¡Síguenos!

Cine

Joker: una película con un mensaje envenenado

Joker es una buena película, pero para mí sobrevalorada. Es una película cargada con un mensaje envenenado que puede ser fácilmente malinterpretado.

Tengo que reconocer que he ido a ver Joker cargado de prejuicios. De entrada diré que no soy un gran seguidor del cine de superhéroes, del que además me siento agotado, pero tenía curiosidad por ver qué había hecho Todd Phillips, habitual director de cine de humor, con el personaje de Joker.

Jack Nicholson, Heath Ledger o Jared Leto, ya se habían metido en los zapatos de este villano con más o menos acierto y de forma más o menos caricaturizada, y tenía muchísimas dudas de esta revisión en solitario con él como único protagonista y centro de una historia alejada del cómic.

La película nos cuenta la historia de Arthur Fleck, un hombre con una enfermedad mental frenada a base de pastillas, que vive con su madre (me recuerda mucho al Norman Bates de Psicosis) y se gana la vida como payaso e intenta dedicarse al humor, ya que cree que su paso por la vida es para hacer reír a los demás. Una cadena de sucesos imprevistos harán que Arthur deje su medicación, perdiendo la cordura y acabe convertido en un asesino enfrentado a la sociedad que le rodea, esta vez con una gran semejanza al Travis Bickle de Taxi Driver.

El film a nivel de taquilla está teniendo una gran aceptación por parte del público, sobre todo del adulto, pero que desde mi punto de vista tiene un mensaje envenenado para otro tipo de público más juvenil.

El protagonista absoluto es Joaquín Phoenix, quien hace un notable trabajo y sale victorioso en una interpretación, que en este tipo de personajes siempre se puede correr el riego de sobre actuar, pero el actor puertorriqueño logra acercarse muchísimo a esa delgada línea roja sin atravesarla en ningún momento. La película se sujeta siempre sobre sus hombros, ya que aparece en el 99% del metraje, de hecho por momentos se agradece la aparición de algún otro actor en la escena, sin que esta pierda interés.

Una vez resaltado el gran trabajo del actor, nos queda la película y su mensaje, y aquí es donde yo me llevo una moderada decepción. Joker no es la película de cómics tradicional: es una película negra y oscura que pretende hacer una crítica mordaz al sistema capitalista en EEUU, pero que apoya parte de sus argumentos en la figura de un desequilibrado que sufre de una enfermedad mental y al que se presenta con simpatía y hasta con un perfil casi de héroe de una manera peligrosa. Joker no es Deadpool, ni esta es una película de humor, sino todo lo contrario. Joker es un asesino enfermo, y su violencia no se puede tratar con un trazo tan benevolente, aunque sea para denunciar algo real.

Vivimos tiempos complicados y en EEUU lo saben bien, tiempos donde la violencia gratuita no puede ser ni aclamada ni bendecida. Los tiroteos en colegios en el país de la barras y estrellas, los chalecos amarillos en Francia o lo que estamos viendo estos días en Cataluña son fiel reflejo. Puede que esta sociedad actual tan frívola y poco solidaria cree monstruos, solo hay que ver cinco minutos de un telediario para comprobar hasta dónde somos capaces de llegar como sociedad, pero la solución como nos la presenta Todd Phillips –su director- no puede estar en manos de un loco asesino perturbado, no se puede presentar al Joker como el héroe que Gotham, como metáfora del mundo y de la sociedad actual, necesita ante la maldad de los millonarios capitalistas.

Joker es una buena película, para mí sobrevalorada, con un gran personaje que da mucho juego interpretativo y un maravilloso actor que lo sabe aprovechar, pero también es una película cargada con un mensaje envenenado que puede ser fácilmente malinterpretado.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Cine

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies