitan puntuar a un ritmo mucho mayor si quieren ver la costa de la salvación. Simeone y los suyos, por su parte, se enfrentaban a la resaca de la eliminación copera y al síndrome del parte médico, que provoca que su banquillo a día de hoy sea pura generación Z. Dan prueba de ello los dos debutantes de la tarde: Mollejo (17 años) y Joaquín (19). Lo harían tranquilos y con los puntos ya en la zamarra de los visitantes.

Los focos (antiniebla) apuntaban al principio del choque a Enric Gallego, por su maduro debut en Primera (32 años), y a Lucas Hernández, de vuelta en la competición doméstica tras los rumores muniqueses. Fue el barcelonés el primero de los protagonistas, asistiendo de cabeza a Ferreiro y luego al Cucho Hernández para que errasen dos oportunidades, especialmente clara la del colombiano. El joven delantero se topó con el milagro de todos los días de Oblak, que se hizo enorme en un mano a mano no mal ejecutado por el jugador del Huesca. Igual de peligrosa, y antes en el tiempo (minuto 11), fue la tijera que mandó al palo el ex atlético Pulido, lateral izquierdo este sábado en sustitución del habitual Akapo.

Si el objetivo era controlar más las subidas rojiblancas por el lado derecho, a Francisco le salió mal el experimento. Arias y Lemar entraban por allí con tranquilidad y peligro. El francés tuvo un mano a mano similar de nítido al del Cucho pero, mientras en su cabeza enumeraba las provincias aragonesas, se echó demasiado encima de Santamaría, que sacó su tiro. Si el ex del Mónaco está ciertamente desacertado y sin confianza de cara a puerta, en los últimos partidos se le nota una mejoría en su juego entre líneas, partiendo desde la banda y yendo al centro para ser un Griezmann 2.0. Pasado el minuto 30, los dos campeones del mundo se juntaron para combinar con Koke, que centró con criterio al segundo palo. El tercero de los grandes vencedores el pasado verano, Lucas Hernández, movió por primera vez el marcador. El lateral izquierdo celebró el tanto, a falta de doce días para el cierre del mercado, con rabia y alegría. La niebla se hacía más densa conforme se acercaba el descanso y no es descartable que Stephen King se encontrase en las gradas de El Alcoraz buscando inspiración literaria para segundas partes de exitosas novelas.


Solo un equipo en el campo


Del golpe ya no se repondría el Huesca. Los oscenses se acercarían con candidez al área del Atleti en el segundo tiempo, dejando los guantes de Oblak totalmente inmaculados. Al contrario que su homólogo Santamaría, que sacaría un disparo a quemarropa de Correa en el 48. Al tiro de Arias, tres minutos después, no llegó. El colombiano enganchó, en una volea similar a la que ejecutase Bale en este mismo campo, un gran pase de Griezmann.

Aun no siendo los madrileños la roca defensiva de antaño, no se percibía la posibilidad de que los locales pudiesen levantar el partido, como casi hizo el Valladolid hace un mes también con 0-2 en contra. Para eliminar cualquier atisbo de duda, de niebla sobre el marcador, Koke anotó el tercero después de un rechazo. El hombre de los 400 partidos con solo 27 años aprovechó una nueva conexión de los tres campeones galos: Lemar fintó, Lucas centró y Griezmann cabeceó al palo. En un cambio propio de fútbol sala, fútbol 7 o de homenaje, Simeone retiró al goleador para dar entrada a Mollejo. El manchego intentaría anotar el 0-4 en una jugada en la que hubiese sido más conveniente pasar atrás. Pecados de juventud y de la primera vez: tienes ganas de todo y aún ni puedes conducir, votar o comprar alcohol. Cómo no lo vamos a entender.

Lo más destacado de aquí al final, que fue poco, fueron los debuts de Joaquín en las filas visitantes y de Herrera, el otro fichaje del Huesca en busca de la fe. La segunda vuelta ha comenzado y el Cholo, antes del encuentro, pedía “tranquilidad y paciencia” porque aún quedaba mucho. Primer fenómeno meteorológico superado.

En la selva del periodismo, A La Contra me es un gran ecosistema donde habitar. No entiendo la vida sin deporte, así como tampoco sin historias. En este espacio intentaré contar las que piense pueden resultar interesantes, y hacerlo con estilo propio. Como Hornby, me enamoré del fútbol "tal como más adelante me iba a enamorar de las mujeres: de repente, sin explicación, sin hacer ejercicio de mis facultades críticas, sin ponerme a pensar en el dolor y en los sobresaltos que la experiencia trae consigo”

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Atlético

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies