¡Síguenos!

La Tribuna de Brian Clough

La Copa de la Liga y sus peculiaridades

Victoria pues para el Liverpool, que, según declaraciones de Klopp, quizá no se presente a jugar los cuartos de final porque coinciden con el Mundialito.

Mientras veía el Madrid-Leganés en el ordenador y sin sonido tenía en la televisión un Liverpool-Arsenal en los octavos de final de la Carabao Cup, enésimo patrocinador (una bebida energética) de una competición que se ha llamado Littlewoods Cup, por una tienda de moda, y hasta Milk Cup, para patrocinar el consumo de leche. Otros tiempos. Es, en cualquier caso, la Copa de la Liga, competición que no existe en muchos países por la congestión del calendario y porque Copa ya hay una y no hace falta más.

En Inglaterra la competición perdura, pese al esfuerzo que supone para los jugadores. No es tanto el no parar en Navidad lo que daña a la selección inglesa; es tener que hacerle hueco a una competición que ya no ofrece el jugar la Copa de la UEFA a su ganador. Pero es tradición y los ingleses gustan de su tradiciones. Pero además del nombre, la competición ha cambiado en su apreciación. Tuvo una época donde ganó fuerza. Los clubes ingleses quedaron excluidos de las competiciones europeas tras la tragedia de Heysel, y la Copa de la Liga aparecía ya como un título interesante.

Con la vuelta a Europa y los más exigentes calendarios en Champions y Europa League (porque así lo quisieron los clubes), el torneo quedó relegado en el orden de prioridades. Los clubes en los últimos tiempos han utilizado la competición de 2 maneras. Una, llamémosle «Modelo Wegner», que consiste en dar partidos a las promesas del equipo aunque pierdan. Dos, el «Modelo Mourinho», que toma la competición como la oportunidad de ganar un título e implantar en la plantilla la costumbre y mentalidad de ganar. Ambos modelos chocaron en una final que ganó, naturalmente, el Chelsea con sus estrellas ante un Arsenal de promesas.

El Liverpool-Arsenal fue un partido entre 2 equipos del modelo Wegner, y así se repartieron errores y aciertos propios de las ganas, ilusión e inexperiencia de los jugadores. El Liverpool contó con Milner, Origi, Lallana y Joe Gómez entre sus jugadores senior, aunque ninguno titular, y una colección de chavales con números más allá del 60, como si fueran líneas de autobús. Destaca Harvey Elliot, jugador que ha estado en los titulares por su precoz debut en la Premier, aún en las filas del Fulham, y por una mofa hacia Harry Kane que le costó 2 semanas de sanción. Tiene buena pinta a sus 16 años, pero muchos también la tuvieron y no llegaron. Habrá que tener paciencia.

En el Arsenal jugaron 2 campeones del mundo, como Ozil y Mustafi. A veces hay que frotarse los ojos ante este detalle, sobre todo con el ex-valencianista, autor además del primer gol del partido. En propia meta. El 1-0 se convirtió en un 1-3 con una serie de buenos ataques convertidos casi a bocajarro por el uruguayo Torreira y Martinelli, 2 veces. El brasileño, aún adolescente, también apunta buenas maneras y ha marcado en la Europa League. Fue, sin embargo, un penalti cometido por él el preámbulo del 2-3 convertido por Milner.

El centrocampista del Liverpool tomó el testigo de Martinelli y regaló el 2-4 después de una pequeña genialidad de Ozil para mantener el balón en el campo y asistir a Maitland-Niles. Lejos de rendirse, Oxlade-Chamberlain y Origi pusieron el 4-4, una locura. Y pese a estar entre la espada y la pared el Arsenal encontró un gol, un golazo, convertido por Willock, un remate desde fuera del área parecido al gol de Oxlade.

En tiempo de descuento empató una vez más Origi, 5-5. Un partido emocionante y, pese a los errores, entretenido (a veces es bueno recordar que el espectador tiene que pasarlo bien), acabaría en la tanda de penaltis, en la que sólo falló Ceballos, tras salir como suplente y sin poder influir en el correcalles. Victoria pues para el Liverpool, que, según declaraciones de Klopp, quizá no se presente a jugar los cuartos de final porque coinciden con el Mundialito. Por si quedan dudas de lo apretado del calendario y de la importancia de la Carabao Cup

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en La Tribuna de Brian Clough

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies