¡Síguenos!

Fútbol

John Wick 3: la fórmula sigue funcionando

El film te atrapa, vuelve a ser trepidante, posiblemente la película de acción del año. Peleas, puñaladas, tiros, persecuciones de todo tipo

John Wick es una de esas sorpresas que nos depara del boca a boca. La primera entrega de esta, de momento, trilogía, nació como una película menor, posiblemente una de esas que las estrellas de Hollywood ruedan de vez en cuando para pagar facturas.

Sin apenas argumento, o con la venganza como argumento mil veces visto, la cinta no era más que una sucesión de escenas de acción, donde Keanu Reeves lucía sus habilidades en diferentes coreografías de lucha, eso sí, perfectamente filmadas. Sorprendentemente tuvo un notable éxito en taquilla, lo que generó una segunda parte en la que dudo que el actor tuviese más de diez o doce frases en el guión.

La secuela se desnortó un poco más y asumió un perfil mucho más de cómic: los personajes se hicieron menos reales, más de viñeta. La trama, sujeta con alfileres, nos llevó a un universo ya de ficción manga, de nuevo una adrenalítica cadena de peleas y tiroteos, luchas cada vez más cuidadas y más brillantes, peleas en el cuerpo a cuerpo que recordaban a las películas asiáticas de artes marciales pero con un look “anglosajón”, ese era su sostén. Y volvió a ser un éxito de taquilla.

Esta tercera entrega no engaña a nadie, no hay un cambio de dirección en el guión porque este apenas existe, nada nuevo, al contrario; todos saben ya lo que gusta y lo apuran, lo exageran, lo llevan al límite, todo es posible, trajes de chaqueta antibalas, Wick encaja con naturalidad tremendas palizas que matarían a un oso. No faltan atropellos y puñaladas que seccionan arterias pero que se solucionan con cuatro puntos de sutura que el propio personaje se aplica y ¡a seguir luchando! Pero el film te atrapa, vuelve a ser trepidante, posiblemente la película de acción del año. Peleas, puñaladas, tiros, persecuciones de todo tipo, más peleas, más puñaladas, más tiros, más persecuciones, todo te suena a repetido de la anterior entrega, a haberlo visto ya, pero aun así funciona y te tiene pegado a la butaca todo el metraje.

No sé qué recorrido le queda a esta franquicia, que sin duda ya es la trilogía de acción de los cinco últimos años. No sé si dará para mucho más, no sé hasta dónde una sucesión de magníficas e imaginativas coreografías de lucha pueden mejorarse tanto como para que esa cuarta entrega que ya se presume mejore esta, no lo sé. pPro diré que a mí no me ha decepcionado esta entrega, me lo he pasado en grande, me han dado justo lo que iba buscando y de calidad. Pero aviso, aquí no hay una trama como en Bourne, ni Wick es Bond, Wick es cómic. Wick es una pelea tras otra de más de diez minutos, una impagable escena con actores tirándose cuchillos, un tiroteo junto a una espléndida Halle Berry que dura 10 minutos y mueren 40 o 50 “malos”. Wick son peleas en moto o caballo, son tiros en la cabeza y puñaladas en un ojo, eso es Wick. Quedáis advertidos.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies