¡Síguenos!
Lewis Hamilton celebra su pole. / Foto: James Moy Photography/PA Images /Cordon Press

Fórmula 1

La lluvia devuelve a lo más alto a Lewis Hamilton

Los dos pilotos de Mercedes lideran la clasificación de un GP de Hungría que contó con la gran actuación de Carlos Sainz, quinto

Una tormenta de verano fue la protagonista inesperada de la jornada. Tras su llegada, la clasificación dio un vuelco y Lewis Hamilton, quien venía realizando un fin de semana discreto, se llevó la pole. Junto a él, a tres décimas, finalizó Valtteri Bottas, su compañero de equipo. La segunda línea fue completa para Ferrari, con Kimi Räikkönen por delante de Sebastian Vettel. El primero de los mortales fue Carlos Sainz, quinto, igualando su mejor resultado en clasificación. Fernando Alonso, por su parte, consiguió la undécima plaza, por lo que mañana saldrá por la zona limpia y con la libertad de poder escoger gomas.

La carrera de Hungaroring es la última antes del parón veraniego y nadie se la quiere perder, ni siquiera la lluvia, que hizo acto de presencia en la tarde del sábado para poner algo de emoción a la clasificación. Un entreno cronometrado que, al igual que sucede en el Gran Premio de Mónaco, supone en torno a un 90% del puesto en el que se finalice mañana la carrera. Esto se debe a que en Budapest es muy complicado adelantar, dada la estrechez del trazado.

La primera ronda de clasificación se desarrolló cayendo tímidas gotas sobre el trazado, hecho que aprovecharon los pilotos para marcar los cronos, antes de que empezase a llover con más intensidad. Al final de la Q1, el compañero de Alonso, Stoffel Vandoorne, junto con Esteban Ocon, Sergio Pérez, Sergey Sirotkin y Charles Leclerc fueron los eliminados.

Fue comenzar la Q2 y caer el diluvio. Desde los primeros segundos, los pilotos reportaron por radio problemas para rodar. Räikkönen y Lance Stroll incluso trompearon, aunque con peor suerte para el canadiense, quien perdió el control de su Williams y se estrelló contra un muro, perdiendo el alerón delantero del monoplaza. Alonso fue, una vez más, protagonista por los mensajes de radio a su ingeniero: “Donde mejor está el coche es en el garaje”, dijo, refiriéndose a las condiciones del trazado. Y siguió: “Creo que deberíamos entrar al garaje y ver las condiciones. Es conducir para nada, no vamos a mejorar, el último sector es casi imposible”. Tras ser preguntado en el corralito por estos mensajes, el asturiano mostró su enfado con la FOM: “Mi radio estaba puesta, tienen esa gran costumbre de poner siempre la mía. Si no mejoramos del once y está lloviendo más, no se qué puedo decir. Tienen esa sana costumbre y, bueno, qué les vaya bien”.

Al término de la segunda ronda ya solo quedaron diez pilotos en pista puesto que Alonso, Daniel Ricciardo, a quien pilló a contrapié la lluvia, Nico Hulkenberg, Marcus Ericsson y Stroll fueron los eliminados. El último, tras su accidente.

La Q3 puso un broche de infarto dado que, por un momento, hasta Sainz llegó a rodar tercero. Sin embargo, el madrileño no aguantó el poder de los Ferrari y mañana partirá desde la tercera fila de parrilla, tras los dos Mercedes y los dos Ferrari. Mala clasificación para los pilotos de Red Bull, siendo el primero Max Verstappen, en séptimo lugar.

Mañana se apagará el semáforo rojo a las 15:10 hora peninsular, por lo que, en torno a las cinco de la tarde y tras setenta vueltas, se conocerá el ganador del Gran Premio de Hungría de Fórmula 1.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Hamilton se va de vacaciones con una cómoda victoria | Fórmula1 | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fórmula 1

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies