¡Síguenos!

Barcelona

Iniesta desconfía de China y se aproxima a Japón

El Chonquing Dangdai Lifan no ha pagado un contrato con la empresa de Messi por falta de ingresos. El Vissel Kobe pertenece al dueño de Rakuten y el Barça podría abrir allí una escuela de fútbol.

Los aficionados culés siguen sin digerir la marcha de Andrés Iniesta y más después de ver el partido ante el Villareal. Fue el que  más pases hizo durante los 60’ que estuvo sobre el terreno de juego, incluida una deliciosa asistencia a Messi elevando el balón que supuso el 3-0. El jugador parece liberado, desinhibido, como si se hubiera quitado de encima una pesada carga que era, ni más ni menos, que tomar la decisión de marcharse del club de su vida. Y ahí no hay marcha atrás. Otra cuestión es dónde irá, y ni él lo sabe.

“Quedan cosas por cerrar, pequeños detalles… Ya veremos. Dije que todo lo que no fuera Europa era una opción posible, se dio por hecho que era China, ahora Japón y he escuchado Australia. Ya veremos. Se sabrá cuando lo comunique”, afirmó relajado el jugador a BeinSports al finalizar el encuentro ante el Villarreal. No parece estar nada preocupado por su futuro, ofertas tiene, pero ahora busca lo mejor económicamente para él y para su familia. Sí, es una cuestión de dinero. Y el Chonquing Dangdai Lifan no le estaba ofreciendo la seguridad que él quería, aunque no está descartado completamente.

Su propietario, John Jiang, tenía también un contrato publicitario con la empresa de Leo Messi que no ha pagado argumentando falta de ingresos, lo que ha echado para atrás a Iniesta, que ha visto también como en las últimas negociaciones surgían flecos que no estaban ni mucho menos cerrados. De ahí sus reservas y el comunicado del club chino, que no le da por perdido, pero que ahora parte en desventaja porque la desconfianza se ha instalado en el futbolista y su entorno. El Vissel Kobe japonés es una opción seria, tal y como adelantó El Larguero dándolo por cerrado, aunque aún no lo está.

Además de lo puramente deportivo, sobre la mesa está también el negocio de vinos de Iniesta y el Barça podría contribuir también creando una escuela de fútbol en la ciudad japonesa. El propietario del Vissel, Hiroshi Mikitami que es el dueño también de Rakuten, el patrocinador del Barça que llegó gracias a la intervención de Gerard Piqué, está haciendo todo lo posible para que el manchego fiche por su club. La negociación es compleja por las Bodegas Iniesta, que no han funcionado como se esperaba, y por las peticiones económicas del futbolista, que está en su derecho de querer sacar el máximo provecho a sus últimos años en el mundo del fútbol. Tiene ofertas además de equipos de Estados Unidos y también de Australia, aunque, por el momento, son menores y no están tan habladas como la del equipo chino y el japonés. No obstante, todo es posible porque el jugador no tiene prisa ahora que lo más difícil, decir adiós al Barça, ya está hecho.

“Me queda muy poco, una semana y media aquí e intento disfrutarlo todo lo máximo posible. Sentir el cariño y el respeto de la gente es algo muy bonito y me siento muy agradecido”, admitió tras el partido frente al Villarreal. Mañana por la noche recibirá un homenaje en el Camp Nou en el que estarán presentes familia, plantilla, ex compañeros y amigos. Y el próximo domingo, en el último partido de Liga ante la Real Sociedad, será la traca final. Iniesta podrá levantar el trofeo de la Liga y se está preparando una despedida a la altura de su figura. Mientras, seguirá revisando las ofertas que le llegan y siendo dueño de su destino. Ha elegido cuándo irse y decidirá a qué equipo. La subasta está abierta y él muy tranquilo. Lo que está saboreando, disfrutando incluso, es su adiós. Lo demás está convencido que ya vendrá y no tiene ninguna prisa.

Periodista. Feminista. No me toques las palmas que me conozco. Optimista por obligación, sigo pensando que me tocará el Euromillón. 25 años de profesión. Empecé en Marca cubriendo el Madrid con Mendoza y me vine a Barcelona con el Barça de Laporta. He vivido más Copas de Europa que Gento. Y qué bien me lo paso aunque no haya visto nadar a Phelps o correr a Bolt en vivo y en directo. Canto fatal, pero no me rindo. Porque el que canta, su mal espanta.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Barcelona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies