Inglaterra: jugadores de Premier, estrategia de Superbowl | Luis Bustos |
¡Síguenos!

Mundial Rusia 2018

Inglaterra: jugadores de Premier, estrategia de Superbowl

La selección inglesa es la que más peligro genera a balón parado. De los once goles que lleva en Rusia, ocho llegaron tras un córner o una falta lateral.

De los 158 goles que llevamos en el Mundial, 72 se han marcado en acciones a balón parado: faltas directas, córners, penaltis y faltas centradas al área. Esto supone un 46% de los tantos, casi la mitad. En Brasil 2014, tan solo 20 goles de 171 llegaron de esta forma (34%).

En Rusia, cada 24,2 córners se marca un gol y cada 21,8 faltas centradas al área la pelota acaba entrando en la portería. La temporada pasada en la Premier League, el ratio de córners por gol fue de 33,7.

Inglaterra es quien más está aprovechando esta circunstancia.  Es el equipo que más ocasiones de gol genera a balón parado en 90 minutos. Tan solo necesita 7,5 córners para hacer un gol. Los británicos son quienes más rendimiento sacan a las jugadas de estrategia. La NBA y la NFL tienen gran parte de mérito en este asunto.

En la liga americana de baloncesto y la de fútbol americano sus encuentros están marcados puramente por la estrategia. El duelo de bloqueos, despistes y desmarques deciden si un equipo gana o pierde. Southgate, seleccionador inglés, ha reconocido que “le fascina observar estrategias defensivas y ofensivas en la NFL”. El pasado mes de febrero, el entrenador asistió a Minnesota a ver la Super Bowl LII. Entonces, reconoció que le gustaba analizar tanto a los equipos de baloncesto como a los de la NFL porque obtenía mucha información para sus jugadas a balón parado. Además, en su estancia también presenció los entrenamientos de equipos de la NBA como Nueva Orleans Pelicans y Minnesota Timberwolves.

Inglaterra lleva ocho goles en jugadas de estrategia. Dentro del área, sus jugadores protagonizan bloqueos y rutas iguales que en la NFL. Todos los jugadores tienen definido un camino y una función por hacer, no es casualidad. Juegan con despistes, encomendándoles pantallas a los importantes, generando espacios para que llegue el gol de quien menos se espera.

En el último partido contra Suecia, el primer tanto llegó tras una serie de movimientos que permitieron a Harry Maguire rematar a placer. Primero; Harry Kane arrastra a un defensa al primer palo. Delle Ali continúa copiando el mismo movimiento y arrastrando a otro jugador fuera de la zona donde va el balón. Segundo; Sterling y Henderson hacen dos pantallas, el jugador del Liverpool retira a dos suecos y el del City a otro. Por último, la zona queda libre y Maguire, que se posiciona detrás de ambos hasta que se ha generado el espacio, se encuentra solo y sin complicaciones para rematar el balón plácidamente.

Southgate es un estratega. Se ha pasado varios meses en Estados Unidos hablando con entrenadores de primera línea como Tom Thibodeu. El entrenador de Timberwolves le dejó asistir a los entrenamientos de su equipo. Allí su única meta era aprender cómo regular los desmarques de los jugadores y la forma de generar espacios a balón parado. Presenció reuniones para ver los movimientos de baloncesto.  Southgate y su staff detectaron el problema: el 11% de los goles del Mundial de Brasil llegaron desde el córner. Además, Inglaterra llevaba desde el Mundial de 2010 sin marcar desde la esquina. Se buscó la solución, el entrenador llegó a la conclusión de que con jugadores altos, rutas marcadas y centros a balón parado, Inglaterra podría llegar lejos en esta Copa del Mundo. Hasta hoy, le está funcionando.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Más en Mundial Rusia 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies