¡Síguenos!
Karim Benzema

Café Society

Las siete vidas de Karim

Benzema está siendo clave porque su cabeza y sus piernas se han puesto de acuerdo.

Parece que es necesario que el Real Madrid se encuentre en fase terminal para que Karim Benzema saque a relucir todo su potencial. Es justo reconocerle a Karim sus méritos en una temporada donde las buenas noticias brillan por su ausencia, de hecho, puede que esté llenando nuestro vacío existencial, al menos, hasta que la flor de Zidane vuelva a dar sus frutos. Fui muy crítica con el francés al principio de la temporada porque el sedentarismo me genera mucho desasosiego, pero a estas alturas, es posible que Karim sea el único motivo por el que sacrifico cualquier otra actividad para sentarme enfrente del televisor y sufrir gratuitamente. Benzema está siendo clave porque su cabeza y sus piernas se han puesto de acuerdo.

El partido ante el Huesca fue la prueba fehaciente de que los encuentros que restan pueden servirle a Zidane para hacer muchas pociones mezclando diversos ingredientes. Un poco de Isco, una cucharada de Marcelo, una pizca de Llorente, un toque de Ceballos, añadimos a Brahim y terminamos el experimento con Luca porque todo queda en casa. Prueba y error. En este período de entreguerras habrá muchas oportunidades y serán pocos los que se las tomen en serio, sin embargo, son varios a los que solo les queda una bala en la recámara para ganarse el beneplácito de Zizou y salvaguardar una cama caliente en el Real Madrid la próxima temporada.

Más allá del empeño de Benzema por mantenernos despiertos, el Madrid no es siquiera un equipo. Su respuesta ante el empuje de un colista en estado de gracia fue tan triste, que no mereció el estallido de júbilo final. Nadie fue capaz de darse cuenta de que la remontada necesitaba a varios protagonistas en lugar de a tanto solista preocupado por sus propios intereses. La causa de Isco es comprensible, pero molestó a Llorente en reiteradas ocasiones al retroceder su posición de manera incomprensible. En el centro del campo había un agujero negro que Ceballos tampoco pudo llenar, y solo el empuje de Odriozola, las improvisaciones de un oxidado Brahim o el talento de Benzema invitaban a tener cierto grado de esperanza. Ante un Madrid bajo tierra, a Benzema todavía le quedan unas cuantas vidas para ponerse panza arriba y darnos un poco de espectáculo. Teniendo en cuenta cómo pinta el mes de abril, poco más se puede pedir.

Periodista. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. LaLaLandera. Tiene carácter, talento y, para colmo, nació cuando la mayor parte de nosotros ya teníamos media carrera hecha (o deshecha). Posee una gran habilidad para salir al corte en el fútbol y en la redacción, aunque es más de ponerla en la escuadra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Café Society

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies