¡Síguenos!
Icardi, en disputa con Benatia durante el Juventus-Inter.
Icardi, en disputa con Benatia durante el Juventus-Inter. CORDON PRESS

Internacional

El Inter sobrevivió al Derbi de Italia y sigue en cabeza

La Juventus tuvo mejores ocasiones de marcar, volcada siempre en la banda de Cuadrado. Dybala no entró hasta el 75. El Nápoles podría ponerse líder si gana a la Fiorentina.

Empataron, pero salió ganador el Inter. Por la sencilla razón de que estuvo más cerca de perder. El reparto de puntos deja el liderato de la Serie A en manos (pies) del Nápoles si es que consigue vencer a la Fiorentina (15:00, Movistar). Lo relevante es que nadie cede en sus aspiraciones al título. La carrera prosigue en posición de foto-finish.

El Derbi de Italia no decepcionó en el sentido de que fue puramente italiano: dos equipos con tacto de roca y más concentrados en protegerse que en agredirse, dominados por el rigor táctico. En los primeros minutos, el Inter demostró que maneja mejor la pelota. Con Borja Valero en la teórica posición de Xavi Hernández, los interistas completaron varios rondos estimables de no ser por un pequeño gran detalle: carecían de profundidad. Las triangulaciones sólo hacían daño a la vista porque la Juventus renunciaba al balón en su propio estadio y corría bobamente tras él. Candreva estaba maniatado en la banda derecha y Perisic apenas intervenía en la izquierda. En semejantes condiciones, Icardi era el náufrago en el islote.

La Juve jugó menos pero llegó más. Lo hizo siempre por la banda de Cuadrado, extraordinario toda la noche. No metió ni un pase malo y unos cuantos fueron rematados por algún apéndice de Mandzukic, nunca está claro con qué impacta el balón. Sin embargo, el Inter no entró en pánico porque tiene un portero que vale por media docena y dos centrales (Miranda y Skriniar) que cuentan por cuatro.

Así transcurrió la primera mitad hasta que, en la segunda, el Inter perdió el balón y se quedó sin nada. La Juventus apretó repitiendo la fórmula hasta el infinito: Cuadrado y que sea lo que Dios quiera. No marcó, pero estuvo cerca.

Prueba de que el partido perteneció a los entrenadores es que Allegri no contó con Dybala hasta el minuto 75 y Spalletti sentó a Icardi en el 84′. En ese último tramo, el Inter se sacudió el agobio y hasta tuvo la oportunidad de ganar. Tampoco se lamentó en exceso. Ha pasado por Roma, Nápoles y Turín y sigue en lo alto, campeón en la foto-finish de esta noche. Veremos mañana.

 

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Internacional

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies