Isco aprovecha la tarde - Real Madrid - A la Contra
¡Síguenos!

Real Madrid

Isco aprovecha la tarde

Dos goles del malagueño y otro par de Marco Asensio cimentaron la goleada al Melilla en el Bernabéu. El Real Madrid ya está en octavos de Copa.

Temo caer en el populismo de moda si digo Isco debería jugar siempre. Tampoco era un partido para sentencias tan rotundas. Sin embargo, lo pensé. Y desarrollé la idea durante varios minutos, la tarde era privameral e invitaba a reflexionar o componer sonetos. Antes y después, Isco se encargó de desplegar el muestrario de sus habilidades, del mismo grosor que el catálogo de Ikea. Lo hizo con diligencia, pero con un punto de escepticismo, como si le doliera sentirse examinado a estas alturas del viaje. Hay jugadores que acumulan vidas y otros que siempre parten con el contador a cero. Sospecho que sucede igual con el resto de ciudadanos.

A Isco se le tiene por un futbolista demasiado festivo en su forma de jugar. Sus detractores inciden en que retiene demasiado la pelota, como si hubiera prisa por llegar a algún sitio. Tengo para mí que es una reminiscencia del pasado, de la militarización que impuso aquel entrenador malhumorado, del culto a los cuerpos atléticos y a las carreras cronometradas. Tal vez moleste eso: que Isco no es ni un velocista ni un militar disciplinado. Lo extraño es que el prejuicio hacia el malagueño convive con la adoración por Vinicius, igual de festivo y con menos habilidades, al menos, de momento. Pero no seamos impacientes: dejemos primero que ordene sus dientes y luego lo demás.

Alrededor de Isco y Vinicius se construyó el interés del partido contra el Melilla, una eliminatoria sentenciada en la ida (0-4). La presencia de público —había pocos lugares mejores para pasar la tarde— terminó de animar lo que en condiciones normales hubiera sido un trámite. Y fueron ambos, Vinicus e Isco, los primeros en levantar al público de la mecedora. Lo lograron con un par de taconazos que descubrieron sus intenciones, pasarlo bien.

 


La diferencia es que Isco se comportó con naturalidad y Vinicius algo forzado. El malagueño dominó el juego desde una superioridad que se aprecia mejor en el campo; los buenos corren distinto y miran diferente, y no jadean, ni se contorsionan. Dijo Clark Gable que actuar es no tropezarse con los muebles y en el fútbol ocurre algo similar. Encajar en el campo y en el juego es una tarea de una dificultad máxima.

A Vinicius le puede la ansiedad por demostrar que es mágico. Y la ansiedad es muy poco elegante (ver Mariano), por eso los tipos de hielo nos parecen tan glamurosos, siempre con la pajarita en su sitio. Ese entusiasmo desbocado, aunque admirable, nos hace dudar si Vinicius será tan bueno como algunos piensan. Si fuera un genio no iría a nuestro encuentro, sino que esperaría que fuéramos al suyo. Pensemos en Asensio. En ocasiones creo que está haciendo acopio de reproches para escupirlos uno por uno cuando llegue el momento oportuno.

Entre Isco y Asensio se merendaron a un Melilla donde solo brilló Menudo, portador de un apellido cruel cuando no se sobrepasa el 1’67. Fue el único de los visitantes que se marchó con una medalla, aunque invisible: no hay muchos dieces que dignifiquen su dorsal en el Santiago Bernabéu.

Con las perlas que fue dejando Isco a lo largo del partido se podría hacer un collar de los que adornan el cuello… o lo estrangulan. Lástima que retenga tanto el balón. Y que no sea un consumado velocista. Y, sobre todo, lo que da más pena es que no sea intocable.

 

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies