¡Síguenos!
Los Patriots celebran su última Superbowl en las calles de Boston. / Foto: ZUMAPRESS.com/Cordon Press

Deporte USA

Deporte USA: más igualado, aunque con matices

En el siglo XXI, las cinco principales ligas norteamericanas (NFL, MLB, NBA, NHL y MLS) han conocido más de medio centenar de campeones diferentes

Competiciones privadas, franquicias, salary cap, draft, agencia libre, luxury tax… Las ligas estadounidenses tienen muchos mecanismos de defensa para conseguir su principal objetivo, la igualdad y competitividad entre todos sus participantes. Una filosofía existencial que hace que cuenten con numerosos adeptos en todo el mundo, que aumenta sus niveles de entretenimiento, disfrute y diversión (a pesar del tanking), y que las diferencia frontalmente, al menos como concepto fundamental, de las competiciones en Europa, pero… ¿la teoría es verdad en la práctica? ¿Es cierto que las ligas estadounidenses son más disputadas y equilibradas que las europeas? ¿Cualquier equipo random (por ejemplo, un Leicester) tiene más posibilidades de ganar más de un campeonato en Estados Unidos que en Europa? Cojamos estas dos décadas que casi hemos consumido ya del siglo XXI y las cinco ligas norteamericanas más importantes (NFL, MLB, NBA, NHL y MLS), mezclémoslo en una coctelera con los datos geográficos, poblacionales y socioeconómicos de Estados Unidos, comparémoslo con las ligas más importantes del continente europeo y analicemos lo que nos cuentan esos números. El resultado es, por cierto, amplio e interesante.


55 campeones diferentes


Después de las 95 temporadas que han finalizado ya en lo que se lleva consumido del siglo XXI en las cinco ligas estadounidenses más importantes, hay un dato esclarecedor: ha habido 55 campeones diferentes. Pese a dinastías como las de los New England Patriots en la NFL (6 títulos), los Boston Red Sox en la MLB (4 títulos) o Los Angeles Galaxy en la MLS (5 títulos), cada una de esas tres competiciones ha conocido hasta doce campeones diferentes desde el año 2000, mientras que la NHL tampoco se queda atrás con once campeones diferentes en apenas 18 temporadas, ya que el curso 2004/2005 no se disputó al haber lockout. Por poner en perspectiva esos datos, conviene destacar que las cinco ligas principales del fútbol europeo (Premier, Liga, Bundesliga, Serie A y Ligue 1) han conocido únicamente a 28 campeones diferentes en el mismo periodo de tiempo y, si analizamos los datos de cinco de las ligas más importantes en Europa de varios deportes (Premier y Liga en fútbol, Liga ACB en baloncesto, Bundesliga en balonmano y Primera División en fútbol-sala), el resultado es todavía más reducido: 25 campeones diferentes. De hecho, únicamente la Bundesliga de balonmano, considerada la liga más igualada y profesional de balonmano del mundo, y la Ligue 1 de fútbol superan el número de cinco ganadores diferentes en el siglo XXI con 6 y 8 campeones diferentes, respectivamente. El reverso de esta estadística se encuentra, precisamente, en España: la Liga Asobal de balonmano y la Primera División de la LNFS apenas cuentan con cuatro campeones diferentes cada una desde el año 2000.

En Europa, el número de campeones diferentes que más se acerca al de las ligas estadounidenses es el de las distintas competiciones continentales entre los mejores clasificados en las ligas nacionales, si bien, salvo el formato de la Euroleague de baloncesto, ninguna de esas competiciones es, estrictamente, un torneo en formato de liga regular y playoffs a lo largo de varios meses, tal y como son las competiciones estadounidenses. Desde el año 2000, la Champions League de balonmano y la Champions League de waterpolo han conocido once ganadores diferentes. A continuación aparece la Champions League de fútbol-sala con diez campeones diferentes, seguida muy de cerca por la Champions League de fútbol y por la Champions League de voleibol, ambas con nueve ganadores diferentes. Por el contrario, según los datos, las competiciones menos igualadas, con únicamente ocho campeones diferentes desde el 2000, son la Champions Cup de rugby (sólo Northampton Saints no ha repetido entorchado en el siglo XXI) y la Euroleague de baloncesto (el Panathinaikos ha ganado cinco; el Maccabi, cuatro; el CSKA, tres; el Madrid, dos; el Barça; dos, el Olympiacos, dos…).

En total, en las principales competiciones europeas de cinco de los deportes más seguidos del mundo (fútbol, baloncesto, balonmano, rugby y fútbol-sala) ha habido 46 ganadores diferentes desde el año 2000, nueve menos que en las big five estadounidenses en el mismo periodo de tiempo. Aunque, recordemos, salvo la Euroleague y sus treinta jornadas de liga regular en su reciente formato, ninguna de ellas supera, como mucho, las catorce jornadas ligueras de los grupos A y B de la Champions de balonmano (en fútbol y en rugby hay seis jornadas ligueras en sus fases de grupos).

Un último dato, en este caso demográfico: en 2018, Estados Unidos tenía casi 330 millones de habitantes y Europa más del doble, alrededor de 740 millones.


La NBA, la liga estadounidense menos competitiva


Fuera de lo que ocurre dentro de los pabellones, puede que la NBA sea la competición más envidiada en todo el mundo por su, entre otros muchos aspectos, compromiso social, pero los datos no dejan lugar a ninguna duda: la mejor liga de baloncesto del mundo es la competición estadounidense menos igualada de las cinco principales ligas norteamericanas en este siglo XXI. En las 19 temporadas que se llevan disputadas desde el año 2000, la NBA únicamente ha conocido ocho campeones diferentes, números más acordes a los guarismos de las competiciones europeas que de las estadounidenses. No en vano, hasta cuatro franquicias de la NBA han logrado crear una dinastía en estas dos décadas del siglo XXI: los Lakers de Kobe Bryant con 5 títulos, los Spurs de Tim Duncan con 4 títulos, los Miami Heat de LeBron James (y, con anterioridad, Dwayne Wade) con tres títulos y los actuales Golden State Warriors de Steph Curry. Dos históricos como son los Boston Celtics y los Detroit Pistons, y dos equipos potentes en las últimas dos décadas que estrenaron su palmarés (Dallas Mavericks y Cleveland Cavaliers) son los únicos que han logrado alzarse con el trofeo de la NBA entre dinastía y dinastía.

Una circunstancia que, de hecho, se ha trasladado a la WNBA, la versión femenina de la NBA.

En las 19 temporadas que se llevan disputadas de la WNBA en el siglo XXI, también son solo ocho las franquicias que saben lo que es ganar la competición. Y las dinastías que se han creado todavía son más que en la NBA: las Minnesota Lynx han vencido en cuatro ocasiones, mientras que en tres oportunidades lo han conseguido hasta cuatro equipos diferentes, Los Angeles Sparks, Detroit Shock, Seattle Storm y Phoenix Mercury. Así las cosas, las desaparecidas Houston Comets, las Sacramento Monarchs y las Indiana Fever son las únicas franquicias que han logrado vencer la WNBA en una ocasión, sin contar los antes citados.


Casi 40 ciudades saben lo que es ganar un título


Dicen los chicagüenses que hay dos formas infalibles para saber si una persona es de Chicago. Una, si se refiere a la Willis Tower, el edificio más alto de la ciudad, con su antiguo nombre, Sears Tower. Dos, si cuando le conoces te pregunta de qué equipo deportivo eres. Pocas poblaciones hay más orgullosas de sus equipos deportivos que Chicago, una localidad que forma parte de las, exactamente, 36 ciudades estadounidenses (si aceptamos a los Colorado Rapids como un equipo de Commerce City, un suburbio pegado a Denver) que han conseguido que al menos uno de sus clubes se proclame campeón de alguna de las cinco ligas norteamericanas más importantes en el siglo XXI. La lista la encabezan dos ciudades también eminentemente deportivas y con una eterna rivalidad entre sí que ha alcanzado sus últimos capítulos en los meses más recientes con motivo de las World Series y de la Superbowl. Tanto los equipos de Boston como de Los Angeles han logrado doce títulos desde el año 2000. Por parte bostoniana, los Patriots suman seis entorchados, los Red Sox cuatro, los Celtics uno y los Bruins otro. Mientras, en la ciudad angelina los Lakers y los Galaxy, con cinco títulos cada uno, dominan una lista en la que también aparecen los Kings de la NHL, con dos.

También en California, al norte de LA, se encuentra la Bahía de San Francisco, en la que los Golden State Warriors (esa franquicia de Oakland que mira desde hace tiempo a la otra orilla del Bay Bridge) y los San Francisco Giants han sumado seis campeonatos, tres cada uno. La citada Chicago y Pittsburgh, ambas con cinco títulos, aparecen acto seguido en los puestos de privilegio junto con New York, Miami y San Antonio, estas tres últimas con cuatro entorchados.

Una vez más, Europa tiene números más bajos en la comparación estadística. En el siglo XXI, son 22 ciudades las que han experimentado la sensación de alzarse con el título en las cinco principales ligas del fútbol europeo, mientras que el número de ciudades que han vencido la Premier, la Liga, la Liga ACB, la Bundesliga de balonmano o la Primera División de fútbol-sala se sitúa en 19. El único número que iguala e, incluso, supera por poco al norteamericano es el número que designa a las ciudades que han celebrado un título de la Champions League de fútbol, la Euroleague de baloncesto, la Champions League de balonmano, la Champions Cup de rugby o la Champions League de fútbol-sala: 39 en total.


Casi la mitad de estados norteamericanos, en el palmarés


23 de los 50 estados que conforman Estados Unidos, el Distrito de Columbia y hasta un equipo canadiense (el Toronto FC, de la MLS) aparecen representados en el palmarés del siglo XXI de las cinco grandes ligas norteamericanas. California, con 22 títulos, lidera la clasificación ampliamente merced a los entorchados de los equipos de Los Angeles, de la Bahía de San Francisco, de Anaheim y del doblete de los San Jose Earthquakes. Mientras, Massachusetts se sitúa detrás con los 12 títulos de las franquicias bostonianas y Texas (8, merced a los cuatro de los Spurs, los dos de los Dynamo y los títulos de los Astros y los Mavericks) inaugura un pelotón de perseguidores en el que se encuentra a Pennsylvania (7, gracias a los cinco de los equipos de Pittsburgh y a los dos de los conjuntos de Philadelphia), Florida (6, cuatro para Miami y dos para Tampa Bay), Illinois (5, todos de Chicago), New York (4, dos para los Yankees y dos para los Giants), Missouri (4, tres para equipos de St. Louis y uno para los Royals de Kansas City), Michigan (3, todos en Detroit) y Colorado (3, dos en Denver y uno en la citada Commerce City). En la lista hay sitio también para el Distrito de Columbia con Washington, la ciudad de la derrota que no lo es tanto con los entorchados del DC United y de los Capitals, y para que Kansas City sume títulos para dos estados diferentes. Es decir, siendo del todo exactos, en la lista hay sitio para que las dos Kansas City (están unidas en un mismo núcleo urbano; la frontera interestatal entre ambos estados divide ambas ciudades) sumen títulos para Missouri (el citado anteriormente de los Royals) y para Kansas (el Sporting Kansas City, si bien, en honor a la verdad, su primer entorchado llegó cuando todavía jugaba en la ciudad perteneciente a Missouri).

En este caso, la comparación con Europa solo se puede hacer igualando los estados norteamericanos a los países europeos y eligiendo las principales competiciones continentales de los deportes más practicados. Y, una vez más, Estados Unidos vuelve a vencer en número a Europa: sólo 16 de los 51 países europeos (incluyendo en ambas listas a Israel, por el Maccabi de Tel Aviv, aunque no sea un país europeo; el resto son España, Alemania, Italia, Portugal, Inglaterra, Grecia, Rusia, Turquía, Francia, Eslovenia, Polonia, Macedonia, Irlanda, Bélgica y Kazajistán) saben lo que es ganar un título de las máximas competiciones europeas en lo que se lleva disputado del siglo XXI. En efecto, siete menos (nueve si sumamos el Distrito de Columbia y el representante de Canadá) que los 23 de los 50 estados norteamericanos que saben lo que es ganar alguna de sus cinco ligas principales.


Más igualdad y más oportunidades, pero con numerosos matices


Toda esta recopilación de datos puede hacernos afirmar que, efectivamente, tal y como defienden muchos analistas, periodistas y aficionados, cualquier equipo random tiene más posibilidades de ganar en las principales ligas estadounidenses, ya que son más competitivas, equilibradas e igualadas gracias a sus mecanismos reguladores, pero los datos también nos demuestran que esa afirmación está llena de matices. En concreto, de matices económicos, mercadotécnicos y demográficos.

En primer lugar, hay que tener en cuenta la relevancia monetaria y publicitaria de la ciudad en la que está situada una franquicia: si es importante, gana más trofeos. No en vano, New York, Los Angeles, Chicago, San Francisco (incluyendo a los Warriors), Boston y Washington, las seis ciudades estadounidenses que aparecen en la lista de las veinticinco ciudades con mayor poder económico del planeta según Business Insider, han sumado 41 de los 95 títulos celebrados. Ese número todavía es más alto si tenemos en cuenta a las diez ciudades estadounidenses más importantes según The Atlantic (New York, Los Angeles, Chicago, Washington DC, Houston, Dallas, Philadelphia, Boston, San Francisco y Atlanta): 48 de 95. Si todavía ampliamos más la lista de The Atlantic hasta los veinte primeros puestos con Miami, Seattle, Phoenix, Minneapolis, Detroit, San Diego, Baltimore, Denver, Riverside y San Jose, el número ya es asombroso: en total, 64 de 95. De hecho, de esas veinte ciudades, únicamente tres no han ganado un título: Minneapolis, San Diego y Riverside (esta última, situada junto a Los Angeles, no tiene equipo en ninguna de las cinco grandes ligas).

En segundo lugar, también son especialmente significativos y determinantes los datos demográficos: de las diez ciudades más pobladas de Estados Unidos en 2018, todas menos San Diego han logrado al menos un título. Una tendencia que también se mantiene en relación a los estados: de los veinte estados más poblados de USA, únicamente Virginia (duodécimo) y Tennessee (decimoctavo) no han vencido en lo que se lleva disputado del siglo XXI, si bien Virginia, the Old Dominion, no puede ser tenido en cuenta ya que no hay ninguna franquicia de las cinco grandes ligas en ese estado. En caso de querer elegir el volumen de las áreas metropolitanas como referencia, la tendencia continúa siendo la misma: de los veinticinco con más habitantes sólo cinco no han ganado ningún entorchado (Riverside-San Bernardino-Ontario, Minneapolis-St. Paul-Bloomington, San Diego-Carlsbad, Charlotte-Concord-Gastonia y Orlando-Kissimmee-Sanford). De hecho, la tendencia sólo se rompe al utilizar el parámetro de las ciudades más caras de Estados Unidos en 2018: de las veinticinco áreas metropolitanas con mayor ingreso medio por hogar al año (entre 110.000 y 71.600 dólares), únicamente nueve cuentan con una franquicia ganadora en el siglo XXI. Alguien dijo que el deporte era el opio del pueblo, no el opio de los ricos. Y no fue Karl Marx.

Por último, este apartado estadístico deja interesantes apuntes, principalmente tres. Primero, el Estado de Kansas, a pesar de no alcanzar los tres millones y ser solo el 35º estado más poblado del país, aparece en la lista de ganadores gracias al Sporting KC de la MLS. Segundo, la presencia de ciudades más pequeñas como Pittsburgh (unos 300.000 habitantes, con cinco títulos sólo es superada por Los Angeles, Boston, la Bahía de San Francisco e igualada por Chicago) y Green Bay (apenas 105.000, no pasa de ser la 290ª ciudad más habitada de USA) añade una nueva variante a la ecuación: la importancia sustancial de la tradición. Si no, que se lo pregunten a los Steelers o a los Packers.


Otras ciudades se suman a la lista en las ligas femeninas


40 ciudades, 24 estados, el Distrito de Columbia y Canadá están representados en la lista de ganadores de las principales ligas estadounidenses si ampliamos la estadística con las dos competiciones femeninas más importantes, la WNBA de baloncesto y la NWSL de fútbol. Gracias a las Sparks y sus tres títulos, Los Angeles deja de estar igualado con Boston y se sitúa con quince entorchados como la ciudad más ganadora de Estados Unidos desde el año 2000, mientras que el éxito de equipos de la WNBA como las Minnesota Linx (4 títulos), Detroit Shock (3), Seattle Storm (3) o Phoenix Mercury (3) permite a esas ciudades dar un salto cualitativo (o aparecer por primera vez, como el caso de Minneapolis) en la lista y situarse a la altura de la Bahía de San Francisco, Chicago, Pittsburgh, New York, San Antonio o Miami.

Aunque esas ciudades todavía siguen estando lejos de las citadas Los Angeles y Boston, la mayor rivalidad deportiva entre dos ciudades ganadoras en todo Estados Unidos que, con la Superbowl todavía presente, esta misma madrugada volverá a tener un nuevo capítulo en el TD Garden (2:00 hora española, Movistar Deportes). Celtics vs Lakers, los dos equipos con los que empezó esa rivalidad. Play the ball.

Campeones de las ligas estadounidenses en el siglo XXI:

NFL (20 temporadas): New England Patriots (6), Baltimore Ravens (2), Pittsburgh Steelers (2), New York Giants (2), Saint Louis Rams (1), Tampa Bay Buccaneers (1), Indianapolis Colts (1), New Orleans Saints (1), Green Bay Packers (1), Seattle Seahawks (1), Denver Broncos (1) y Philadelphia Eagles (1).

MLB (19 temporadas): Boston Red Sox (4), San Francisco Giants (3), New York Yankees (2), Saint Louis Cardinals (2), Arizona Diamondbacks (1), Los Angeles Angels de Anaheim (1), Miami Marlins (1), Chicago White Sox (1), Philadelphia Phillies (1), Kansas City Royals (1), Chicago Cubs (1) y Houston Astros (1).

NBA (19 temporadas): Los Angeles Lakers (5), San Antonio Spurs (4), Golden State Warriors (3), Miami Heat (3), Boston Celtics (1), Dallas Mavericks (1), Detroit Pistons (1) y Cleveland Cavaliers (1).

NHL (18 temporadas): Pittsburgh Penguins (3), Chicago Blackhawks (3), New Jersey Devils (2), Detroit Red Wings (2), Los Angeles Kings (2), Colorado Avalanche (1), Tampa Bay Lightning (1), Carolina Hurricanes (1), Anaheim Ducks (1), Boston Bruins (1) y Washington Capitals (1).

MLS (19 temporadas): Los Angeles Galaxy (5), Sporting KC (2), San Jose Earthquakes (2), Houston Dynamo (2), DC United (1), Columbus Crew (1), Real Salt Lake (1), Colorado Rapids (1), Portland Timbers (1), Seattle Sounders (1), Toronto FC (1) y Atlanta United (1).

Y en categoría femenina:

WNBA (19 temporadas): Minnesota Lynx (4), Los Angeles Sparks (3), Detroit Shock (3), Seattle Storm (3), Phoenix Mercury (3), Houston Comets (1), Sacramento Monarchs (1) e Indiana Fever (1).

NWSL (6 temporadas): FC Kansas City (2), Portland Thorns (2), Western New York Flash de Buffalo (1) y North Carolina Courage (1).

Periodista en retirada. Escritor de varias novelas que se negó a publicar y de una que sí publicó. Gris en un mundo en blanco y negro. Franquista de Battiato y marxista de Groucho. Adscrito a la religión de Billy Wilder. Ideólogo del Happysmo y creador de Los Jonastruebistas, pese a que nadie sepa muy bien lo que son. De Guadalajara a Madrid, aunque siempre volviendo al punto de partida. Se marchó a vivir a Estados Unidos porque estaba cansado de trasnochar para ver deporte y dormir poco, pero ahora las ojeras en la cara vuelven a ser su seña de identidad. Fantasea con formar parte de Los Nikis desde que era pequeño, si bien hasta el momento se conforma con utilizar como estado de whatsapp frases salidas de sus canciones. Le encanta decir "estribaciones de la sierra de Albarracín". Va al cine cada vez que reestrenan una película de Stanley Kubrick. Tiene un río favorito y un libro firmado por Jeffrey Eugenides. Prefiere tomar el aperitivo en la Sacrestia Farmacia Alcolica. Si te ve en la fila del autobús a las seis de la mañana es muy probable que te salude al llegar te conozca o no en persona

1 Comment

1 Comment

  1. javier

    08/02/2019 at 11:37

    Hola, un par de cuestiones. La comparación California con quien sea creo que hay que matizarla por la concetración de equipos. Igual ocurreoc on L.A. Y N.Y. doblan equipos en todas las dicisciplinas lo qe no ocrre en Boston o chicago

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Deporte USA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies