¡Síguenos!
Gold medallist Yuzuru Hanyu of Japan poses between silver medallist and compatriot Shoma Uno, and bronze medallist Javier Fernandez of Spain.
El japonés Yuzuru Hanyu, oro, posa con su compatriota Shoma Uno (plata) y Javier Fernández (bronce). CORDON PRESS

JJOO Invierno

Javier Fernández cierra el círculo: bronce olímpico

Logró la única medalla que faltaba en su palmarés, donde ya lucían seis Europeos seguidos y dos Mundiales.

El destino le devolvió en la cita coreana lo que le quitó hace cuatro años en Sochi tras quedarse a las puertas del podio. Javier Fernández se colgó la medalla de bronce olímpica, el único metal que le faltaba para cerrar un espectacular círculo donde ya lucían seis europeos consecutivos y dos mundiales, añadiendo el mérito de poner en el mapa un deporte desconocido en España donde él es una leyenda.

El madrileño se plantó en el hielo del Ice Center dispuesto a certificar la medalla olímpica que había dejado encarrilada el día anterior, donde se colocó en la segunda posición tras bordar, vestido de Chaplin, su programa corto con una puntuación de 107, 58, y quedándose a 4,10 puntos del favorito, japonés Yuzuru Hanyu, que defendía su oro olímpico de Sochi.

Enfundado en el traje de Don Quijote completó un programa limpio y en el que sólo se le escapó el tercer cuádruple, que dejó en doble, pero con los 197.66 puntos en el libre, 305,24 en total, se aseguró la medalla. Además, el madrileño que entra en el cuerpo de los personajes que interpreta, logró una gran nota en interpretación (96.14) bajo las notas musicales de ‘El hombre de la Mancha’. Su compañero de entrenamiento Hanyu, con un ejercicio superlativo, se volvió a vestir de oro tras sumar 317,85 puntos, seguido de su compatriota Shoma Uno, que le arrebató la plata al español por centésimas (306,90).

 

 

 

 

«Esta medalla es un sueño, me he quitado una espinita que tenía clavada. Me siento muy bien, súper bien; es la primera medalla olímpica en patinaje que tenemos en España y es verdad que no es de oro ni de plata, pero para mí sí que lo es. Todo el trabajo que hemos hecho ha servido para conseguir un sueño, que era conseguir una medalla olímpica. Sabía que podían ser mis últimos Juegos y me lo tomé como una última oportunidad de conseguirlo», confesó a EFE.

Superjavi, que abandonó Aluche para sufrir en Rusia y más tarde disfrutar en Canadá, ha escrito su historia sobre las pistas de hielo en un deporte que castiga la edad y que se ha vuelto cada vez más robótico por el interés de incluir saltos imposibles. Su carisma, su entrega, su madurez y seguridad fueron los ingredientes que salieron a relucir en la cita invernal para lograr por fin lo único que le quedaba por conquistar, el podio olímpico. Un broche espectacular a una carrera que empieza a llegar a su último capítulo y que le ha servido para agrandar, aún más, su mito. Dos títulos y dos bronces mundiales, seis europeos consecutivos, dos platas y un bronce en la Final del Grand Prix o siete victorias en este circuito. Porque el patinaje artístico no se entendería sin Javier Fernández.  Un joven que apostó por una disciplina con escasas estructuras en España y que tuvo que labrar su leyenda fuera.

Su bronce, el primer metal olímpico en el deporte de hielo nacional, se suma a los logrados por Regino Hernández hace unos días en boardercross, al de Blanca Fernández Ochoa en la prueba de eslalon en Albertville, y al oro de su hermano Paco en Sapporo 1972 en la misma modalidad. Los dos metales conseguidos en Pyeongchang han supuesto un hito para el deporte español, que por primera vez consigue más de una medalla en unos Juegos de Invierno.

 

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en JJOO Invierno

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies