¡Síguenos!
Josep Lluís Núñez. @FCBarcelona_es
Josep Lluís Núñez. Foto: Twitter @FCBarcelona_es

Barcelona

El presidente que fichó a Maradona, Schuster, Ronaldo, Rivaldo… y Cruyff para el banquillo

Fallece Josep Lluís Núñez, el presidente más longevo de la historia del FC Barcelona (22 años).

Para los que crecieron en los 80 hay algunos nombres indisolublemente ligados a instituciones y lugares de esa época: ya sea un Cuba-Fidel, un Papa-Juan Pablo, o un Barça-Núñez. A ese nivel llegó el influjo del presidente más longevo de la historia del FC Barcelona (22 años), que acaba de fallecer cuando se aproximaba el 40º aniversario de su triunfo en las elecciones que lo llevaron hasta una poltrona de la que le costó apearse. Las décadas blaugrana de los 80 y de los 90 llevan un nombre y un apellido en una época en la que no se consideraba políticamente incorrecto que alguien llamase José Luis a quien en realidad se llamaba Josep Lluís, aquí y en la China popular.

Un presidente del que José María García, otra leyenda de aquella época, dijo que “al principio no tenía ni puta idea, pero que es el mejor presidente de la historia, porque aprendió”. Tal vez porque sus años en el cargo pueden resumirse como un ciclo cerrado con el mismo principio y final: reventar el mercado con los fichajes más caros de la historia. Incluyendo jugadores como Maradona y Schuster y el correspondiente entrenador de moda, Menotti, a principios de los 80, y volver a hacer lo propio a finales de los 90 “asesorado por su portera” para traer a Ronaldo y Rivaldo, junto al denostado Van Gaal.

En medio de ese círculo deportivo caótico de ida y vuelta, creó La Masía, el Museu del club, rompió la hegemonía blanca en el baloncesto y creó el equipo de balonmano más potente de la historia. Logros opacados por sus dos mejores decisiones: fichar a Johann Cruyff y mantenerlo en el cargo cuando el resto de la directiva lo quería fuera. La estratégica decisión de delegar en el holandés toda la planificación deportiva fue consecuencia de su bizantina primera década donde apenas se ganó una mísera liga. “Núñez no me contrató porque compartiese mis planteamientos, yo era un fichaje político y él necesitaba salvar su posición”, sentenciaría Cruyff años más tarde, en una muestra del pulso constante que ambos mantuvieron por ser la cabeza visible de un club que acabó dividido entre nuñistas y cruyffistas y con el genial Johann fuera del Camp Nou.

No es de extrañar que por esa tensa relación amor-odio, tenga visos de realidad la leyenda que cuenta que ante la negativa de Núñez y su lugarteniente Gaspart de realizar el segundo mayor desembolso económico de la historia del club en un defensa (Koeman), que a la postre marcaría el gol más importante de la historia barcelonista, el propio Johann Cruyff los apuntó con su dedo acusador y les espetó un “tú y tú, ni puta idea”. Nadie puede discutir que la historia del FC Barcelona tiene un antes y un después del “14”. Queda por decidir dónde empieza y dónde acaba el mérito de confiar en un genio por parte de alguien que “no tenía ni puta idea”.


Una vida de extremo a extremo: de los secarrales de Castilla a la húmeda yunga tucumana. De Perico Alonso a Messi. De la ingeniería al cine. De la A de Argentina a la Z de Zambia.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Barcelona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies