¡Síguenos!
Kerman Lejarraga

Boxeo

Kerman intentará volver al ring por la puerta grande

Kerman ‘El Revolver’ Lejarraga vuelve al ring este sábado con los deberes hechos y la idea de volver a la senda de la victoria. Tras la derrota del pasado 30 de marzo ante el ruso David Avanesyan en la cabeza de Lejarraga solo cabe sobreponerse y volver a ganar.

Bilbao volverá a acoger una gran noche de boxeo. La capital vizcaína se ha convertido en la Meca del boxeo en España y desde hace ya algunos años, todos los aficionados a este deporte hacen el peregrinaje a Euskadi para poder contemplar un espectáculo boxístico de primer nivel.

En está ocasión, la pelea estelar de la noche estará protagonizada por Andoni Gago y Jesús Sánchez. Vasco y madrileño medirán fuerzas para conseguir alzarse con el título europeo EBU del peso gallo que ha dejado vacante Kiko Martínez. Sin embargo, sin desmerecer la calidad de estos dos boxeadores, el reclamo de la velada será la vuelta al ring de Kerman Lejarraga. Hace poco más de dos meses, ‘El Revolver’ perdió su título europeo ante el ruso David Avanesyan. Era la primera vez que perdía una pelea. El rival era de categoría (había sido campeón del mundo), pero nadie en el Bilbao Arena pensaba que pudiese someter al vasco.

Kerman se caracteriza por su gran pegada y por ser un buen encajador, pero en aquella fatídica noche de sábado el pasado 30 de marzo, no fue suficiente. Al ‘Revolver’ le falló la estrategia. No está acostumbrado a que las peleas acaben a los puntos y fue a por su rival para intentar acabar por la vía rápida antes de que se cumpliesen los doce asaltos pactados. Esta forma de encarar la pelea hizo que descuidase su defensa y que un imperial Avanesyan, que hizo todo bien, aprovechase las circunstancias para acabar la pelea con un TKO. El ruso se movió bien, cambió de guardia a su antojo, conectó casi todos los golpes que lanzó y su juego de piernas fue espectacular. Por su parte, Kerman estuvo más lento que en otras ocasiones y casi no consiguió conectar ningún golpe de poder de eses que le caracterizan. De haberlo hecho el devenir de la pelea habría cambiado, ya se sabe que cuando el de Morga consigue conectar sus poderosos golpes es difícil, por no decir imposible, que a su rival le aguanten las piernas.

Kerman peleará esta vez con el mexicano Luis ´Muecas´ Solís. El rival de Lejarraga tiene 27 años y es originario de Mérida, Yucatán. Cuenta con un récord de 25-9-4. De sus 25 victorias 21 han sido por la vía rápida. El mexicano se caracteriza por ser un buen golpeador, un boxeador que no rehuye la distancia corta y que se siente cómodo con el intercambio de golpes. Llegará a Bilbao con la pretensión de ganar el título Latino del Consejo Mundial de Boxeo (WBC) que está en juego con la intención de seguir progresando en su carrera y optar algún día a un título mundial. Kerman no se lo pondrá fácil, pues el vasco también es un rival al que le gusta ir al frente y apostar por el intercambio de golpes. La pelea está pactada a diez asaltos y seguro que no dejará indiferente a nadie.

Tanto Kerman como su equipo han querido regresar al cuadrilátero con la mayor brevedad posible con la intención de volver a recuperar las buenas sensaciones. La derrota cayó como un jarro de agua fría, pero el boxeo es así. Una mala noche la tiene cualquiera y Kerman la tuvo, no se acaba el mundo. En los últimos años se ha extendido el falso mito de que un boxeador debe acabar su carrera invicto para ser considerado uno de los grandes. A esto ha contribuido en gran medida Floyd Mayweather, que ostenta un récord de 50-0. Sin embargo, a pesar de que la carrera del estadounidense ha sido impecable, no es lo habitual. Los boxeadores pierden peleas, es parte del deporte. Un gran campeón no se distingue por no perder, lo hace no rindiéndose y volviendo a pelear tras una derrota, no dándose por vencido y perseverando. Ese es el espíritu del boxeo, y Kerman lo tiene.

Desde que existe el boxeo muchos púgiles que perdieron consiguieron regresar con una victoria. Estos solo son algunos ejemplos de ello, aunque a lo largo de la historia del boxeo habría ejemplos como para publicar un reportaje cada día durante años.


Muhammad Alí


Está considerado uno de los mejores boxeadores de la historia, pero también sabe lo que es perder peleas. El 8 de marzo de 1971 perdió los títulos WBA y WBC del peso pesado ante Joe Frazier. En el siguiente combate, tres meses más tarde, ganó el título NABF ante Jimmy Ellis. Ese cinturón lo perdió posteriormente el 10 de septiembre de 1973 contra Ken Norton, para volver a recuperarlo en su siguiente pelea. Lo mismo le pasó en septiembre de 1978 cuando perdió contra Larry Holmes los títulos de WBC y WBA y los recuperó en la pelea siguiente, la de la revancha pactada en el primer combate.


Manny Pacquiao


El filipino es otro de los grandes del boxeo, considerado durante su época dorada, el mejor peleador libra por libra. Sin embargo, eso no lo ha eximido de caer derrotado en el ring. En marzo de 2005 perdió por decisión unánime la pelea ante Érik Morales por los títulos bacantes AIBA y CMB. El CMB lo ganaría en su siguiente pelea seis meses mas tarde contra Héctor Velázquez. Más adelante volvió a perder de forma consecutiva con Timothy Bradley y con Juan Manuel ‘Dinamita’ Márquez por decisión divida y KO respectivamente. Cuando todos daban por finalizada la carrera de Pacquiao, regresó para ganar el título OMB ante Brandon Ríos. Desde entonces ha vuelto a perder dos veces, pero en ambas ocasiones ha conseguido regresar con una victoria.


Juan Manuel Márquez


Posiblemente el mexicano pasará a la historia del boxeo por su trilogía contra Manny Pacquiao. Después de dos duras y controvertidas derrotas no se dio por vencido y aceptó una tercera pelea contra el filipino. Consciente de que en caso de que la pelea acabe decidiéndose por los puntos los jueces suelen favorecer al campeón, se fue a por Pacquiao con la idea de terminar el combate por la vía rápida. Lo consiguió y en el sexto asalto mandó a ‘Pacman’ a dormir. Le hicieron falta tres peleas para demostrar que no se equivocaba cuando afirmaba que podía ganarle a Pacquiao. Nunca se dio por vencido y acabó consiguiendo su propósito.


Mike Tyson


El estadounidense todavía cuenta con el reconocimiento de tener uno de los mejores ganchos de derecha que se haya visto sobre un ring. Su diestra funcionaba como una auténtica prensa hidráulica cuando conseguía conectar alguno de esos uppercuts. Pocos rivales han conseguido recuperarse tras encajar alguno. A pesar de ello, a Tyson le tocó perder en varias ocasiones. La más notoria fue la descalificación que sufrió tras morder a Evander Holyfield. Era la segunda pelea consecutiva contra su compatriota y ante la desesperación de volver a ceder perdió los nervios y protagonizó una de las historias más conocidas del boxeo. Sin embargo, incluso después de aquel incidente volvió a pelear y consiguió cinco victorias, aunque nunca pudo volver a ser campeón del mundo.

Vigués afincado en Madrid. Aficionado a los golpes en la cabeza y, por ende, también al motociclismo y al boxeo. Su primera bicicleta tenía motor y desde ahí ha ido in crescendo. El día que descubrió que no iba a ser ni el próximo Kevin Schwantz ni el próximo Muhammad Ali decidió dedicarse al periodismo. En sus ratos libres le gusta complicarse la vida y leer sobre filosofía y la Guerra Civil, probablemente a causa de algún traumatismo craneoencefálico.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Boxeo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies