¡Síguenos!
Quintero chutó por debajo de la barrera y sorprendió al portero de Japón. CORDON PRESS

Mundial Rusia 2018

Japón fulmina las agallas colombianas

El penalti y la expulsión de La Roca Sánchez en el minuto 3 condicionaron el partido. Colombia igualó la contienda, pero los japoneses reaccionaron en la segunda parte.

El Mundial va de sorpresas. En todos los grupos. Alemania, Brasil, Argentina… ya han visto como los pequeños simulan el David contra Goliat. Y a Colombia también le ha tocado. Estuvieron cerca de reflotar el barco, pero los japoneses se lo hundieron definitivamente. Hay que reconocer que a los cafeteros no les faltaron agallas.

Colombia salió con la idea de dominar. Quería la pelota. Pero la película cambió pronto de guion. En el minuto tres. Un grosero error de Dávinson Sánchez dejó solo a Osako frente a Ospina. El cancerbero le adivinó las intenciones y rechazó su disparo, pero la portería quedó totalmente desguarnecida; Kagawa disparó para darle ventaja a los nipones, a lo que Carlos La Roca Sánchez reaccionó despejando con la mano. El resultado: penalti y expulsión. La cuesta se empezaba a empinar para los de Pékerman.

Kagawa no falló. 1-0 para Japón. Quedaban 85 minutos para el final y los asiáticos tenían dos ventajas importantes: ir por delante en el marcador y tener un jugador más. Sin embargo, inexplicablemente, se replegaron y le entregaron la pelota al rival. Colombia lo entendió. Y se aprovechó. No eran los personajes principales, pero tomaron el relevo. Convirtieron el partido, hasta el minuto 20, en un correcalles; Japón se percató y le puso pausa.

El partido tenía pinta de huevo Kinder; no sabíamos cuál sería la siguiente sorpresa. Cuando se cumplía la media hora de juego, Pékerman decidió retirar a su dama: Cuadrado se fue y entró Wilmar Barrios. Quintero pasaba a la derecha y ahí es donde cambió el partido. Se situó más cerca de Falcao y tuvo más tiempo la pelota en sus pies. Y se liberó, en parte, de las tareas defensivas que realizaba cuando pasó al doble pivote.

El 20 cafetero comenzó a encontrar a Falcao y el Tigre comenzó a enseñar los colmillos. Llegó muy apurado a un extraordinario pase del jugador de River, que llegó manso a las manos del arquero. Se despertaba Colombia. Habían levado el ancla y cada se acercaban más al Océano Pacífico. Y lo consiguieron. Quintero, en un acto de pillería, atinó a introducir la pelota en el arco rival por debajo de la barrera. Pékerman había retirado a su dama, pero estaba igualando las fuerzas gracias su alfil.

El descanso les sentó como un soplo de aire fresco a los nipones. Entendieron que ellos debían llevar el peso del encuentro y poseer la pelota. Con uno menos, los cafeteros eran vulnerables. Sus segundos cuarenta y cinco minutos respondieron a lo que demandaba el encuentro. Y fueron un monólogo.

Primero fue Osako el que puso a prueba a Ospina; después Inui. Pero ninguno acertó ante la seguridad del portero del Arsenal. Colombia había desaparecido. No había rastro de aquel protagonismo de la primera mitad. Quintero salió y entro James. Pero ni por ésas.

Osako, que ya había fallado dos veces ante Ospina, no falló en la tercera. Remató un extraordinario saque de esquina y le dio la ventaja a su equipo. Ya no se les escapó el triunfo a los japoneses. Apenas hubo reacción de Colombia, que, de ser un examen, su nota hubiera sido no presentado.

Fue un tiempo para cada equipo. Pero la superioridad numérica, desde tan pronto, hizo añicos el empuje cafetero. Quizás los japoneses echaron mano del bolsillo mágico de Doraemon y cogieron un gorrocoptero para, desde arriba, darse cuenta de que debían ser ellos los protagonistas.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Mundial Rusia 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies