¡Síguenos!
Toni Kroos durante el partido ante el CSKA I CORDON PRESS

Café Society

La mirada perdida

El equipo de Lopetegui empieza a caer en el aburrimiento de lo cotidiano.

Ya hasta en Moscú nos cobran la visita, eso sí que tiene que hacernos reflexionar. En Rusia no conocen la piedad y a pesar de su respeto por las tradiciones, creyeron pertinente que un Madrid indolente no merece respeto. El equipo de Lopetegui empieza a caer en el aburrimiento de lo cotidiano. Los jugadores se desangran a lo largo de los noventa minutos a través de un laberinto de pases a ninguna parte que no tienen mala intención, pero seamos honestos, este equipo nunca ha vivido de eso.

El Madrid más ordenado de los últimos años ilusionó en las primeras funciones, pero ahora mismo, las pasa canutas para agotar las entradas y da gracias a que arranca dos o tres aplausos de consolación al final de cada partido. No hay jugador más preciso que Kroos y hasta el alemán sufre los estragos del momento. Lo de Toni anoche responde, espero, al miedo que provoca en los alemanes penetrar en territorio ruso, de otra manera, el partido de ayer del germano es una mancha grave en el expediente de un teniente impecable.

Me repito constantemente que la falta de gol es pasajera, como la gripe. Creo firmemente en el proyecto que tiene en mente Lopetegui y me apenaría demasiado que una tormenta se llevase por delante los cimientos de una gran idea. Con matices, porque hay ciertas cosas a las que debemos renunciar. A Benzema, por ejemplo, se le han agotado los indultos. Su vida burguesa debe pasar por la guillotina. Reconozco, que confiar toda nuestra suerte a la ambición de Mariano es un tanto arriesgado, pero al menos, el canterano agradecerá la oportunidad hasta que las fuerzas le abandonen. No quiero ver a un Madrid más parecido a Los chicos del coro que a Los Vengadores, me he vuelto más práctica. Yo, por mi parte, renunciaré al dulce y a los halagos injustificados hacia Asensio, porque visto lo visto, al mancebo no le estimulan, al contrario.

El partido del Madrid no fue malo, fue entrañable. Imagínense al jinete sin cabeza de Sleepy Hollow pidiendo permiso a sus víctimas antes de seccionarles la testa, y ahora repasen las ocasiones del Madrid, los innumerables centros, los unos para uno. Cuando no jugábamos a nada, bostezaba menos. Solo Ceballos aspira a llevarse el premio a mejor actor de reparto, porque Lucas Vázquez corretea cabizbajo desde la marcha de Zidane. Este equipo, por si no se lo habían olido ya, todavía va a sufrir mucho las pérdidas.

Dicho esto, creo firmemente en que el Madrid reaccionará, ya sea por propia voluntad o por un tortazo procedente de otras manos. Tengamos cuidado con las noches de furia donde salimos a quemar la ciudad, es pronto para declarar el estado de sitio. Hagámosle caso a Shakespeare, si todo el año fuese fiesta, divertirse sería más aburrido que trabajar.

Periodista. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. LaLaLandera. Tiene carácter, talento y, para colmo, nació cuando la mayor parte de nosotros ya teníamos media carrera hecha (o deshecha). Posee una gran habilidad para salir al corte en el fútbol y en la redacción, aunque es más de ponerla en la escuadra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Café Society

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies