¡Síguenos!

Barcelona

«Intenté ser un gran jugador y una gran persona»

«He cumplido mi sueño. Mi percepción de la felicidad no depende de un Balón de Oro, sino del cariño de la gente más cercana».

Por fin llegó el día e Iniesta se despidió del Barcelona en una sala de prensa repleta en la que estaban compañeros, familiares,  directivos y periodistas. Aun antes de empezar, Andrés ya tenía los ojos rojos. «Buenas tardes a todos, esta rueda de prensa es para hacer pública la decisión de que esta temporada es la última aquí, es una decisión muy meditada, muy valorada, muy pensada a nivel interno, conmigo mismo, a nivel familiar, después de 22 años aquí sé lo que significa ser jugador de este equipo, para mí el mejor equipo del mundo, sé lo que significa la exigencia de jugar aquí año tras año en todos los sentidos, lo que significa ser capitán y la responsabilidad que supone».

«Siendo honesto conmigo mismo y con el club que me lo ha dado todo, entiendo que mi etapa acaba este año, porque siempre he creído que este club que me acogió con doce años se merece lo mejor de mí, y en el futuro más cercano no podría darle lo mejor de mí tanto a nivel físico como a nivel mental. Si hubiese podido elegir la despedida, la forma habría sido esta, sientiéndole útil, titular, con opción de ganar títulos y con las sensaciones positivas que he tenido este año. Es un día muy difícil porque llevo aquí toda mi vida, pero por naturaleza y por ley de vida lo que viene en adelante será más difícil, y no me merezco vivir una situación incómoda y el club tampoco».


«Más adelante habrá actos de homenaje o lo que tenga que ser. Pero ahora quiero agradecer al club y a La Masía porque lo que soy hoy como jugador y persona, en gran parte, ha sido por ellos. A mis compañeros, a toda la gente… es complicado… a toda la gente que estamos en el día a día, durante todos estos años, ellos son los que cada vez me hacen ser mejor cada día, también a  todos los aficionados que me han mostrado su cariño tanto en el campo como fuera de él, a mis padres, a mi hermana, hace 22 años vinimos en un coche y hoy están aquí conmigo… y 22 años después estoy aquí con la persona más maravillosa que me he encontrado en mi vida y que me hace feliz cada día, mi mujer, y que nos hemos regalado estos tres tesoros que tenemos, que son los más importante. Y para terminar, dar las gracias a la afición, a todos los culés, que me han visto dar todos los pasos que he dado y que me han acompañado en las buenas y en las malas, muchas gracias a todos, gracias, porque un poco de cada uno de vosotros me hace mejor a nivel deportivo y personal».

«El club y yo nos hemos dado todo mutuamente. Y estoy feliz por haber estado en el fútbol de elite en un solo club. Nos ha dado todo, a mí y a mi familia. Me siento orgulloso y en paz conmigo mismo, porque mi único objetivo era triunfar en este club y lo he conseguido, he dado todo lo mejor que he tenido en todos los sentidos y he intentado representar lo que significa este maravilloso club».

«Si tengo que elegir un momento, siempre me quedo con el día que debuté con el primer equipo, en Brujas. A partir de ese día el sueño se convirtió en realidad».

«Ha sido un proceso largo, hay días que tienes más dudas… He hablado de mi adiós con mucha gente, con compañeros, con el presidente, con gente de la directiva, con el míster… no hace falta que me digan lo que me quieren, que les gustaría que siguiera, porque es un deseo, pero he intentado transmitirles que yo quería llevar los tiempos de lo que es mi vida, y ser lo más honesto conmigo y con el club. Este año me lo he tomado como si fuese el último».

Sobre su próximo club, no se pronunció. «Hay cosas por hablar y por cerrar, son cosas distintas, pero siempre he dicho que no competiría nunca contra mi club, todos los escenarios que no sean Europa pueden ser. Cuando termine la temporada ya sabremos el lugar».

En relación a las disculpas del director de France Football por no haber premiado nunca a Iniesta con el Balón de Oro, comentó: «No tengo nada que comentar al respecto, nada que no haya dicho otras veces. No ha sido una espina no ganar un Balón de Oro, fue suficiente con estar ahí presente, sobre todo en el momento que estuvimos Leo, Xavi y yo, aquello fue un momento mágico. Mi percepción de la felicidad no depende de un Balón de Oro, sino del cariño de la gente más cercana».

«El primer día que llegué aquí fue emotivo, sí, pero también terrible, fue duro, con doce años no es fácil separarte de tu familia, pero ha merecido la pena tanto sacrificio y esfuerzo de todos. Cuando uno quiere algo no puede estar exento de sacrificio».

Iniesta también tuvo palabras para Messi, que no estuvo presente en el acto. «Ha sido y sigue siendo un honor y un privilegio compartir equipo con él, compartir día a día, tantos momentos mágicos, porque entiendo que no hay otro como él y veo muy difícil que lo haya. Siempre he dicho que Leo es una parte fundamental para que optemos a ganar los títulos, estar junto a él ha sido único y mágico, no hay otra manera de decirlo».

«Me gustaría ser recordado como un gran futbolista y como una gran personal. El fútbol pasa y lo que nos quedan son las personas, el trato que has tenido con la gente, como los compañeros, en el día a día… ese es mi deseo, o lo que he intentado durante este tiempo, ser un gran jugador, un gran deportista y una gran persona. Espero haberlo conseguido».

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Iniesta, el gigante frágil que ha sabido decir adiós - Barcelona - A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Barcelona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies