¡Síguenos!

Gastronomía

¡Ja!

El jamón bueno puede ser deglutido por cualquiera, pero el otro necesita de brazos varoniles y aún de dentaduras gallardas, donde el Corega Ultra ha de demostrar su valía.

Exactamente Sr. Piero. Una onomatopéyica interjección que indica burla y descreimiento es la reacción que me merecen sus comentarios, que ha tenido la osadía de hacer públicos y en los cuales se nota, a todas luces, que usted, en vez de como todo buen español de pro debiese hacer, omitió sus deberes patrios y reculó sin miramientos para evitar el sagrado Servicio Militar, mofándose con indisimulado sarcasmo de eso que usted llama “Música Militar” y que en realidad ha de llamarse en su conjunto Marchas militares….

Si usted, sí, si usted Don piero hubiese cumplido con sus obligaciones castrenses y hubiese disfrutado de chusco duro y mortadela durante días enteros de invierno en sana camaradería en Cerro Muriano, provincia de Córdoba, sabría usted que el mero aroma de un jamón serrano de oferta de los de a 2 por 50 € lo haría volverse loco de la dicha y ya que usted malévolamente habla de las personas que padecen epicondilitis, también llamado Codo de Tenista, deba usted saber que dicha dolencia no la provoca la degustación de eso que usted llama jamón malo, sino más bien, y en especial cuando va unida a la manocondilitis, también llamada mano de pelotari, las carencias afectivas continuadas.

Y ha de saber usted que la cambembidad de su ajuar doméstico es producto de su inacción en los días de asueto en los que, en vez de situarse en decúbito supino en su sofá predilecto, debería usted ir realizando pequeñas y entretenidas reparaciones domésticas. Pero ¡quiá!, es muy fácil alabar la consistencia etérea de un 5J en detrimento de la fibrosidad de uno de 7,95 €/Kg, pero entienda que mientras el primero puede ser deglutido por cualquiera, el segundo necesita de brazos varoniles y aún de dentaduras gallardas, donde el Corega Ultra ha de demostrar su valía. Quede usted con Dios, amigo piero y baje de esa nube glamurosa que tanto daño está haciendo a esta piel de toro y súbase al carro de las mortadelas con aceitunas, los fiambres de formas cuadradas y los jamones de 4,80 €/Kg, que su paz interior se lo agradecerá.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Gastronomía

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies