¡Síguenos!

Videojuegos

Jedi Fallen Order es el juego que necesitábamos de Star Wars

Respawn ha sido capaz de reunir los mejores elementos de varias sagas para ofrecer una aventura sensacional.

El mundo de Star Wars puede ser una bendición y una maldición de forma simultánea puesto que cada aventura galáctica que se ha publicado a lo largo de los años ha venido unida a unas expectativas irreales de cara a recibir y disfrutar del mejor juego de su historia que evidentemente no se han cumplido en ningún caso, decepcionando a los fans y siendo motivo de mofa por parte de todos aquellos que no comulgan con sus preceptos.

Si a todo lo anterior le unimos que las aventuras en solitario parecían haber quedado en un segundo plano en los planes de futuro de la saga, la presencia de Star Wars Jedi: Fallen Order aspiraba a llenar un vacío que las distintas entregas del reciente Battlefront (con campaña o sin ella) no han sido capaz de conseguir. La sombra alargada de los Caballeros de la Antigua República (KOTOR), los Jedi Knight o incluso la primera parte de ‘El poder de la Fuerza’ nos dejaba un poso agridulce… hasta ahora.


El canon como referencia


Star Wars Jedi. Fallen Order sigue los designios de la reestructuración de la cronología galáctica y es que, dejando de lado todo lo ocurrido en el riquísimo y lleno de posibilidades Universo Expandido que pasa a ser considerado con el término ‘Leyendas’, se nos propone una historia bien narrada, con un desarrollo del personaje principal y que casa a la perfección con el susodicho canon que componen todas las películas (precuelas y clásicas) más las diversas series de televisión que se han emitido en los últimos años, con especial énfasis con Star Wars: Rebels.

Situado entre los Episodios 3 y 4, es decir, ‘La venganza de los Sith’ y ‘Una nueva Esperanza’, en Fallen Order vamos a manejar a Cal Kestis, un muchacho que, cinco años después de la Purga Jedi que acabó con los defensores de la galaxia tras la Orden 66, sobrevive a duras penas como chatarrero en un desguace imperial con un perfil bajo, pero oculta secretos que no le interesa compartir con nadie aunque eso termina resultando inevitable.

Como resultado de un accidente, Cal se ve obligado a huir haciendo un uso muy primario de sus poderes, puesto que no es un Jedi completamente entrenado sino un Padawan que debe refinar sus habilidades y no supone un rival para los Inquisidores Imperiales, esas figuras que en Rebels se dedicaban a ‘cazar’ Jedis durante este período de tiempo y que hacen acto de presencia como enemigos imbatibles en los primeros compases del juego.

Por fortuna para nosotros, Cal va a recibir el apoyo de la Mantis y su tripulación, compuesta por Cere Junda, alguien que tiene un trasfondo más que interesante, y por Greez Ditus, su peculiar capitán que hará las veces de alivio cómico en no pocas ocasiones durante el transcurso del juego, al igual que un simpático robot del que hablaremos un poco más adelante y que será vital como es BD-1.

Embarcado en la búsqueda de respuestas, Cal va a crecer como personaje que tiene sus dudas y remordimientos mientras desentraña secretos a lo largo de diversos planetas de la galaxia y logra recuperar habilidades que creía perdidas mediante unos flash-backs bien utilizados a la vez que incrementa sus poderes en una historia que nos garantiza no menos de 18 horas en un primer paso, cifra que se incrementará con los coleccionables de los que se compone el título.


Lo mejor de cada mundo


De cara a servir de inspiración para Jedi Fallen Order, Respawn ha bebido de distintas fuentes del mundo de los videojuegos y aderezado con las características de la saga galáctica, ha conseguido un ‘cocktail’ que sobresale en todos los aspectos y cuya implementación nos ha dejado más que satisfechos.

Con el buen pulso narrativo que ha impuesto Stig Assmusen, el antiguo director de God of War 3, Fallen Order ha sido capaz de construir una aventura en solitario que replica el excelente nivel que Respawn logró en Titanfall 2 e incluye una serie de mecánicas que le dan el equilibrio, la pausa, la rapidez o la épica necesaria para cada momento durante el transcurso de nuestra aventura.

Mención aparte merece el aspecto del combate, puesto que toma nota de características de los Soulsborne e incluso del más reciente Sekiro para evitar que el sueño de muchos que es manejar un sable de luz nos convierta en un adversario casi inmortal, pese a cuando nos atacan patrullas de soldados imperiales o los exponentes de la fauna de cada uno de los planetas.

En Fallen Order vamos a morir no pocas veces y es que el nivel de exigencia se incrementa con cada dificultad hasta llegar a la penalización máxima que es ‘Gran Maestro Jedi’ en el que los parrys deben ser perfectos para evitar que el daño sea casi total y que la muy agresiva IA nos lo haga pasar realmente mal.

Como buen ejemplo de los Soulsborne y Sekiro, no hay enemigo pequeño y deberemos estar con la guardia alta para evitar sorpresas desagradables, combinando esquivas, bloqueos, parrys y poderes de la Fuerza frente a las legiones de enemigos con los que nos cruzaremos, incluidos ‘mini-bosses’ o las enigmáticas Hermanas de la Noche que serán nuestros principales antagonistas.

Al igual que esa saga, no habrá un punto de guardado ni manual ni automático sino que tendremos que recurrir a los puntos de meditación para reforzar nuestro progreso, mejorar las habilidades que irán asociadas a avanzar en la historia y que tendrán tres ramas de aprendizaje que van desde los poderes de la Fuerza, el manejo del sable láser y los movimientos más poderosos que iremos desbloqueando y la supervivencia de nuestro personaje, o descansar, momento en el que recuperaremos salud y nivel de la Fuerza junto a reponer los packs de curación que nos pasa BD-1… junto al renacimiento de todos los enemigos.

El diseño de los niveles es sensacional para sacar el máximo partido a ese componente de exploración tan característico de los Uncharted (aparte de los momentos cinematográficos) y es que cuando tengamos que trepar por salientes o recorrer paredes laterales gracias a la Fuerza nos dan esa pausa tan necesaria en nuestra aventura o los ingeniosos puzles tan habituales en la franquicia Tomb Raider y que también hacen acto de presencia en este juego.

Descubrir atajos en el mapeado será fundamental a la hora de valorar la tercera pata de lo que propone Fallen Order más allá del combate y la exploración puesto que el componente clásico de los Metroid Prime o Zelda estará presente cuando tengamos que volver a los escenarios ya conocidos ya que gracias al uso inteligente del mapa tridimensional de BD-1, veremos todos esos lugares resaltados en rojo a los que no podemos llegar hasta que desbloqueemos el empujón de la Fuerza para romper una pared debilitada o bajar un puente de cara a seguir descubriendo los secretos que nos aguardan con lo que ese ‘backtracking’ está perfectamente implementado en la historia.


Un aspecto resultón


Utilizando la versión más actualizada del Unreal Engine, Jedi Fallen Order recrea los mundos de Star Wars de forma satisfactoria aunque no es ninguna referencia en la materia ni da la sensación de pretenderlo.

El juego lo hemos probado en PS4 Pro y podremos escoger entre un modo resolución, limitado a 30 fps y resolución 4K, o la opción rendimiento en la que llegamos a los 60 fps en 1080p. Aunque nos convence más la segunda alternativa, lo cierto es que se enriquece el conjunto en sí en este apartado.

El diseño artístico de los escenarios roza el sobresaliente clásico de la saga y nos hace creer que estamos allí, pese a que el comportamiento en ciertos momentos con alguna ralentización puede llegar a ser un poco molesta en los primeros momentos de carga o cuando abarcamos mucho mirando hacia el horizonte, no afectando en exceso a los combates que es lo fundamental.

Aparte de ese trabajo de optimización en algún que otro planeta que no mencionaremos para arruinar la experiencia y que seguro que llegará en un futuro no muy lejano, sería de agradecer la mejora en los tiempos de carga cuando muere nuestro personaje porque son mucho más lentos a la hora de devolvernos al punto de meditación al contrario de lo que ocurre cuando fallamos en un salto y caemos al vacío para aparecer al instante justo al lado.

El universo de Star Wars no sería el mismo sin la clásica partitura de John Williams y algunos de los temas clásicos están presentes para esta historia al igual que otros creados específicamente para Fallen Order con lo que el componente épico está más que garantizado y siempre es una gozada.


Conclusiones


Cuando parecía que había que abandonar toda esperanza de obtener un juego en el que se primara la campaña en solitario y tuviera lugar en el universo Star Wars, Respawn ha respondido al desafío con este Jedi: Fallen Order, que sigue el legado mostrado en los añorados KOTOR, el primero de ‘El poder de la fuerza’ o incluso en las aventuras de Kyle Katarn en las múltiples entregas de Jedi Knight, con los matices correspondientes al género diferente al que nos referimos.

Con una formidable mezcla en la que recurre a elementos de conocidas sagas como el combate de Sekiro o universo Souls, la exploración y espectacularidad de Uncharted o Tomb Raider y el ‘backtracking’ de Metroid Prime con el aderezo de la franquicia galáctica, Jedi: Fallen Order no ha introducido nada nuevo a la ecuación, pero ha conseguido un equilibrio que roza la perfección en esta historia de redención y crecimiento de Cal Kestis.

Lo que es evidente es que Respawn sabe lo que se trae entre manos y habrá que confiar en ellos (y en la Fuerza) con la vista puesta a futuras entregas de un juego que se ha ganado nuestro respeto y admiración en su puesta de largo y que tiene todos los ingredientes necesarios para ser uno de los tapados del año e incluso el mejor de todo 2019.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Videojuegos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies